“En la literatura uno debe demostrar constantemente su valía”

El escritor Zajar Prilepin conversa con RBTH sobre literatura y política después de recoger el premio al autor del libro del año por su novela 'El convento', que trata sobre el campo de prisioneros de Solovkí.

¿Cómo se siente al ser el autor del libro del año?

Soy un hombre adulto y ya recibo estas noticias con mayor tranquilidad. Cada año aparece un nuevo autor del año. La literatura es un ámbito en el que uno debe demostrar su valía constantemente hasta que acumula una especie de peso crítico.

¿En qué consiste el secreto del éxito de El convento?

Yo creo que se debe en parte a que el libro no se ha entendido como una historia sobre los campos de trabajos de hace un siglo. Se trata de una novela sobre todo aquello que preocupa a las personas de Rusia: la relación entre un hombre y una mujer, la voluntad y la falta de ella, la relación entre el hombre y el cielo que se cierne sobre él.

El poerta Serguéi Esenin dijo una vez: “Lo grande se ve a distancia”. Nosotros nos hemos distanciado un poco y ya podemos mirar hacia aquellos tiempos y comprender ciertas cosas sobre la actualidad. Ybueno, tambiénesunbuenlibro.

¿Qué libro de la literatura rusa aconsejaría leer a un extranjero?

Creo que en Rumanía y Polonia una de las lecturas obligatorias en las escuelas es El maestro y Margarita de Bulgákov. Quizás es una buena idea comenzar por una literatura tan fascinante. Es una novela genial, aunque no sea una de mis obras preferidas. Me gusta mucho másEl Don apacible, lo considero a la altura de la Ilíada y la Odisea.

Puede tomarse también Guerra y paz o Anna Karénina y comparar las versiones cinematográficas en distintos países con lo que escribió Lev Tolstói

Y, por supuesto, hay que leer El convento.

Últimamente ha visitado en varias ocasiones la república de Donetsk. ¿CuálessuopiniónacercadelconflictoenUcrania?

He viajado mucho a Donbass y me he sorprendido por la cantidad de voluntarios no rusos que viajan allí: osetios, chechenos, georgianos… Al parecer, la lucha anticorrupción en Ucrania se ha convertido de forma imperceptible en una lucha contra Rusia. Algunos creen que en ello está la clave de un futuro brillante.

Antes de todo esto, toda la clase intelectual ucraniana era antirrusa y opinaba que el país estaba al borde de una guerra civil. Ahora, sin embargo, se acusa de todo a Rusia, aunque Rusia no pinta nada, es la mitad de Ucrania la que no desea formar parte de la mitología y de la matriz de Ucrania.

Estas regiones quieren vivir en la historia de Rusia, hablar su lengua materna, el ruso. Se han creado unas condiciones que han hecho a los rusos sentir que llegaron a Ucrania desde otro lugar y que deben comportarse como inmigrantes, cuando en realidad ellos han vivido siempre allí.

Todo ha llegado a un absurdo, a una especie de historia ucraniana inventada que nadie conoce, porque no hay ninguna fuente que la confirme, que fue inventada en Ucrania. Y quieren que los rusos se la crean, pero estos no quieren creérsela. Los extranjeros no lo entienden y consideran que este rechazo por parte de los rusos a aceptar la mitología ucraniana es una actitud agresiva.

Zajar Prilepin (Riazán, 1975) estudió literatura en la Universidad de Nizhni Nóvgorod y se graduó en la Escuela de Política Pública. En 1996 y 1999 participó en las acciones armadas en Chechenia, como parte de las Fuerzas Espaciales de Rusia. Es miembro del prohibido Partido Nacional Bolchevique y un activo miembro de la oposición a Vladímir Putin. Apareció en la escena literaria rusa en 2004 con la novela Patologías(única traducida al español, en editorial Sajalín). Ha publicado más de diez libros y ha ganado los premios literarios más prestigiosos de Rusia. Sus libros han sido traducidos a más de 15 idiomas.

 

Lea los artículos escritos por Zajar Prilepin en RBTH.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.