Los museos más insólitos de Rusia

Edificios dedicados a Freud, la sátira o el pecado. Fuente: ITAR-TASS

Edificios dedicados a Freud, la sátira o el pecado. Fuente: ITAR-TASS

Mucha gente ha oído hablar del Ermitage de San Petersburgo o la Galería Tetriakov de Moscú. Pero si os apetece visitar un museo para ver cosas singulares, autóctonas o psicodélicas, prestad atención a nuestra lista.

Jugar con las mejores máquinas recreativas soviéticas de los años 60, descubrir el mundo de la antigua magia rusa, experimentar una dolorosa sensación de angustia viendo un espectáculo de monstruos o dejar entrar al abuelito Freud en tus propios sueños… En los museos rusos todo es posible. RBTH ha seleccionado las seis exposiciones más insólitas de Rusia.

El Museo de los Sueños de Sigmund Freud

Fuente: Ria Novosti

Sigmund Freud demostró que los sueños no son un sinsentido laberíntico producto de un cerebro en reposo, sino el “camino real hacia el inconsciente” que descubre al hombre la riqueza ilimitada de la información sobre el mundo y uno mismo. En un antiguo edificio decimonónico de San Petersburgo se encuentra el Instituto de Psicoanálisis y uno de los tres museos que hay en el mundo dedicado al fundador de esa teoría revolucionaria. El espacio del museo es una instalación. Todas sus superficies se desplazan en diferentes planos. Hay muchos espejos y sombras que provocan en el visitante el efecto de un sueño en la realidad.

San Petersburgo, más información aquí

Museo de la Sátira y el Humor “Ostap Bénder”

Fuente: Lori / Legion Media

La trama de uno de los capítulos de la novela de aventuras soviética más divertida, Las 12 sillas  (de los autores Ilf y Petrov), se desarrolla en Vasiukí. En esa ciudad imaginaria se llevó a cabo una sesión simultánea en 160 tableros con el “gran maestro del ajedrez” (que en realidad era un estafador de mucho talento), Ostap Bénder, y se trazaron los planes para celebrar un torneo interplanetario de ajedrez.

Vasiukí se inspiró en la ciudad de Kozmodemiansk, donde a día de hoy, en la antigua casa de estilo clásico de un mercader, se ubica el museo. Consta de dos salas donde se conservan objetos de la vida cotidiana que recrean el célebre torneo de ajedrez, una comida en la cantina de Vasiukí y los nuevos peinados de Ostap y su compañero Kisa después de acudir a una peluquería llamada “Corte de pelo y afeitado de cabras”.

Kozmodemiansk. Página del museo.

Museo del Pecado

Fuente: ITAR-TASS

Durante 30 años el anatomopatólogo Yuri Schukin fue reuniendo muestras macabras: 700 recipientes con miembros humanos, órganos y embriones conservados en alcohol. El museo parece un gabinete de curiosidades o una película de terror: un niño con una hermosa cara y un cerebro de dos pisos, un bebé con cinco ojos o un pequeño con orejas en lugar de ojos. La colección específica provoca, cuando menos, repulsión. Por eso al salir uno no tiene ningunas ganas de beber, ni fumar ni fornicar.

Tambov.

Museo de las Máquinas Recreativas Soviéticas

Fuente: ITAR-TASS

Moscú, San Petersburgo, Kazán. Página del museo

El museo parece una máquina del tiempo: hace que uno se sienta como un “pionero” (miembro de la organización comunista infantil) con su corbata roja. El museo expone más de 60 máquinas recreativas de fabricación soviética, los juguetes preferidos de la generación de los setenta. Se puede jugar prácticamente a todo. “Maguistral”, “Autorally”, “Combate Naval” y “Pequeñas ciudades” se encuentran entre los más famosos y populares.

Museo de la Cultura Funeraria

Fuente: ITAR-TASS

Entre las piezas de este museo dedicado a la cultura funeraria universal hay tumbas, joyas conmemorativas hechas con pelo del difunto, imágenes del género fotográfico específico post mortem, colecciones de ropa de luto de diseño victoriano, máscaras mortuorias, estatuas y monumentos. También se puede ver una impresionante colección de ataúdes. Uno de ellos, en forma de pez, fue construido por un enterrador que viajó expresamente a Novosibirsk desde África, Eric Adjetei, especialista en crear ataúdes singulares. Para saber algo más de Novosibirsk consulta esta galería de fotos

Novosibirsk, página del museo.

Museo de Mitos y Supersticiones del Pueblo Ruso

Fuente: Lori / Legion Media

En este museo se puede hacer un recorrido por el mundo de los rituales y celebraciones populares rusos, aprender muchas cosas interesantes sobre dioses antiguos, creencias, chamanes y hechiceros, familiarizarse con las prácticas esotéricas eslavas, escuchar la interpretación de cuentos de hadas y leyendas, descubrir muchas cosas nuevas y útiles sobre amuletos y talismanes, presagios y métodos de curación, y conocer cábalas populares o más desconocidas. Las figuras de cera y peleles que representan a los “espíritus del mal” se han recreado a partir de leyendas, libros, manuscritos e historias traídas de expediciones etnográficas.

Úglich, página del museo. 

Lea más: Los siete destinos turísticos más insólitos de Rusia>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.