'La desgracia de ser inteligente', la comedia más clásica de Rusia

Hoy se cumplen 220 años del nacimiento de Alexander Griboyédov, autor que escribió una de las obras más famosas de la literatura rusa. Fuente: Ria Novosti

Hoy se cumplen 220 años del nacimiento de Alexander Griboyédov, autor que escribió una de las obras más famosas de la literatura rusa. Fuente: Ria Novosti

El 15 de enero de hace 220 años vino al mundo Alexander Griboyédov, autor de una de las comedias más famosas de Rusia y que ha legado multitud de aforismos al habla cotidiana. RBTH rememora el interesante destino de Griboyédov.

Alexander Griboyédov fue diplomático, compositor y un pianista de gran talento. Pero en Rusia es conocido principalmente como dramaturgo y poeta. Y, al igual que una buena parte de los poetas, Griboyédov falleció siendo joven. En 1829, a la edad de 34 años, fue asesinado en Teherán, durante una misión diplomática, por unos fanáticos religiosos que estaban en contra de la paz con Rusia.

Griboyédov escribió diversas comedias, e incluso era bastante bueno componiendo versos y relatos de viajes. Escribió notas durante sus periplos por Persia y el Cáucaso. En diversos guiones dramáticos revela sus recuerdos sobre el Cáucaso y la guerra de 1812. En realidad Griboyédov no tomó parte en las operaciones bélicas, aunque fue admitido como voluntario en el Regimiento de Húsares de Moscú.

A partir de 1818 Griboyédov ejerció de diplomático en Teherán, pero la vida en Persia no era de su agrado, por lo que se trasladó a Tbilisi, Georgia. En 1826 Griboyédov fue arrestado bajo sospecha de estar implicado en sociedades secretas revolucionarias y en la Revuelta Decembrista, pero fue puesto en libertad por falta de pruebas.

En 1828, unas semanas antes de morir, Griboyédov se casó con una princesa georgiana, Nina Chavchavadze. Tras la muerte de su marido, Nina le seguiría siendo fiel hasta el fin de sus días. En el monumento que se construyó en la tumba de Griboyédov, en Tbilisi, la princesa ordenó esculpir las palabras: “Tu inteligencia y tus obras son inmortales en la memoria rusa, pero ¿por qué mi amor ha tenido que sobrevivirte?” 

La desgracia de ser inteligente

El poeta del siglo pasado, Vladislav Jodasévich, decía que Griboyédov era “hombre de un solo libro”. En efecto, tan solo una de sus obras es ampliamente conocida, La desgracia de ser inteligente, una obra maestra de la dramaturgia rusa que figura en las listas de lectura obligatoria de todos los colegios y facultades.

La trama es la siguiente. Tras largas peregrinaciones, Alexander Chatski, un joven de opiniones progresistas llega a Moscú, a la casa de su amada Sofía, pero ella ya ha elegido a otro hombre. Además del infortunio amoroso, Chatski entra en conflicto con el padre de la joven y su círculo de amistades. Se trata de un enfrentamiento entre las ideas progresistas y las anquilosadas ideas del “siglo pasado”, cuyos representantes se concentran en el Moscú conservador. Desde la aportación de Griboyédov, la eterna contradicción entre lo nuevo y lo viejo se convirtió en el conflicto prácticamente más importante de toda la literatura rusa. Chatski actúa como una especie de acusador, con una inusitada e incómoda sinceridad, recitando diversos monólogos entusiasmados.

Sus comentarios, irónicos y cáusticos, desatan una ola de indignación entre sus oponentes, hasta el punto de que empieza a correr el rumor de que no está en sus cabales. Pushkin, por cierto, aun admirando el intelecto de Chatski, opina que carece de inteligencia práctica. Considera que una persona inteligente no debe “gastar pólvora” en los que no son capaces de dar oído a sus opiniones ni comprenderlas. Finalmente Chatski, incapaz de soportar el conservadurismo e incluso la estupidez de la sociedad, huye de Moscú, sentenciando: “nunca más pondré aquí mis pies”.

Alexander Griboyédov fue uno de los escritores que iniciaron el proceso por el que la lengua rusa viva y coloquial se trasladó al papel, que no empezó hasta principios del siglo XIX.

Alexander Pushkin también hizo una colosal aportación a la creación de la lengua literaria rusa moderna. Hasta el momento, los poetas del siglo XVIII habían escrito tragedias y odas a los zares que habían mantenido un estilo elevado alejado de la lengua oral.

Además, La desgracia de ser inteligente legó a la lengua rusa gran profusión de aforismos: “Quien es feliz, no mira el reloj”, “¿Cuál es el mejor lugar? Donde no estemos nosotros”, “Se dirigía a una habitación, pero entró en otra“, “¿Quiénes son los jueces?”, “Nuevas casas, viejos prejuicios”. No todos los rusos nativos saben de dónde proceden estas expresiones, pero la mayoría las conoce.

Griboyédov está vivo

El canal Griboyédov (donde se encuentra la célebre Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada, en el centro de San Petersburgo) se bautizó en honor al escritor, que residió una temporada en una casa situada en la orilla de este canal.

El apellido del escritor también tomó un carácter peyorativo en las páginas de El maestro y Margarita de Bulgákov. En esta novela Griboyédov, o la Casa Griboyédov, es el edificio donde tiene su sede la Asociación de Escritores de Moscú. 

Lea más: ¿Qué significan los apellidos de los escritores rusos más famosos?>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies