La universalidad de los diarios íntimos de Tolstói

Fuente: servicio de prensa

Fuente: servicio de prensa

El 9 de septiembre, día en el que nació Lev Tolstói, se colgaron apuntes autobiográficos insólitos del escritor: sus diarios y libretas de notas. Se puede acceder gratuitamente a rareza bibliográfica gracias al proyecto “Todo Tolstói en un clic”. Es posible descargar los tomos que contienen las anotaciones de su diario (de los tomos 46 al 58) en los formatos .fb2, ePub, .mobi y HTML.

“Estamos muy agradecidos a todos los voluntarios que han participado en la revisión de los textos de Lev Nikoláievich”, comenta Fekla Tolstáia, tataranieta del escritor. “Muchos dicen que son precisamente sus diarios lo que más les impresiona de su obra. Ahora cualquiera que esté interesado puede descargarse o leer en línea este conjunto de pensamientos de Tolstói”.

El proyecto “Todo Tolstói en un clic  se puso en marcha en el verano de 2013. Los especialistas escanearon los 90 tomos de las obras del escritor con ayuda del software ABBYY FineReader. Más de 3.000 voluntarios se repartieron todo el texto para crear una versión electrónica. Ahora cualquiera que lo desee puede adentrarse en la lectura de estas obras insólitas, así como de los diarios del escritor, en tabletas, en smartphones o en dispositivos de lectura electrónica. Actualmente en este portal www.tolstoy.ru  se pueden descargar gratuitamente 54 tomos.

Tolstói escribió su primera entrada de diario a los dieciocho años, en Kazán, y la última, cuatro días antes de morir. Se han conservado 31 cuadernos con sus anotaciones de diario, en total son 4.700 hojas, 500 menos que los manuscritos de Guerra y paz. Además de los diarios, también se han pasado a formato electrónico las libretas de notas de Tolstói. El escritor las utilizaba durante el proceso de escritura de sus novelas Anna Karénina o Guerra y paz.

Al final de su vida, Tolstói consideró sus diarios lo más importante de todo lo que escribió. Les confería mayor importancia que a sus novelas y, en general, que a la creación artística. “A una edad ya madura, Tolstói razonaba en su diario sobre la correlación entre espacio y tiempo.”, dice Mijaíl Rusov, un gran admirador de la obra del escritor.

“El tema del tiempo y del espacio es fundamental en los diarios de la década de 1900”, cuenta Vladímir Anyanov, voluntario del proyecto. “Cada vez reflexionaba más, probablemente, sólo en Dios y el amor. En los diarios me sorprendió la profunda religiosidad del autor, la supeditación de su vida a la exigencia del bien, de la conciencia, del amor, de la voluntad de Dios. Asombran también las severas críticas que Tolstói vierte contra su propia persona. Cuando uno lee la manera en que se ataca a sí mismo (incluso como escritor) cuesta creer que eso lo escribiera un individuo al que se considera un genio”.

Algunos años antes morir, Tolstói dijo: “Pensaba que escribía el diario no para mí, sino para los otros, principalmente para quienes vivan cuando yo no esté. Pero ¿y si queman estos diarios? Bueno, ¿y qué? Quizá sean necesarios para otros, pero para mí, a decir verdad, no es que sean necesarios, es que ellos soy yo”.

Publicado originalmente en ruso en Rossiyskaya Gazeta.

Lea más: Lev Tolstói: el arte de ser una leyenda>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.