Consejos prácticos para sobrevivir en la universidad rusa

Fuente: Servicio de prensa de la Universidad de la Amistad de los Pueblos

Fuente: Servicio de prensa de la Universidad de la Amistad de los Pueblos

Rusia tiene un flujo constante de extranjeros que han venido a estudiar a sus universidades. Según los datos en Novosibirsk National Research State University la cantidad de estudiantes extranjeros en 2014 aumentó en un 14.1%. Si bien es cierto la mayoría procede de países como Ucrania, Bielorrusia y Kazajistán, hay un número creciente de estudiantes latinoamericanos en Rusia.

Aunque la calidad de la educación en Rusia es muy alta, éste sigue siendo un destino poco usual para que los estudiantes extranjeros continúen sus estudios universitarios.  Así por ejemplo, los factores que limitan las posibilidades de que los latinoamericanos se trasladen a Rusia para culminar su formación se refieren a la lejanía, al desconocimiento del idioma, a las condiciones de supervivencia de un largo invierno y a lo complicado de los trámites burocráticos para obtener una beca y viajar a Rusia.

Sin embargo,  una vez que aprendes a convivir  en  el entorno cultural, climático y sobre todo con el sistema educativo ruso , la experiencia se convierte en algo sumamente enriquecedor.  Además, estando ya en Rusia puedes desplazarte a lugares inimaginables dentro y fuera del país.

Hablamos con varios egresados y estudiantes que actualmente se encuentran en Rusia cursando estudios y les pedimos que nos dieran consejos de lo que no deben hacer los nuevos estudiantes si quieren  convivir en armonía en una universidad rusa, sus respuestas llenas de sinceridad son sorprendentes.

Este es el top 10 de lo que no tiene que hacer un estudiante  extranjero  para sobrevivir en una universidad Rusa.

1. No puedes asumir que se puede aprender ruso en un país que no sea Rusia y que será rápido lograrlo.  El idioma es demasiado complicado para aprenderlo sin escucharlo las 24 horas al día y como mínimo se requiere de un año para poder pronunciar  y comprender algunas oraciones. David González, estudiante de Ingeniería, Costa Rica.

2. Nunca se debe ser  impuntual. La puntualidad juega un papel muy importante en  todos los ámbitos,  especialmente  en la vida social. Está muy mal visto llegar con retraso. Algunos profesores por un minuto o dos que llegues tarde no te dejarán entrar a clase. Cuando llegas a Rusia es el momento para sacarse de la cabeza la hora latina y esa mala costumbre de llegar siempre tarde. Javier Medina González, estudiante de Relaciones Públicas, Ecuador.

3. Nunca se puede entrar con ropa de invierno a clase. Hay varias maneras de explicar este punto.  Para algunos profesores es una  falta de respeto que el estudiante llegue a quitarse el abrigo en plena clase, mientras el professor está explicando algo, ya  que genera distracción.  También porque puede molestar a las personas con las que se siente al lado. En varias ocasiones los profesores no han dejado entrar a los alumnos que llegua a clase con su ropa de invierno. Así que es mejor dejar la ropa de invierno en el guardarropa y  evitar un mal rato  frente al professor y  los compañeros de clase. Javier Medina González, estudiante de Relaciones Públicas, Ecuador.

4. Nunca se puede hacer sonar los nudillos delante de los profesores. Es visto como una mala costumbre y de muy mal gusto, en especial si el profesor está explicando algo en clase, puede considersarse como una falta de respeto hacia el profesor. Está visto como un sonido fastidioso, que molesta en general. Javier Medina González, estudiante de Relaciones Públicas, Ecuador.

5. Nunca se deben poner los pies sobre la mesa. Esto demuestra una falta de respeto a la universidad misma y es considerado de muy mal gusto. Javier Medina González, estudiante de Relaciones Públicas, Ecuador.

6. Nunca sentarse en las mesas de escribir. Aunque parece muy lógico, las mesas son para escribir y no para sentarse y si tu profesor no te llama la atención al verte sentado en una mesa, tus compañeros de clases te pueden reclamar por hacer esto. Javier Medina González, estudiante de Relaciones Públicas, Ecuador.

7. No dar la mano con guantes puestos. Es visto como una falta de respeto. Por mas frio que este el clima, siempre hay que quitarse el guante para dar la mano. Es una muestra de respeto hacia la otra persona. Significa cierto nivel de confianza y respeto. Javier Medina González, estudiante de Relaciones Públicas, Ecuador.

8.  No tomarse personal el hecho de que los rusos te alcen la voz. Al principio puede parecer que  te gritan pero es su manera común de hablar y a la cual no estamos acostumbrados. Esto puede llevar a malentendidos en diferentes situaciones. Nelson Daza G., graduado en Derecho, Colombia.

9.   No tener contacto con gente de la localidad por interactuar principalmente con gente de tu mismo idioma. Venir de tan lejos para pasar tiempo con gente de tu mismo país no es tan interesante. Moscú es una megápolis con gente de todo el mundo, es una oportunidad para abrir la mente y conocer diferentes culturas y personas. También te ayudará mucho a la hora de aprender ruso ya que estás forzado a hablar. Nelson Daza G., graduado en Derecho, Colombia.

10. No superar pronto la ausencia del país de origen y estar comparando todo. Estudiar en Rusia es una experiencia única, lo ideal sería aprovechar el tiempo al máximo porque los cinco años que dura una carrera universitaria se van muy rápido. En ese tiempo que estudias lo mejor sería conocer lo máximo posible, en lugar de estar recordando tus lugares de procedencia. Rusia es un país único, así que hay que estar preparado para disfrutar de la esencia rusa que solo se encuentra aquí. Nelson Daza G, graduado en Derecho, Colombia.

Lea más: Cómo estudiar gratis en la universidad rusa>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies