¿Cómo accede un extranjero a una universidad rusa?

Cambian las normas de admisión a los centros. Fuente: TASS / Serguéi Sevostiánov

Cambian las normas de admisión a los centros. Fuente: TASS / Serguéi Sevostiánov

En 2015 la Universidad Estatal de Moscú comenzará a otorgar puntos adicionales a los nuevos alumnos por notas excelentes en el instituto, condecoraciones y medallas olímpicas. RBTH describe cómo afectarán las nuevas normas a los extranjeros y cómo estos pueden ingresar en la universidad.

Según las nuevas normas, en 2015, además de los resultados del examen final tras el último año escolar (EGE), los nuevos estudiantes rusos podrán presentar a la MGU (Universidad Estatal de Moscú) sus expedientes personales con una lista de logros que serán considerados en el recuento de puntos para la clasificación general de estudiantes.

Por ejemplo, por el estatus de medallista en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos y de campeón del mundo y de Europa, así como por la condecoración GTO, recientemente recuperada en Rusia, se recibirán cuatro puntos adicionales. Si el alumno cuenta con un certificado escolar excelente, se le otorgarán seis puntos. 

GTO son las siglas en ruso de “Preparación para el Trabajo y la Defensa”. Se trata de un conjunto de normativas sobre preparación física (velocidad, saltos de altura y longitud, natación, esquí, dominada, tiro, expedición, etc.), introducido durante los años 30 del siglo XX en la URSS para estimular la educación patriótica de la juventud. A quienes cumplen estas normativas se les entregan condecoraciones en distintas categorías. El programa se cerró debido a la caída de la URSS. Vladímir Putin propuso retomarlo en 2013

Además, los estudiantes pueden sumar puntos trabajando como voluntarios, ganando concursos artísticos y alcanzando otros logros similares.

Antes de la llegada de las nuevas normas, la clasificación se basaba únicamente en los puntos obtenidos en el EGE y en los exámenes adicionales de cada facultad de la MGU.

Las plazas subvencionadas, en el curso académico 2015-2016 ascenderán a 3.528, se reparten entre los mejores estudiantes de la clasificación. El resto de los alumnos tienen que pagar por su matrícula.

Representantes de la MGU han declarado a RBTH que “las nuevas normas son necesarias para mejorar la calidad de nuestros nuevos alumnos”. 

¿Quién puede ocupar una plaza subvencionada?

Según Tarás Cherevkó, miembro de la comisión de admisiones de la facultad de Periodismo de la Universidad Estatal de Moscú, MGU,  las restricciones no afectarán a los extranjeros cuyas matrículas son de pago. A esta categoría de estudiantes les bastará con aprobar dos exámenes en formato de entrevista y un pequeño test de lengua y literatura rusas. En el curso académico 2014-15 el coste de una matrícula, tanto para extranjeros como para rusos, ha ascendido a una media de 5.000 dólares.

A las plazas subvencionadas pueden aspirar tres categorías de extranjeros: en primer lugar, ciudadanos de Bielorrusia, Kazajistán, Kirguisia y Tayikistán; en segundo lugar, expatriados y, en tercer lugar, una categoría especial que depende de acuerdos internacionales.

Según declara a RBTH Víktor Sadóvnichi, rector de la MGU, en este año académico han entrado en la universidad unos 60 alumnos pertenecientes a esta última categoría.

La primera categoría puede optar a las plazas de la MGU en las mismas circunstancias que un ciudadano de Rusia.

Los expatriados deben demostrar su estatus: para ello es necesario que al menos uno de sus padres sea nacido en la URSS, indiferentemente de la república. En ese caso, pueden ingresar en la universidad cumpliendo los requisitos habituales.

La tercera categoría de nuevos alumnos se matriculan a través de una solicitud que el Ministerio de Educación de su país envía a la MGU. Los representantes de la universidad no han especificado cuál es el procedimiento para este tipo de admisiones.

Estatus especial

A la pregunta de RBTH sobre si existen en la universidad plazas subvencionadas o becas para extranjeros, Víktor Sadóvnichi aludía al estatus especial de la MGU y la SPbGU (la Universidad Estatal de San Petersburgo).

Estas dos universidades no forman parte del Ministerio de Educación, por lo que no pueden aspirar ni siquiera a una parte de las 20.000 plazas que otorga el Estado para el año 2015-2016.

“Estas plazas son parte de la financiación, y nosotros no recibimos la financiación del Ministerio de Educación, sino del gobierno”, aclaraba a RBTH el rector, quien añade que ha escrito al Ministerio solicitando 500 plazas subvencionadas.

Según Sadóvnichi, de todos modos hay una buena noticia para los extranjeros: en el año académico 2015-2016 no subirá el precio de la matrícula de la universidad, por lo que, gracias a la caída del tipo de cambio del rublo, el precio en dólares para los estudiantes extranjeros será de casi la mitad que en este año.

Lea más: Las universidades rusas suben posiciones en los rankings internacionales>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.