Zombis, Rusia y Stalingrado

Dibujado por Jeff McComsey

Dibujado por Jeff McComsey

Una extraña mezcla histórica y ficticia trata de captar la atención de los usuarios de videojuegos por todo el mundo, y el caso, es que de momento lo están consiguiendo.

¿Creían ustedes que Rusia, a ojos de la comunidad creativa occidental, es la patria de los osos, de las empresas emergentes, de Skólkovo y de proyectos capaces de cambiar el mundo? Pues bien, nos vemos en la obligación de decepcionarles: la campaña que ha multiplicado por 12 la demanda de Kickstarter en su primera semana es una novela gráfica sobre una multitud de zombis que conquista, en 1943, la ciudad de Stalingrado. 

El ilustrador Jeff McComsey, de Lancaster, autor de una serie de afamados cómics sobre zombis titulada FUBAR, está recaudando fondos para su novela gráfica (aunque con ese argumento, también podría recaudarlos para un videojuego independiente). El proyecto, que se presenta con el nombre de La madre Rusia, es la historia de una mujer que se encuentra con un bebé, un rifle de francotirador y 2 millones de zombis en un Stalingrado rodeado del invierto de 1943. 

En resumen: los zombis han tomado la ciudad, han mordido a los nazis y la Segunda Guerra Mundial ha finalizado, dejando un ejército de errantes muertos vivientes. Ahora solo queda una joven francotiradora dentro de un edificio que los abate uno a uno, sin reparar en un bebé que, inexplicablemente, ha sobrevivido. 

Mientras una comunidad enloquecida de frikis se afana en descubrir cómo continuará la historia, el artista experimental norteamericano les invita a donar un poco de dinero (ya se han recaudado cerca de 45.000 dólares en lugar de los 3.500 solicitados inicialmente y, teniendo en cuenta que aún falta un mes, esta suma solo puede ir en aumento). 

La plataforma Kickstarter, al parecer, suele financiar de buena gana alocados proyectos, no solo de la industria de los videojuegos o la cinematográfica, sino también del mundo del cómic. 

Mientras tanto, estadounidenses y europeos no salen de su asombro ante el persistente estereotipo de la Guerra Fría que no abandona a los rusos, el cual, por otra parte, se reproduce en cada nueva obra reservada a la cultura de masas, desde el cine a los cómics. 

Rusia, zombis, Stalingrado. Esperamos impacientes el lanzamiento de esta obra.