El crucero Aurora: de la revolución de 1917 a la reforma de 2014

Fuente: TASS / Yuri Belinsky
Fuente: TASS / Yuri Belinsky /
Los turistas que llegan a San Petersburgo suelen ir a visitar el crucero Aurora. Ahora, cuando se acercan a la orilla, se preguntan extrañados a dónde a ido a para el barco. La corresponsal de RBTH nos aclara qué ha sido del principal símbolo de la revolución.

El crucero Aurora se construyó hace casi 120 años. Tradicionalmente, era el zar quien se encargaba de bautizar las grandes embarcaciones en Rusia, y Nicolás II se decantó por un nombre femenino. En la mitología romana, Aurora era el nombre de la diosa del amanecer.

Sorprendentemente, fueron las tropas rusas quienes atacaron por primera vez al crucero durante la guerra ruso-japonesa de 1905. Una escuadra rusa abrió fuego contra el Aurora al confundir su silueta con la de un navío enemigo mientras se dirigía rumbo a Japón. Dos personas resultaron heridas tras el ataque y una de ellas, el sacerdote del barco, murió.

Sin embargo, la tripulación no tardó en acoger a otros dos nuevos compañeros: en uno de los puertos africanos donde el barco hizo escala de camino a Japón, los marineros subieron a bordo dos cocodrilos.

 

Fuente: Ria Novosti / B.Manushin

El médico del Aurora cuenta en sus memorias las terribles noches que pasó en el barco rodeado de cocodrilos, boas, lémures, tortugas y camaleones.

¿Falso símbolo de la revolución?

El crucero Aurora se considera el principal símbolo de la revolución de 1917. Se cree que una salva lanzada desde el crucero dio la señal a los revolucionarios para iniciar el asalto al Palacio de Invierno, donde se encontraban los miembros del gobierno provisional opositores de los bolcheviques.

El presidente del club de marineros y submarinistas de San Petersburgo, Ígor Kudrin, asesor del gobernador para la conservación del Aurora, está preparando un libro sobre la historia más reciente del crucero donde constata la veracidad de los siguientes sucesos: la víspera de la revolución el crucero estaba siendo reparado.

[Fotos] Arkadi Saijet, creador de la imagen soviética en las décadas 1920-30

Los bolcheviques encargaron a su tripulación el cometido de bajar el puente Nikolaevski, que había sido elevado por los cadetes fieles al gobierno. El Aurora cumplió las órdenes y se quedó anclado junto al puente. A las 21:45, realmente se escuchó un disparo que provenía del crucero y a las 12 de la noche se produjo el asalto al Palacio de Invierno.

“No es habitual que los soldados tarden dos horas en cumplir las órdenes después de recibir la señal”, declara Kudrin con asombro.

El segundo testimonio es una nota de protesta publicada en el periódico Pravda el 29 de octubre de 1917 por la tripulación del Aurora: “Según el periódico, el Aurora abrió fuego contra el Palacio de Invierno, pero acaso no saben los reporteros que, de haber disparado nuestros cañones no habría quedado una sola piedra del Palacio de Invierno en pie, por no hablar de las calles adyacentes. Lo que se lanzó fue una salva desde un cañón de 6 pulgadas en señal de alerta para todos los buques fondeados en el Nevá”.

Fuente: Ria Novosti

El Aurora debuta en el cine

Un hecho ocurrido diez años más tarde convirtió al Aurora definitivamente en el símbolo de la revolución.

En 1927, la dirección del partido encargó a los directores Serguéi Eisenstein y Grigori Aleksandrov la película Octubre.

Los directores, a fin de desarrollar una trama que atrapara al público, decidieron utilizar el crucero en el rodaje.

El Aurora se colocó frente al Palacio de Invierno como había hecho diez años antes y lanzó un disparo de salvas. La película se montó de tal manera que el espectador inexperto, convencido de que se trataba de un documental, pudo ver cómo una masa de gente asaltaba el Palacio de Invierto inmediatamente después de oír el disparo. Así se extendió la leyenda (tanto en el país soviético como en el extranjero, donde la película tuvo una gran acogida) sobre el disparo que supuestamente dio comienzo una nueva era en la historia de la humanidad.

La vida soviética en imágenes: pioneros, granjas colectivas y marineros

La bandera en señal de resistencia

Durante la Segunda Guerra Mundial el Aurora se encontraba en la ciudad de Oranienbaum (en los alrededores de San Petersburgo). En 1941, tras un ataque de la aviación alemana, el crucero quedó muy deteriorado. Hasta el levantamiento completo del sitio de Leningrado el Aurora se mantuvo en su posición, quedando a merced de la artillería alemana. Incluso después de que la tripulación abandonara el barco, el Aurora mantuvo alzada su bandera, algo que enfurecía al Ejército nazi e inspiraba a los defensores de Leningrado: “si el Aurora sigue en pie, la ciudad aún vive”.

Un barco con dirección postal

Tras el levantamiento del sitio de Leningrado, se empezó a construir la Escuela Naval Najímovski con el objetivo de acoger a los hijos de los marineros caídos en la guerra. Sin embargo, el espacio destinado al alojamiento de los niños no era suficiente, así que se decidió estacionar el crucero Aurora para siempre junto al edificio de la escuela Najímovski. Es este el lugar a donde acuden los turistas para visitar la leyenda de la flota rusa. Cuando los niños fueron trasladados definitivamente al barco, se había abierto un museo en su interior. Desde entonces, los interesados pueden subir a la cubierta, entrar en los camarotes y ver el cañón desde el que se lanzó el disparo de salvas.

Actualmente, el Aurora se encuentra en Kronstadt (en los alrededores de San Petersburgo), donde está siendo sometido a trabajos de mantenimiento. Según el Ministerio de Defensa, el barco será devuelto a su sitio en verano de 2015. 

Lea más: ¿Qué hacer con el crucero Aurora, buque que dio inicio a la Revolución rusa?>>>