Todo listo para la apertura del nuevo museo de Fabergé en San Petersburgo

El museo, de iniciativa privada y propiedad del multimillonario ruso Víktor Vekselberg, presidente del fondo Skólkovo, se aloja en el renovado Palacio Shuvalov de San Petersburgo.

 

Fuente: Natalia Pietra / RG

El palacio, situado en la orilla del Fontanka, se encontraba en estado de ruina hasta mediados de la década de los 2000. Antes de abrir el museo, se llevó a cabo una reforma de gran envergadura que supuso una inversión de 1.200 millones de rublos (27 millones de euros), además de la restauración de sus peculiares e históricos interiores. 

El joyero Peter Carl Fabergé, fundador de la empresa familiar y de la dinastía de artesanos de la joyería, es famoso por la creación de una serie de huevos de Pascua preciosistas, la mayoría de los cuales se manufacturaron por orden especial de la familia imperial rusa. Durante la dinastía Romanov se crearon 52 huevos, aunque se han documentado hasta 71. Se desconoce el paradero de algunos de ellos.

La espina dorsal de la exposición es la colección del fondo cultural e histórico de Vekselberg, "The link of Times” (El enlace de los tiempos). Se trata de 4.000 piezas de arte decorativo, que incluyen la colección de huevos de Pascua Fabergé comprados en 2004 a los herederos del magnate estadounidense Malcolm Forbes. Nueve años más tarde, con ellos fundaría la colección. 

Las piezas más valiosas de la exposición son los huevos de Pascua imperiales, entre los que encontramos el primer huevo Fabergé encargado por el zar Alejandro III para su esposa María Fiódorovna en 1885. No obstante, también se exhibirán pinturas y otras obras de arte de la colección personal de Vekselberg. 

"Queríamos crear un museo vinculado a la historia de la Rusia desde el siglo XVIII hasta principios del XX. Uno de los símbolos de este período fue Carl Fabergé, que encumbró la cima del arte joyero”, explicó Vekselberg. “Nos interesa que el visitante no sólo acuda para contemplar la belleza de las exposiciones, sino también para impregnarse del espíritu de esa época". 

Además de la obra de Fabergé, pueden verse obras de importantes artistas del mundo de la joyería, como Iván Jlebnikov, Pável Ovchinnikov e Ignati Sazikov. Se expone también una muestra con fotografías de artistas rusos y europeos, como Vladímir Makovski, Iván Aivazovsky, Karl Briullov, Konstantín Korovin o Pierre-Auguste Renoir.

El museo acogerá además exposiciones temporales. "En este momento estamos negociando una asociación con el Museo Pushkin y la Galería Tretiakóv", señaló Vekselberg. 

El primer ministro ruso Dmitri Medvédev fue invitado a la inauguración. Tras recorrer la colección, declaró que era  que la primera vez que veía una colección completa. "Había leído y oído cosas sobre los huevos, pero no los había visto", reconoció. Después de comprobar el funcionamiento de las instalaciones interactivas en el hall del museo, mediante las que se puede conocer la historia de las obras de Fabergé, Medvédev recomendó incorporar una versión en inglés. Al final del recorrido, el Primer Ministro firmó en el libro electrónico de visitantes honorables: "¡Buena suerte!". 

Tanto la reunión de la colección como la restauración del palacio y los gastos derivados de las exposiciones se financian, en su totalidad, con fondos privados de la Fundación "The link of Times". Tal y como apuntó el Ministro de Cultura ruso, Vladímir Medinski, "la apertura de un museo de este nivel no habla de la recuperación del espíritu del mecenas y el filántropo rusos: no se trata de empresarios, sino de creativos."

El museo abrirá sus puertas al público a principios de diciembre de este año. 

Artículo a partir de información de RIA Novosti, Lenta.ru, Gazeta.ru y Moskovski Komsomólets.