Luchas por el discurso histórico 70 años después de la Victoria

Putin ha acusado a varios vecinos de Rusia de tratar de tergiversar la historia de la Segunda Guerra Mundial. Fuente: TASS

Putin ha acusado a varios vecinos de Rusia de tratar de tergiversar la historia de la Segunda Guerra Mundial. Fuente: TASS

En vísperas de la celebración del aniversario de la victoria en la Segunda Guerra Mundial, los historiadores rusos debaten acerca del discurso utilizado por algunos mandatarios polacos y ucranianos actuales sobre el conflicto. Vladímir Putin ha criticado públicamente los intentos por “tergiversar la historia”.

Meses antes del aniversario hubo una serie de polémicas declaraciones respecto al papel de la URSS en la victoria sobre la Alemania nazi. En Rusia las que más resonancia tuvieron fueron las palabras del ministro de Exteriores de Polonia, Grzegorz Schetyna, que afirmó que el campo de concentración Auschwitz fue liberado por los ucranianos, ylas del primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, que habló de la “intervención de la URSS en Alemania y Ucrania” durante los años de guerra. 

Vladímir Putin respondióa estas declaraciones durante la reunión del comité organizador de celebración de 70 años de la Victoria. El presidente ruso relacionó estos “intentos de rehacer y tergiversar los sucesos de aquella guerra” como una “mentira cínica” que pretende “minar la fuerza y la autoridad moral de la Rusia moderna, privándola del estatus de país ganador” y que se “utilizan las especualciones históricas en juegos geopolíticos”.  

Nikita Petrov, del centro de derechos humanos Memorial, cree que la situación no es la que describe Vladímir Putin. “En realidad nadie tergiversa la historia de la guerra”, dice el historiador. Considera las palabras de  Schetyna y Yatseniuk “declaraciones orales” y “afirmaciones emocionales” que no deben tomarse en serio, ya que no reflejan la postura oficial de los estados que representan. 

Sin embargo, otros historiadores rusos creen que los asuntos históricos se utilizan por los vecinos de Rusia de acuerdo con los intereses de su política actual. Dmitri Andréiev, de la Universidad Estatal de Moscú, cree que actulamente se han “intensificado los intentos de nuestros opositores ideológicos de reexaminar algunos hechos de la Gran Guerra Patria, sobre todo los resultados”. 

El historiador Alexander Diukov, jefe de la fundación Memoria Histórica, toma como ejemplo Ucrania y afirma que en los años anteriores se ha dedicado a “reescribir la historia”, glorificando los delitos de los nacionalistas ucranianos

Esto provocó tensiones en la sociedad, que se han acabado por convertir en una de las causas del actual conflicto civil, afirma. 

Alexander Diukov considera que Rusia no tiene problemas con publicar los datos vinculados con los períodos ambiguos del pasado. “ No veo que se estén ocultando sistémicamente las páginas trágicas de la historia soviética. Por lo menos nunca he visto que en el gobierno ruso negase la represión de Stalin o la tragedia del hambre de los años 30”, dice el historiador. 

Sin embargo, los historiadores más críticos reprochan a las autoridades y sus colegas rusos de considerar “ una tergiversación de la historia” las narrativas que tienen sus vecinos, en las que se describe la época soviética, incluyendo la mayoría de los temas vinculados con la victoria del fascismo, en tonos más sombríos. Según ellos esto es justificable debido al papel que jugó la Unión Soviética en la vida de muchos países de Europa del Este durante comunismo.

Lea más: ¿Qué sabía en realidad Stalin sobre el ataque nazi en 1941?>>>

¿Qué información le proporcionaron al respecto los órganos de seguridad? Las respuestas a estas preguntas han interesado a los investigadores durante décadas. Recientemente se han desclasificado nuevos materiales relacionados con este tema.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies