El punk en Rusia: ideología, música, estilo de vida

Más allá de Pussy Riot, este movimiento surgió en la URSS poco después que en Occidente y se mantiene con fuerza. Fuente: Flickr / farm3

Más allá de Pussy Riot, este movimiento surgió en la URSS poco después que en Occidente y se mantiene con fuerza. Fuente: Flickr / farm3

El punk ruso ha dado un giro de 360 grados en los últimos 30 años. En sus orígenes a principios de los 80 era un movimiento underground, "Nosotros contra el mundo", pero empezó a hacer música súper ventas, completamente comercial en los 90, para convertirse finalmente en favorito en las discotecas y fiestas de los "nuevos burgueses" de los 2000. Ahora, el punk rock ruso ha vuelto en un estilo politizado e inconformista liderado por Pussy Riot.

Todo movimiento de masas importante de Europa occidental o los EE UU ha encontrado seguidores entregados en la URSS y después en Rusia, al cabo de un año o dos de su surgimiento. El punk no es diferente. Como sucedió con el rock en los 60, cuando los primeros álbumes y revistas, vaqueros y zapatos de plataforma aparecieron en el mercado negro de Moscú, también a finales de los 70 llegaron los primeros álbumes de punk, las chaquetas de cuero y los fanzines.

Los adolescentes soviéticos de los 70 ya se habían cansado de hard rock y del estilo de vida "Love & Peace" de los hippies. El punk fue como un soplo de aire fresco para ellos. Los jóvenes soviéticos podían tener su propia identidad punk, que era rebelde y, más importante, muy diferente de la de sus hermanos mayores.

Rememorando la escena musical moscovita de finales de los 70, podríamos decir que las bandas más jóvenes tenían un dilema a la hora de adoptar un estilo de música: disco o punk. Ambas modas llegaron a la música soviética casi al mismo tiempo, en la segunda mitad de los 70.

El disco se convirtió en la corriente más difundida y fue incluso explotado por los compositores oficiales soviéticos, quienes incorporaron ritmos y sonidos disco al pop y, a veces, a canciones patrióticas sobre la clase obrera y la juventud comunista. Pero el punk era la primera opción para muchos jóvenes, ya que sentían exactamente lo mismo que uno de los principales lemas punks: "No future".

 

Fuente: Novayagazeta

Así, la cultura punk era algo muy natural para muchos jóvenes soviéticos con cierto nivel de inteligencia y de rabia. La principal diferencia entre los punks británicos y soviéticos a finales de los 70 es que el punk inglés luchaba y protestaba contra el sistema de la clase alta conservadora y en la URSS todo el mundo era igual de pobre. Por eso, la única actitud que los punks soviéticos podían adoptar era "Nosotros contra el mundo" o "Nosotros contra todos los demás".

Los jóvenes soviéticos trataban de imitar el estilo y la apariencia de los punks occidentales. La escasez material en todos los aspectos de la vida cotidiana soviética impulsaba a la gente a encontrar modos poco comunes de parecer punks de verdad. Por ejemplo, las pesadas botas Doc Martins negras de los occidentales fueron reemplazadas en la URSS por las botas militares que se podían comprar en cualquier tienda de la cadena de material militar llamada Voentorg, presente en toda la URSS.

Lo mismo pasaba con las cazadoras punks, que se creaban transformando chaquetas negras de la Marina compradas en esa misma cadena Voentorg. Casi cualquier cosa se puede usar para conseguir un look punk si se le echa un poco de imaginación y creatividad, y esto encuentra buena acogida entre el grupo de amigos. 

El punk, censurado

La propaganda oficial soviética rechazó inmediatamente el movimiento punk. En la prensa oficial se publicó un puñado de artículos muy críticos con las bandas de punk rock occidentales. El grado de oposición que mostró la prensa soviética contra el punk fue mucho más alto del que se encontraron los Rolling Stones algunos años antes.

Para la propaganda soviética era un escándalo que los punks occidentales utilizasen esvásticas y ropa nazi como parte de su look habitual. Sin embargo, no tenían ni idea de que los uniformes nazis formaban parte de la actitud punk: escandalizar a la sociedad, dar una bofetada a las clases altas.

La propaganda soviética, incapaz de entender los detalles de la ideología punk, actuó como un elefante en una cacharrería: censuraron en bloque todo el nuevo movimiento. También prohibieron la banda de glam rock Kiss, porque las dos últimas letras del logo parecían los símbolos de las SS de Hitler. Los censores decidieron que Kiss eran nazis.

A principios de los 80, las bandas punk de la URSS se encontraban entre la espada y la pared. La ideología oficial los consideraba enemigos del Estado y las revistas musicales underground, principalmente en samizdat (autoeditadas), publicaron artículos muy negativos sobre la música punk. Esto se debía a que la gran mayoría de los periodistas y críticos eran hippies y les gustaban el rock y el blues.

A veces, simplemente no entendían esta nueva idea de punk. Los primeros conciertos punks se hicieron, en su mayoría, en apartamentos, con unos pocos amigos como público. 

El punk de Leningrado a Siberia

Una de las primeras bandas de punk de la URSS era AU o "Avtomaticheskie Udovletvoriteli", "Satisfactores automáticos". Fundada en 1979 en Leningrado, su líder era Andréi "Svin" (cerdo) Panov (1960-1998). Dieron sus primeros conciertos en pisos de amigos hasta que se unieron al club oficial Leningrad's Rock para poder tocar en un escenario de verdad en los festivales.

Svin utilizaba varios trucos punks durante sus conciertos y apariciones públicas, como orinar en un vaso y beberlo para dejar a su público en estado de shock. Panov nunca había formado parte de la comunidad musical underground de Leningrado porque nunca había tenido mucho en común con otros músicos. El propio líder de la banda decía que AU era más un grupo de rock anárquico que una banda punk. Una canción de AU, "Plevat" (Me da igual), cuya letra es esta única palabra, es buena prueba de ello.

Al mismo tiempo, en Moscú surgió una banda llamada DK. El verdadero significado de la abreviatura intrigó a mucha gente, y se proponían soluciones que iban desde Sofá Cama ('Divan Krovat') a Mierda de Chica ('Devichyi Kal'). DK no era exactamente una banda punk al estilo de los Sex Pistols, pero tenían canciones muy innovadoras e inteligentes, con una visión punk. Su líder, Serguéi Zharikov, era un intelectual que publicaba en samizdat una revista sobre cultura, sociedad e ideología.

Una rama especial del movimiento punk soviético era el “Sibirski punk” o "punk siberiano". La remota situación de Siberia, alejada de las dos principales ciudades, Moscú y San Petersburgo, ayudó a que se desarrollase una versión única del punk. Las bandas siberianas no estaban demasiado preocupadas por las modas y su sonido estaba más cerca del hard rock.

La banda de punk más famosa de Siberia venía de la ciudad de Omsk y se llamaba GO o Grazhdánskaya Oborona, "Defensa civil", aunque muchos de sus fans la llamaban simplemente Grob, tomando las primeras letras del nombre para formar la palabra "ataúd" en ruso. El líder de la banda, Yegor Létov (1964-2008) está considerado el "abuelo" del punk ruso por su gran influencia sobre numerosas bandas.

La vida de las bandas underground en Siberia era mucho más dura que en Moscú o Leningrado porque la censura local era mucho más estricta. Cuando "Grob" se hizo popular en varias ciudades de la URSS, Létov sufrió la represión política por parte del gobierno local y fue declarado "socialmente peligroso". Fue internado a la fuerza en un hospital psiquiátrico durante tres meses. Se trataba de una práctica habitual en la URSS utilizada para suprimir disidentes: presentarlos como enfermos mentales.

Los ciudadanos soviéticos ordinarios se conformaban por lo general con las políticas del Partido; Létov, sin embargo, casi se queda ciego por los medicamentos que le suministraron en el hospital.

La música y las letras de "Grob" eran duras, energéticas, simples y descaradas. A finales de los 90, Létov se unió al nuevo Partido Nacional Bolchevique (NBP) y se convirtió en uno de sus líderes. Algunas de las opiniones y tácticas políticas del NBP se podrían relacionar con lemas punks y nihilistas como "Cómete a los ricos".

La bandera del partido era roja con un círculo blanco con una hoz y un martillo dentro, lo que  a muhcos recordaba a una bandera nazi. El NBP fue prohibido en Rusia en 2007 como organización extremista.

Юго-Запад - Выходной панк (1989) Yugo zapad- Punk de fin de semana

¿Qué ha quedado de todo aquello?

Cuando cayó la URSS, el punk se había vuelto comercial en todo el mundo. En EE UU, la nueva generación de bandas grunges, como Nirvana o Green Day, estaban vendiendo millones de discos y dando conciertos en estadios con miles de fans.

En Rusia siguieron emergiendo bandas de pop-punk. La principal diferencia entre las bandas underground de los 80 y las de los 90 y 2000 es que estas últimas eran simplemente una variante más de la música comercial y cantaban, por lo general, canciones sin significado.

Estas bandas salían con mucha frecuencia en televisión y radio y, además, algunas fueron nominadas para premios musicales. Ya nadie protestaba contra nada y los grupos de pop-punk ruso se iban de gira cómodamente por todo el país y ganaban mucho dinero explotando el estilo punk.

Pero, de repente, a finales de los 2000 algo cambió en la escena punk rusa. Surgió una nueva generación de bandas con un fuerte componente político que condenaban la comercialización de la música y la cultura. No quieren tocar en clubes tradicionales, pero están dispuestos a hacerlo en manifestaciones y otros eventos públicos. La performance de Pussy Riot en la catedral principal de Moscú se convirtió en un escándalo a nivel mundial. El inconformismo está de vuelta en el punk rock ruso y va a hacer mucho ruido.

Элизиум - Альпинист (Live. 2010) Elizium. Alpinista

НАИВ - Я не знаю (Unplugged,2008) Naive. No sé

Штабеля - "Ж.В.П." (2012)  Shtabelia. Zh.V.P

Vasili Shumov es músico, productor, fotógrafo y videoartista. Nacido en Moscú, fue el fundador de la primera banda de música electrónica y new wave de Moscú, 'Tsentr', en 1980. De 1990 a 2008 vivió en Los Angeles, California. En 1998 se graduó en el Instituto de Artes de California, MFA. Vasili ha realizado numerosas exposiciones en solitario y en grupo de sus obras fotográficas y de vídeo. En abril de 2013 organizó una exposición personal en la Casa Central del Artista en Moscú. En junio de 2013 tocó con su banda Tsentr en el festival PAX de Helsinki, Finlandia.