Dos recetas vegetarianas de la dieta soviética

¿Cómo se las arreglaban las personas que no comían carne en aquella época?

¿Cómo se las arreglaban las personas que no comían carne en aquella época?

Hacia falta determinación y un punto de excentricidad para negarse a comer carne en la URSS.

Vegetarianos, veganos, crudívoros, los que no comen gluten...En la actualidad se han multiplicado los grupos que deciden cambiar su dieta por motivos ideológicos o de salud. En Rusia este tipo de tendencias no están tan extendidas como en los países occidentales, pero aún así existen. 

Ahora hay más posibilidades donde elegir, pero en aquellos días en los que había menos variedad, ¿cómo hacía la gente para no comer determinadas comidas?

Con el objetivo de descubrir esa experiencia hablé con un viejo amigo de mi familia, mi “abuelo adoptivo”, un físico de 82 años, que trabaja por la noche, duerme durante el día, no come carne y tiene un gran sentido del humor. ¿Excéntrico? La verdad es que sí, pero eso era lo que había que ser para decidir no comer carne hace 30 años.

“Me hice vegetariano en 1982, y creo que serlo es lo que me permite vivir sin pastillas, ¡ni tan siquiera me pongo enfermo! Claro, la gente todavía cree que soy raro...”

“Cuando me invitaban a algún sitio, solo como ensaladas. Me comía todo el perejil y las cebollas en los platos de arenque. En aquellos tiempos conocía a otros dos vegetarianos, uno de ellos es también físico y no solo vegetariano, sino también crudívoro. Lo he visto hace poco y me ha dicho que ha vuelto a una dieta 'normal', porque era muy difícil”, declara con una sonrisa colgada de la boca.

“Estoy seguro de que hay más vegetarianos de lo que creemos y que siempre los ha habido pero es cierto que es difícil ser vegetariano en este país”, concluye.

Lentejas con albaricoques o damascos secos

Limpiar las lentejas y retirar las defectuosas.

1 vasito de lentejas
1-2 cebollas, cortadas en pedazos pequeños
50 g albaricoques o damascos secos
25 g de nueces
2-3 cucharadas de aceite de oliva o girasol

Colocar en una sartén con 2 ½  vasos de agua y hervir a fuego lento durante uno hora o 90 minutos, hasta que estén cocidas.

Colocar los albaricoques secos en agua durante 15 minutos. Cortarlos. Salterlos con las cebollas, añadir sal y pimienta al gusto. Después añadir las lentejas, posteriormente las nueces. Cocinar durante unos 10 minutos y retirar del fuego. Añadir hierbas aromáticas antes de servir. 

Judías verdes con nueces

Cortar y pelar las judías verdes.

1 taza de judías
50 gramos de nueces
1 cebolla
Sal, pimienta y hierbas aromáticas

Lavar y secar. Hervirlas con una tapa.

Añadir las cebollas y cocerlas también.

Romper las nueces en pedazos pequeños, añadir las nueces, sal y pimienta al gusto.

Remover con una cuchara de palo. Antes de servir se pueden añadir hierbas aromáticas.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.