Kusturica presenta su ópera punk gitana en Kubana

Fuente: Flickr/mentitore

Fuente: Flickr/mentitore

La idea de la ópera punk con motivos de la película de culto de Kusturica "El tiempo de los gitanos" surgió en 2002 y cinco años después tuvo lugar el estreno mundial en el escenario del Teatro de Ópera de París de La Bastilla. Tuvo un gran éxito en Serbia y Grecia. En el Kubana este espectáculo se representará por primera vez no en una sala sino a cielo abierto.

Fuente: RG/Andréi Basianin

La película tiene música de Goran Brégovich mientras que la versión operística de la trágica historia de amor entre Perjan y Azra ha sido realizada por Dejan Sparavalo, Nenad Yankovich y el músico de la No Smoking Orchestra Stribor Kusturica, el hijo del director.

Cada película suya es un poco una ópera ya que la música juega un papel muy importante en sus obras. "De hecho no hay géneros", dice Kusturica. "Yo descubrí el punk en los 70-80. Aquí ya está la idea de la muerte del género, la muerte de la tendencia. Toda esta delimitación de los géneros en cine, ópera y demás... Miro lo que sale y casi es mejor llamarlo sencillamente teatro. Aquí se puede hacer todo lo que no se puede hacer en el cine. El teatro es un espacio abstracto y ese espacio nos da la posibilidad de crear milagros. Los trucos teatrales que hacia vuestro Meyerhold se encuentran a medio camino entre el circo y el teatro serio, una mezcla de géneros sobre un espacio donde se puede experimentar. Y estamos hablando de algo creado según los cánones clásicos, pero por otro lado completamente inusual desde el punto de vista visual. Considero que es algo muy romántico unir la ópera al punk. En nuestra época capitalista la gente necesita escapar de la cultura de masas. Yo, por ejemplo, siempre intento mantenerla lo más lejos posible".

La ópera recuerda formalmente una revista musical, los números se suceden uno detrás de otro... En escena entra un tráiler, una luna baja de un cable sobre el escenario, en las montañas de plástico tiene lugar una boda balcánica con magos y malabaristas, por una calle de pueblo salen ocas vivas... El aria de Ahmed suena a ritmo de rock con el sucio sonido de las guitarras eléctricas...

"Vivimos en el mundo del capitalismo corporativo, en un mundo que ha cambiado completamente con respecto a los valores del siglo pasado y por eso quiero mantenerme lo más alejado posible de la cultura de masas. Si a pesar de todo la tengo que llamar ópera, la llamo ópera punk. Sí, el punk ha muerto, pero ¡larga vida al punk!"

Conversando con los periodistas, Kusturica señaló que ahora está trabajando en un gran proyecto que tiene que ver con Rusia. En los últimos años el director está rodando una película sobre el escritor Dostoyevski.

Redactado sobre artículos de RIA NOVOSTI, la revista Komsomolskaya pravda y Rossiskaya Gazeta 

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.