“Existen muchas razones para estudiar en Rusia”

Fuente: Nikolái Koroliov / RBTH

Fuente: Nikolái Koroliov / RBTH

El viceministro de Educación Veniamín Kagánov comenta en una entrevista para RBTH a qué universidades rusas y especialidades deben prestar atención los estudiantes extranjeros, para qué merece la pena estudiar ruso y qué relaciones entre Rusia y Occidente influyen en el ámbito de la educación.

¿En qué se basan los estudiantes extranjeros al escoger Rusia para realizar sus estudios?

Existen muchas razones para escoger Rusia. Quizás, la principal de ellas es que en los países extranjeros muchos jóvenes tienen visión de futuro respecto a sus carreras y son conscientes de las especialidades que estarán más solicitadas el día de mañana.

En este sentido, el dominio de la lengua rusa ofrece a los futuros especialistas ventajas adicionales para su competencia en el mercado laboral que en la cooperación entre nuestros países cada vez estarán más solicitadas. Además, la lengua rusa da oportunidades adicionales como lengua para la ciencia y la cultura.

Una persona que ha estudiado en nuestro país, que conoce la lengua rusa, que ha trabado amistades y ha construido su carrera basándose en las competencias recibidas, es un socio potencial para nosotros. Quizás no acaba siendo nuestro amigo, pero en cualquier caso sabrá perfectamente qué es Rusia y cómo es la gente que vive y trabaja aquí.

¿Cuáles de las universidades rusas importantes son más activas en su trabajo para atraer estudiantes extranjeros?

En el programa de intercambio de estudiantes participan activamente universidades rusas como el Instituto de los países de Asia y África de la Universidad Estatal de Moscú,  el Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú, La Universidad Estatal Lingüística de Moscú, la Universidad Rusa de la Amistad de los Pueblos, que colabora con estudiantes extranjeros en muchos sentidos, la Universidad Estatal de San Petersburgo, así como la Universidad Federal del Extremo Oriente (en el ámbito de la biotecnología y la medicina), la Universidad Federal de Kazán (en la especialidad de ingeniería), la Universidad Federal del Noreste y la Universidad de Buriatia, entre otras.

En mi opinión, vale la pena venir a estudiar las carreras de ingeniería, matemáticas y medicina. Para las especialidades de ingeniería cabe señalar el Instituto de Física y Tecnología de Moscú, la Universidad Bauman, la Universidad Energética de Moscú, la Universidad de Minería de San Petersburgo, el Instituto de Acero y Aleaciones de Moscú, la Universidad de Novosibirsk, así como la Universidad Estatal de Moscú, que junto con la Universidad Estatal de San Petersburgo forma parte de los rankings de las mejores universidades rusas en cuanto a calidad de la formación.

La Universidad del Extremo Oriente va ganando fuerza, ya que por su ubicación resulta muy cómoda a los estudiantes de Asia. Muchos extranjeros estudian en las universidades de Tomsk, famosas por ser escuelas de ingeniería innovadoras e influyentes.

¿Qué programas de intercambio de estudiantes están más solicitados actualmente?

Hoy en día gozan de especial popularidad los programas de las dobles diplomaturas. Estos programas permiten a un estudiante estudiar al mismo tiempo en una universidad rusa y en la universidad de otro país. Las asignaturas comunes se convalidan y el alumno puede estudiar en ambas universidades.

¿Se ha visto reflejado el enfriamiento de las relaciones entre Rusia y Occidente en los programas educativos internacionales?

En general, este proceso no ha influido de ningún modo en el ámbito de la educación. Únicamente puedo señalar que algunos de nuestros socios extranjeros con los que tenemos contacto nos piden que no hagamos difusión de nuestro trabajo conjunto. Pero, en general, todo el mundo entiende que todo este absurdo debe terminar en algún momento para que el trabajo continúe como siempre.

¿Qué características del sistema educativo ruso considera más exclusivas? ¿Se puede decir que Rusia es innovadora en el ámbito de la organización del proceso educativo?

Tenemos muchas metodologías exclusivas. Por ejemplo, todo lo relacionado con el sistema de educación adicional cuyo desarrollo se remonta a la época de la URSS. Este sistema no sólo aporta conocimientos y habilidades, sino que también permite al estudiante realizarse, escoger de manera individual el programa de desarrollo. Son una motivación y un nivel de realización totalmente distintos.

En general, tenemos un nivel bastante alto en la educación primaria y unos buenos resultados en los exámenes internacionales de la educación infantil. Existe un examen llamado PIRLS que muestra hasta qué punto los niños dominan los conocimientos adquiridos y son capaces de utilizarlos. Según esta investigación, nosotros figuramos entre los cuatro primeros países en cuanto a la calidad de la educación infantil, junto con Hong Kong, Singapur y Finlandia.

En lo que respecta a las universidades, tenemos una experiencia positiva en la preparación de especialistas en el ámbito de las ciencias naturales (especialmente en Física, Matemáticas y las especialidades de ingeniería). Podemos alardear de una alta calidad en la formación de especialidades artísticas y estéticas, que gozan de una gran consideración en todo el mundo.

¿Qué resultados espera del programa de educación a distancia de lengua rusa y de formación en lengua rusa? ¿Habrá más gente en el mundo que hable ruso?

Todos los países deben dedicarse a la promoción de su lengua. Esto forma parte de nuestros intereses nacionales. Durante mucho tiempo hemos dedicado muy poca atención a la promoción de la lengua rusa, al uso para estos fines de formas de educación a distancia, de educación abierta, de distintos métodos que den la posibilidad de obtener nuevos conocimientos y motiven el estudio de la lengua rusa.

Hemos iniciado un nuevo proyecto que dio comienzo el 1 de septiembre. El programa se lleva a cabo junto con el Instituto Pushkin de Lengua Rusa y en él participan muchas organizaciones distintas, prácticamente todas las universidades principales del país. Nosotros esperamos que las nuevas tecnologías y los métodos pedagógicos que hemos desarrollado permitan aprender mejor la lengua rusa y recibir formación a distancia en esta lengua.

Lea más: Las universidades rusas suben posiciones en los rankings internacionales>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.