Tolstói o el arrepentimiento

La novela del colombiano Hernán Estupiñán Mójica recrea el universo espiritual del autor ruso. Fuente: Archivo propio

La novela del colombiano Hernán Estupiñán Mójica recrea el universo espiritual del autor ruso. Fuente: Archivo propio

Hernán Estupiñán Mójica ha ganado el primer premio internacional de novela 'Héctor Rojas Erazo' en el Departamento de Sincelejo (Colombia), con su obra 'Tolstoi o el arrepentimiento'. Este periodista, reportero ha charlado con Rusia Hoy.

¿Qué le atrajo de Lev Tolstói?

El tema de la fe siempre me ha preocupado. Ahí es donde pongo los ojos en Tolstói. Además de literato y de su obra grandiosa, fue ante todo un excepcional ser humano.

Obras suyas como Anna Karénina, Guerra y Paz o Resurrección marcaron la historia de la literatura universal. Pero realmente la grandeza de Tólstoi es humana.

Más allá de su genialidad para escribir, creo que hay una grandeza en él como ser humano, en su alma que revolucionó la Rusia de la época. Fue capaz de desafiar el esquema de los zares, fue perseguido, desafió a su propia familia que no creía en su proyecto de vida y de fe y abandona su casa para ir a morir en una estación de tren.  

Hernán Estupiñán Mójica

es actualmente jefe de Emisión de Noticias RCN en Bogotá y ha publicado cuatro libros, uno de cuentos y tres novelas. La última, Bach o la lluvia tardía, marcó el comienzo de una trilogía sobre la fe, que continúa precisamente con la obra galardonada. El autor ya había obtenido otro premio internacional en Alicante, España, en 2007, por su novela histórica El Nuevo Reino.

Muchos dicen que Tolstói era un loco que buscaba la muerte porque estaba anciano y enfermo. Él quería un cristianismo activo, que no fuera para ser servido, sino a servir al estilo de Cristo. 

Si se trata de un asunto es de fe, ¿por qué no escogió a otro escritor como Hermann Hesse y prefirió inclinarse por Tolstói?

Pude haber preferido a Dostoievski. Hay un libro de George Steiner titulado Tolstói o Dostoievski, donde de alguna manera se muestra que son semejantes en sus angustias, pero diferentes en sus destinos.

Veo un alma más atormentada y apegada al mundo en Dostoievski que en Tolstói, que optó por la pureza de su alma. Más que un ser espiritual, de alma y sentimientos, era un hombre esencial.

Encuentro en Tolstói un ser que busca, hasta en sus obras, la vida espiritual que es despreciada por la mayoría. Los biógrafos estudian al gran Tolstói de Guerra y paz que revolucionó Rusia con su sarcasmo y su genialidad para escribir, pero no prestan tanta atención al Tolstói espiritual. Yo tomo ese aspecto y lo convierto en materia literaria porque me interesa su razón existencial más allá de lo mundano. 

En su libro, Tolstói o el arrepentimiento, sobresale del escritor lo humano o lo espiritual?

Busco el Tolstói que se siente culpable por no ser consecuente con sus ideas cristianas.

En Tolstói o el arrepentimiento se realiza la construcción literaria del itinerario cubierto por el escritor desde su hogar en Yásnaia Poliana a la estación ferroviaria de Astápovo, donde falleció. Se trata de un tiempo impreciso, condensado en unos pocos días. La narradora del relato es Sasha, una de las hijas del autor ruso.

Mi obra transcurre en esa búsqueda, en la del ser humano y espiritual que hay dentro del alma de Tolstói; un padre que consagrado a sus hijos, amoroso con su esposa a pesar de los errores del pasado, un Tolstói que busca fustigarse a sí mismo para buscar la perfección espiritual renunciando a muchas cosas.

Para él no fue fácil  renunciar a la fama, a esas grandes obras que había escrito. Ahí se inicia un cambio en su vida literaria, empieza a hablar de Dios en una sociedad incrédula y que no entiende su sacrificio. 

¿Va traducir su obra al ruso?

Es una tarea difícil, he tenido algunas aproximaciones con la embajada rusa que ha expresado interés en mi novela. Estoy tratando de seguir el conducto regular. Vladímir Tolstoi, consejero de asuntos culturales del gobierno ruso y tataranieto de Lev y director del museo Tolstói, nos está proponiendo que hagamos la traducción de la obra para que quienes lo visiten sepan que de alguna manera Tolstói trascendió a lugares remotos del siglo XIX a América del Sur. 


¿Cree que la sociedad rusa actual está en disposición de entender al Tolstói espiritual, teniendo en cuenta que está influenciada por el neocapitalismo en el que prima más lo material que lo espiritual?

Yo creo que sí porque Tolstói despierta muchas inquietudes. El hombre moderno está en una búsqueda para comprender muchos fenómenos del espíritu de la vida cotidiana que no han encontrado respuesta todavía.

El hombre hoy en día no cree en sí mismo sino en un remedo de su realidad virtual. Creo que los rusos de hoy van a estar interesados en leer sobre el alma de Tolstói. 

¿Conoce la literatura rusa y le atrae?

He sentido toda la vida inclinación por la literatura rusa.

Los rusos han sido mis autores de cabecera, me llama mucho la atención porque han sabido leer la condición humana más que ningún otro grupo de escritores, no sé por qué han tenido esa propensión a leer el alma humana, desde sus bajezas hasta lo más hermoso, como las de Tolstói.

Mi novela está basada en un cuento de Tolstói poco conocido que se titula Dios sabe la verdad pero la calla mucho tiempo, y es hermoso. En la narración, se describe al Tolstói abandonado por su familia, culpado de muchas cosas, perseguido.

El alma y espíritu colombiano se caracterizan por su inquebrantable fe hacia fuerzas superiores de la naturaleza, por eso a todo le imprimen su realismo mágico, razón de no decaer en su estado de ánimo no obstante la convulsión social y económica que sacude a la mayoría del pueblo colombiano.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.