Una historia de amor y poesía en tiempos de la represión estalinista

Zinaida Reich con sus hijos y los de Esenin, Konstantín Esenin y Tatiana Esenina. Foto libre de derechos

Zinaida Reich con sus hijos y los de Esenin, Konstantín Esenin y Tatiana Esenina. Foto libre de derechos

Zinaida Reich fue la esposa del poeta Serguéi Esenin y del director de teatro Vsévolod Meyerhold. Su vida fue muy inestable por sus relaciones amorosas, pero consiguió hacerse un nombre en el teatro soviético de los años 30. Su horrible asesinato a puñaladas, del que se cumplen 75 años, sigue siendo un enigma sin resolver.

Zinaida Reich nació en una aldea cerca de Odessa el 3 de julio de 1894, hija de un alemán, Augustus Reich, y una noble rusa, Anna Ivanovna Viktorova. Augustus, para casarse con Anna, tuvo que convertirse del catolicismo a la iglesia ortodoxa rusa. Socialdemócrata, participó en los movimientos revolucionarios de 1905, por lo que la familia fue expulsada de Odessa y se estableció en Bender, actual Moldavia y una de las ciudades de la no reconocida y prorrusa República de Transnistria.

La joven Zinaida creció en Bender, donde su padre encontró un trabajo como mecánico en unos talleres de ferrocarril, pero fue expulsada por razones políticas del colegio cuando se disponía a matricularse del octavo grado. En 1913 ingresó en el Partido Social-Revolucionario en Kiev.

Sus actividades políticas le costaron muchos problemas y decidió marcharse a Petrogrado, donde conoció al poeta Serguéi Esenin mientras trabajaban en el periódico social revolucionario Delo Naroda.

Matrimonio con Esenin

En la primavera de 1917, Zinaida Reich y Sergey Esenin se conocieron y se enamoraron, comenzando así una convulsa, corta e intensa relación. La pareja se marchó al norte, al mar Blanco, donde se casaron en la iglesia Kiriko-Ulitovskaya, cerca de Vólogda, el 4 de agosto de ese mismo año.

Zinaida comenzó a trabajar en el NarkomProd, el Comisariado del Pueblo de Suministro de Alimentos en Petrogrado y, un año más tarde, en Moscú. En ese momento se quedó embarazada de su hija Tatiana y se marchó a Oriol, a unos 350 al suroeste de Moscú, mientras Esenin continuó su carrera literaria en la capital.

Las relaciones entre ambos no eran las mejores, pero Zinaida regresó a Moscú cuando Tatiana tenía un año. En febrero de 1920 nació el segundo hijo del matrimonio, Konstantín, pero para entonces la pareja ya vivía por separado – Zinaida en un albergue para madres solteras– y en 1921 se divorciaron.

Varias de las anécdotas o informaciones de las que se tienen constancia del matrimonio llegaron de las memorias del novelista Anatoly Marienhof, íntimo amigo de Esenin, quien describió sin tapujos a la ex mujer del poeta y llegó a dudar de la identidad del padre del pequeño Konstantín, moreno de cabello “cuando ningún Esenin era moreno”.

Fatal triángulo amoroso

Apenas un año después, Zinaida conoció al director de teatro Vsévolod Meyerhold, 20 años mayor que ella, casado desde hace 25 años con Olga Munt y con tres hijas. Se enamoraron estudiando juntos, Meyerhold se divorció de su esposa y en 1922 se casaron.

Además del escándalo amoroso que supuso la ruptura de su anterior matrimonio, la llegada de Zinaida Reich a la vida de Meyerhold supuso que ésta se convirtiera en la musa del teatro que su nuevo marido dirigía, el Teatro Estatal GosTiM. En los círculos vanguardistas de la recién creada Unión Soviética, esta decisión no fue bien recibida, ya que Zinaida era una actriz sin apenas experiencia que se estaba llevando los papeles más jugosos.

La vida de ambos daría una vuelta más de tuerca al reaparecer Esenin. El poeta quiso acercarse más a la vida de sus hijos y con ello se inició una nueva aventura entre Zinaida y su exmarido a espaldas de Meyerhold. El poeta, en ese momento, estaba casado con una nieta de Lev Tolstói y desde hace semanas sufría una importante depresión.

El 28 de diciembre de 1925 y con 30 años cumplidos hace escasas fechas, Serguéi Esenin apareció muerto por ahorcamiento en su habitación del Hotel Angleterre de Leningrado. Tanto Zinaida Reich como Vsévolod Meyerhold acudieron al funeral del malogrado poeta.

Abrupto final

Reich fue una de las mayores estrellas del teatro en la escena local moscovita durante la década de 1930. Muchos de los actores y vanguardistas rusos no vieron con buenos ojos el favoritismo de Meyerhold hacia su esposa, pero finalmente acabaron, incluso, por reconocer el talento de la actriz.

Durante esa época, Iósif Stalin inició sus purgas a todos los niveles, y uno de ellos fue el mundo del teatro, y de las artes en general, que no comulgaban con el realismo socialista. Stalin cerró el Teatro Estatal GosTiM en enero de 1938 cuando Meyerhold era el director, recogiendo el relevo del mítico y recientemente fallecido Konstantin Stanislavski.

El 20 de junio de 1939, Meyerhold es arrestado por las autoridades soviéticas y días después Zinaida Reich apareció brutalmente asesinada en su piso de Moscú, el 15 de julio, con 45 años de edad. Poco se sabe del trágico suceso, sólo que la actriz fue acuchillada hasta 17 veces, incluso en los ojos. El asesinato se produjo la noche anterior y presuntamente fueron dos individuos que entraron en su domicilio para acabar con su vida. Reich no falleció al instante, por increíble que parezca, sino que murió de camino al hospital por pérdida abundante de sangre.

No se registraron pérdidas materiales en el hogar de la artista, por lo que una de las teorías que manejan los historiadores al todavía desconocido móvil del asesinato fue la sombra del NKVD. En su momento fueron encontrados culpables dos personas, Varnakov y Ogoltsov, dos cabezas de turco que fueron fusilados por orden del Colegio Militar de la Corte Suprema de la Unión Soviética en 1941.

La actriz fue enterrada en el cementerio moscovita de Vagankovo, donde reposan los cuerpos de otros muchos artistas, y su tumba fue colocada junto a la de su primer esposo, Serguéi Esenin. Meyerhold fue torturado hasta confesar que era un espía de los servicios de inteligencia británicos y japoneses. Posteriormente escribió una carta desde prisión a Viacheslav Mólotov, ministro de Exteriores soviético, en la que se retractaba de su confesión. Finalmente fue ejecutado por fusilamiento el 2 de febrero de 1940 cuando contaba con 65 años.

Los hijos de Zinaida y Esenin se mantuvieron alejados de los asuntos políticos y no hay constancia de que se enfrentasen al poder soviético para conocer la verdad sobre el trágico final de su madre. Su hija mayor, Tatiana Esénina, fue periodista y escritora y vivió en Tashkent, Uzbekistán, desde la muerte de su madre. Su hijo Konstantín también fue periodista, experto en fútbol soviético.

Lea más: Juntos en el amor y el trabajo, las mujeres de grandes escritores rusos>>>