Harry Potter se convierte en un médico ruso de provincias

Daniel Radcliffe encarna a un joven médico rural. Fuente: kinopoisk.ru

Daniel Radcliffe encarna a un joven médico rural. Fuente: kinopoisk.ru

Tras el gran éxito de la miniserie de Bulgákov (cuatro capítulos de 24 minutos cada uno), el canal Sky Arts decidió rodar una segunda temporada. Los protagonistas serán los mismos que en la primera: la estrella de Harry Potter, Daniel Radcliffe, y Jon Hamm. La realización correrá a cargo del director Robert MacKillop.

Tras el gran éxito de la miniserie de Bulgákov (cuatro capítulos de 24 minutos), el canal Sky Arts decidió rodar una segunda temporada. Los protagonistas serán los mismos que en la primera: la estrella de Harry Potter, Daniel Radcliffe, y Jon Hamm. La realización correrá a cargo del director Robert MacKillop.

El joven Bulgákov, como el protagonista de sus relatos, trabajó de médico en un pueblo de la provincia rusa, situado a 300 kilómetros al oeste de Moscú, antes de la revolución del 1917.

Sacaba muelas, atendía partos y curaba a enfermos de sífilis. En la soledad también sentía pánico y se inyectaba morfina. Por cierto, precisamente el relato Morfina es la base de la película del mismo nombre realizada por el director Alexéi Balabánov

Notas de un joven médico es una de las primeras obras de Bulgákov y no es la más conocida. Los auténticos bestsellers del autor fueron El maestro y Margarita, Corazón de perro, Los huevos fatales, obras con la mezcla diabólica de realidad y ficción característica de Bulgákov.

Mijaíl Afanásievich se llamaba a sí mismo escritor místico. Y precisamente es aquí donde radica la clave de su conflicto con la ideología soviética, que entendía el mundo exclusivamente de forma materialista.

Durante muchos años no publicaron a Bulgákov, sus obras se representaban en los teatros con gran dificultad. Esto llevo al escritor a la desesperación. En una carta al escritor y dramaturgo ruso Maxim Gorki escribió: “Todas mis obras están prohibidas, no imprimen ninguna de mis líneas, no tengo ningún trabajo preparado, no me llega ni un kópek de mis honorarios de autor, ninguna institución ni ninguna persona contesta a mis solicitudes, todo lo que he escrito durante diez años en la Unión Soviética ha sido destruido. Lo único que queda por destruir soy yo mismo”. 

Sus libros no empezaron a llegar al gran público hasta los años 60, tras la muerte del autor, pero entonces consiguió la gloria. Se convirtió en un escritor de culto, sus seguidores estudiaron durante muchos años la topografía de Moscú de las obras de Bulgákov y se relacionaban entre ellos utilizando citas del escritor.

Sus obras principales fueron traducidas al inglés y tuvieron éxito, a pesar de la abundancia de referencias soviéticas de los años 20 (por ejemplo, en El maestro y Margarita) que incluso ahora no son del todo comprensibles para el lector ruso. Al parecer el fermento humano común era más fuerte. En sus libros hay algo que conmueve igualmente al lector occidental que al ruso, algo que no se ve afectado por la influencia del tiempo.

En Occidente muchos lo percibieron como “satanista”, al estilo de Aleister Crowley. Basta decir que Mick Jagger se inspiró en Bulgákov para escribir el conocido hit de The Rolling Stones Sympathy for the devil. Durante la época del undeground de Londres en los años 60 El Maestro y Margarita era un libro popular.

Adaptaron las obras de Bulgákov al cine en muchas ocasiones. Los alemanes y los yugoslavos ya rodaron cine basado en El maestro a finales de los 1970. El director inglés Paul Bryers se inspiró en esta novela en el año 1991. En Rusia la adaptaron al cine en muchas ocasiones en los 90 y a principios de los 2000.

Sin embargo se consideran auténticos éxitos artísticos las películas soviéticas basadas en otros textos de Bulgákov: La corrida (URSS, 1970), Iván Vasílievich cambia la profesión (URSS, 1973), Corazón de perro (URSS, 1988).

 

En Rusia también se adaptó al cine las Notas de un joven médico (1991), aunque la verdad es que este trabajo no tuvo mucho resonancia. Por eso es todavía más interesante el éxito de la serie británica.