Se crea una base de datos para encontrar las órdenes concedidas a los soldados soviéticos desaparecidos

Fuente: archivo personal

Fuente: archivo personal

Miles de personas quedaron en paradero desconocido durante la Segunda Guerra Mundial. Con motivo del 70 aniversario de la Victoria, se pone en marcha un proyecto para recuperar las memoria de los hombres y mujeres que cayeron en combate.

El maestro de escuela soviético Vasili Masliónkov llegó a enviar más de 150 cartas. Pero nunca regresó junto a su mujer y su hija, ya que falleció en agosto de 1943 cerca de Smolensk (a 400 km de Moscú).

No ha sido hasta 2015 cuando su hija Tamara Masliónkova, que, como su padre, ejerce de maestra, ha tenido conocimiento de que se le había concedido post mortem la Orden de II Grado de la Gran Guerra Patria.

Para poder encontrar a sus familiares, es necesario saber el nombre, el apellido y patronímico de la persona que se está buscando.

Ha sido posible gracias a una base de datos online llamada “Las Estrellas de la Victoria”, publicada en ruso en la página web de Rossiyskaya Gazeta y cuenta con el apoyo del Ministerio de Defensa.

Durante los casi cuatro años (1941-1945) que duró la Segunda Guerra Mundial los soldados del Ejército Rojo fueron laureados con diversas órdenes y medallas en 38 millones de ocasiones. Por desgracia, en muchos casos el interesado no llegó obtener su medalla. Ahora los propios veteranos y sus familiares podrán obtener más información sobre esas condecoraciones que nunca llegaron a entregarse.

“Querida: –escribe Vasili Masliónkov en una carta dirigida a su mujer– Pronto hará once meses que nos separamos. Siempre recordaré que no queríamos separarnos, no ya unos pocos días, sino ni tan siquiera unas horas”. Ahora su memoria sigue viva en las fotografías de antes de la guerra y las cartas que su hija Tamara conserva como una reliquia.

Casi 70 años después del final de la guerra, muchos de los que tomaron parte en ella y sus descendientes se han diseminado por todo el mundo. La redacción de RBTH espera que, también para ellos, este proyecto resulte de utilidad e interés.

Si tenéis amigos rusos que residen en vuestro país, o vosotros mismos sois emigrantes o descendientes de emigrantes que sabéis que vuestro padre, madre, abuelo o abuela lucharon entre 1941 y 1945, consultad nuestra página y comprobad si, entre los nombres de aquellos que nunca recibieron su merecida condecoración, se encuentran vuestros seres queridos.

Gracias a la ayuda de nuestros lectores ya hemos podido localizar a diversas familias o, por lo menos, conocer la historia de algunas mujeres que aparecen en nuestra base de datos. Son solo cinco casos entre los 8.200 nombres y apellidos.

Por desgracia, la ley dispone que únicamente la persona que fue condecorada durante el periodo de la Gran Guerra Patria podrá recoger en persona su condecoración. Si murió en servicio, se halla en paradero desconocido o falleció después de la guerra, y el hecho de la condecoración no se ha conocido hasta la fecha, los hijos del condecorado o su viudo/a tienen derecho a obtener un certificado de condecoración, previa presentación de los documentos pertinentes.

Y, a pesar de que vuestro ser querido no aparezca en nuestra base, el Día de la Victoria, ahora que se cumplen 70 años del fin de la guerra, es un buen motivo para conmemorar la valentía de nuestros antepasados, felicitar a los veteranos de la Gran Guerra Patria o la Segunda Guerra Mundial que hay por todo el mundo, y ayudar a otras familias a conocer mejor la historia de sus héroes.

Lea más: Las cifras de la victoria frente a la máquina de guerra nazi>>>

Los historiadores han debatido mucho acerca del coste humano que tuvo la victoria sobre el ejército nazi en la Segunda Guerra Mundial, en algunos casos se ha infravalorado el peso soviético en la consecución de la misma.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies