15 universidades rusas crean un centro para facilitar la admisión de estudiantes extranjeros

Fuente: TASS / Yuri Smitiuk

Fuente: TASS / Yuri Smitiuk

Los miembros de la asociación Universidades Globales han reunido sus esfuerzos para atraer a estudiantes extranjeros y están creando un único centro de admisiones.

Según comenta a RBTH Maksim Jomiakov, director del centro y vicerrector de relaciones internacionales de la Universidad Federal de los Urales en Ekaterimburgo, comenzará a funcionar a principios de este año, aunque, según admite, “el centro apenas logrará incrementar la atracción de estudiantes extranjeros en 2015”.

“No cabe esperar unos resultados considerables hasta septiembre de 2016, ya que en la mayoría de los países los estudiantes que comienzan sus estudios universitarios en 2015 ya han decidido tanto el país como la universidad en la que estudiarán”, aclara Jomiakov a RBTH.

La asociación Universidades Globales reúne a las 15 principales universidades de Rusia, que participan en un programa destinado a incrementar la competitividad de las instituciones educativas del país.  

¿Para qué es necesario el centro?                                       

La principal tarea es ayudar a las universidades a incrementar el número de estudiantes altamente motivados en la cuota de plazas subvencionadas por el Estado.

En opinión de Alexander Sóbolev, director del Departamento de Política Estatal en el Ámbito de la Educación Superior del Ministerio de Educación, las principales universidades no aprovechan todas sus posibilidades. Por un lado, no todos los nuevos alumnos cumplen los requisitos y, por el otro, las propias universidades no compiten lo suficiente por los mejores estudiantes.

Según declara el rector de la Escuela Superior de Economía, Yaroslav Kuzminov, en la actualidad no todos los estudiantes extranjeros admitidos en el marco de la cuota estatal [de esta tarea se encarga Rossotrúdnichestvo] son capaces de finalizar los programas educativos en las universidades.

“Muchos de ellos se encuentran con problemas de idioma o no son capaces de asimilar el material educativo. Las universidades se ven obligadas a expulsarlos. Para resolver este problema, las universidades deben participar ellas mismas en el proceso de selección de estudiantes”, asegura Kuzminov.

En primer lugar, la creación del centro beneficiará a los miembros de Universidades Globales, aunque según Maksim Jomiakov, su tarea va más allá y tiene como objetivo iniciar un trabajo sistemático para “promover la marca de la educación superior rusa”, ya que el país “no tiene representación en muchos mercados educativos” y los estudiantes extranjeros “no prestan atención a Rusia hasta el último momento”.

20.000 plazas para extranjeros

El centro trabajará en todos los aspectos de la preparación de las principales universidades rusas.

“Los miembros de Universidades Globales se dedican a ámbitos educativos muy distintos, se encuentran en regiones distintas y cuentan con atractivos muy específicos. Comparemos, por ejemplo, la Escuela Superior de Economía en Moscú, la Universidad de Tomsk, la Universidad Federal de los Urales en Ekaterimburgo y la Universidad Federal del Extremo Oriente en Vladivostok. Si se lleva a cabo una buena campaña publicitaria, entre ellas prácticamente no puede haber competencia”, comenta Maksim Jomiakov.

Según el experto, una parte de la cuota estatal [este año se han otorgado 20.000 plazas, nota de RBTH] se reserva directamente a las principales universidades, aunque Rossotrúdnichestvo distribuye la mayor parte de estas plazas “según las prioridades de Rusia en materia de política exterior y según acuerdos con otros países”.

“Por ejemplo, si Rusia se propone construir en Vietnam una serie de centrales nucleares, queda del todo clara la demanda de profesionales en estudios rusos de física en este país”.

La selección de estudiantes tiene lugar en las oficinas de Rossotrúdnichestvo en otros países. Al entregar su solicitud, un estudiante debe indicar una lista de universidades en las que le gustaría estudiar según el orden de prioridad.

“Aquí es donde entra en juego el centro: su tarea es conseguir que a las oficinas de Rossotrúdnichestvo acudan los mejores estudiantes, que estos escojan como prioritarias las mejores universidades rusas y que los estudiantes que no hayan pasado el concurso contemplen la posibilidad de estudiar en Rusia incluso pagando”.

En el programa, llamado “5-100”, participan la Universidad Nacional de Investigación Escuela Superior de Economía, el Instituto de Acero y Aleaciones de Moscú, la Universidad Estatal de Tomsk, la Universidad Politécnica de Tomsk, la Universidad Federal de los Urales, la Universidad Federal del Extremo Oriente, la Universidad Federal de Kazán, el Instituto de Física y Tecnología de Moscú, la Universidad Nacional de Investigación Nuclear, la Universidad Estatal Electrotécnica de San Petersburgo, la Universidad Estatal de Tecnologías de la Información, Mecánica y Óptica de San Petersburgo, la Universidad Estatal de Nobosibirsk, la Universidad Estatal de Nizhni Nóvgorod, la Universidad Estatal Aeroespacial Koroliov de Samara y la Universidad Politécnica de San Petersburgo. La Universidad Estatal de Moscú no forma parte de este programa.

Lea más: Cómo estudiar ruso por internet en el portal del Instituto Pushkin>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies