Sencilla receta de helado soviético

Fuente: Anna Jarzéieva

Fuente: Anna Jarzéieva

Nunca hace demasiado frío en Rusia para no comerse un helado. Incluso en invierno, a temperaturas bajo cero, a niños y adultos les gusta saborear este dulce. Presentamos aquí una sencilla receta para hacer en casa un clásico que comenzó a tomarse en la URSS y se sigue comiendo.

El helado es muy popular en Rusia. Popular todo el año, incluyendo durante el frío invierno. Nunca medité sobre este hecho hasta que leí en algún sitio que los extranjeros se sorprendían de que los rusos comiesen helado en invierno. Esto fue confirmado además por mi abuela, que me contó que durante la era soviética oía a la gente decir que los extranjeros creían que “si los rusos comían helado por la calle en invierno, es que debían de ser invencibles”. Creo que este estereotipo debería incluirse junto a “el alma rusa es profunda y misteriosa”, en el libro de mitos sobre los rusos.

El helado soviético tiene un estatus casi icónico en la actualidad. La gente mayor lo recuerda con tanto cariño que siempre creo que hay mucho más en sus memorias que un simple helado. Una mujer me contó que cuando tenía que tomar una decisión importante, salía, se compraba un helado y meditaba el asunto mientras se lo comía.

Cuando hablaba con mi abuela sobre el helado en la Unión Soviética, dijo que antes de la Segunda Guerra Mundial, había puestos de helados donde podías comprar un corte de helado de vainilla, chocolate o frutas del bosque entre dos barquillos. No fue hasta después de la guerra cuando vio helados envasados individualmente. Estos incluían variedades como el “Eskimó” (helado recubierto de chocolate), “stakanchik” (copa de galletas) y “breket” (un sándwich de helado).

La receta para helado de café, preparada con una lata de “café con leche condensada” me trajo ensoñaciones y recuerdos, aunque los míos no sean de época soviética. 

Helado 

Preparación

Poner las yemas en una olla. Mezclar con el azúcar y la vainilla. Diluir con la leche o nata calientes.

Ingredientes

3 tazas de nata o leche
1 ¼ tazas de azúcar
3 huevos
¼ cucharadita de vainilla en polvo

Poner al fuego y cocer mientras se remueven constantemente con una cuchara de madera. Cuando la mezcla haya espesado un poco, espumarla y quitar del fuego. Pasar por un colador y dejar enfriar. Cuando esté fría, verter en una máquina de hacer helados y tapar. Poner hielo picado mezclado con sal (1 kilo de sal por cada 6-7 kilos de hielo) en el compartimento exterior de la heladera. Cerrarla y activar el mecanismo para remover la mezcla. Durante el proceso de congelación, será necesario escurrir el agua del hielo picado e ir reponiéndolo.

El proceso de congelación dura unos 30-40 minutos. Cuando el helado se haya endurecido, quitar el molde exterior y las aspas de la máquina y dejar reposar otra hora para que asiente. Servirlo cortado en un bol o copa.

 

Haz click en la imagen para aumentarla

Lea más: Los helados más populares de la Unión Soviética>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies