5 juegos infantiles de la época soviética

Fuente: Elena Potchiótova

Fuente: Elena Potchiótova

Los niños de hoy se entretienen con juegos informáticos o bien pasan el tiempo libre en clubes infantiles pensados especialmente para ellos. Pero los niños soviéticos jugaban en la calle. Había toda una cultura de juegos colectivos muy elaborados, pedagógicos y divertidos.

Klassiki (Rayuela)

Se necesitan unas barras de tiza, una superficie asfaltada y una piedra pequeña (o tejo). Se dibuja con tiza unos cuadrados con los números dentro, en orden, y se comienza a recorrer la rayuela a la pata coja. Lo más importante es que la piedra caiga dentro del cuadrado, llegar saltando hasta ella a la pata coja, en los tramos de la rayuela en que hay dos casillas se apoyan los dos pies, darse la vuelta saltando y deshacer el mismo camino. Quien gana es el jugador que acaba antes de hacer toda la ronda del uno al diez.

Desarrolla la habilidad, la puntería, la capacidad de concentrarse y sirve para aprender los números si los jugadores son

niños pequeños.

Koldunchiki (Juego de persecución, parecido al pilla pilla español)

Fuente: Elena Potchiótova

Los participantes huyen del perseguidor (este juego es una variante de salki, “jugar a quedarse”, en español). El perseguidor alcanza a un jugador y lo toca. El tocado tiene que quedarse en el sitio hasta que otro jugador lo toque y lo libere. Es importante señalar que el perseguidor, al tocar a otro jugador, no deja de ser perseguidor. Una variante estival de este juego es proveerse de “pulverizadores”: los jugadores se riegan con agua de botellas agujereadas. Por lo general, cinco minutos después de empezar el juego todo el mundo está mojado, pero es muy divertido.

Desarrolla la habilidad de correr, de comprender con rapidez y de divertirse.

El juego de los cosacos-bandoleros


Fuente: Elena Potchiótova

Los jugadores se dividen en dos bandos: el de los cosacos y el de los bandoleros. Se ponen de acuerdo sobre el terreno en el que van a jugar. Puede ser el patio, la entrada, la calle, etc. Los bandoleros piensan una palabra secreta. Los cosacos se apartan para no ver a los bandoleros. Estos últimos se van corriendo indicando con flechitas en el asfalto (o en las paredes de las casas, en los árboles, etc.) en qué dirección se han ido.

Primero corren en grupo y luego en desbandada, esforzándose en enredar con las flechas a los cosacos. La misión de los cosacos es encontrar a los bandoleros siguiendo las flechas. El cosaco tiene que llevar a la cárcel a cada bandolero y encerrarlo allí, mientras trata de sonsacarle la palabra secreta “torturándolo”, por ejemplo, con una hoja de ortiga. Los cosacos ganan en cuanto averiguan la palabra secreta o encuentran a todos los bandoleros.

Desarrolla las habilidades básicas de los exploradores, la capacidad de orientarse en un terreno y de resistirse a traicionar a los tuyos.

Vyshibaly (Balón prisionero)

Fuente: Elena Potchiótova

En este juego hay dos equipos que se dividen en un campo de dos. Los contrincantes se sitúan en el centro y en cada extremo del campo hay un tirador cuya misión es lanzar la pelota y golpear a cualquiera de esos oponentes situados en el centro. Estos últimos tienen que esquivar la pelota voladora y si alguno de ellos recibe su impacto debe abandonar el campo de juego. Otros jugadores pueden “salvar” a su compañero eliminado si cazan la pelota en el aire. Cuando en uno de los equipos sólo quede un jugador en el centro deberá esquivar la pelota tantas veces cuantos años tenga. Si lo consigue, todos los eliminados podrán volver a ocupar sus puestos.

Desarrolla la capacidad de esquivar objetos rápidamente, pensar en los otros y soportar el dolor.

Nózhichki (El juego del cuchillo)

Fuente: Elena Potchiótova

Los jugadores dibujan un círculo en el suelo.

Luego, por turnos, cada jugador lanza un cuchillo al territorio del contrincante para, de esta manera, reconquistar parte de su terreno, cuanto más mejor. El cuchillo se puede lanzar empleando una serie de posiciones, hasta que al final se clave en el suelo. Hay diversas versiones de este juego. El cuchillo se puede clavar en el suelo, en la arena o incluso en un banco de madera.

Desarrolla la capacidad de manejar un arma blanca, la atención y la prudencia.

Artículo publicado originalmente en ruso en Gazeta.ru.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.