Johnny Depp en Moscú: “Me gustaría hacer de Dostoievski o de Rasputin”

Johnny Depp y Armie Hammer. Fuente: Sergey Kuksin / RG

Johnny Depp y Armie Hammer. Fuente: Sergey Kuksin / RG

El equipo de la exitosa película norteamericana El llanero solitario –los actores Johnny Depp y Armie Hammer, el director Gore Verbinski y el productor Jerry Bruckheimer– han estado de visita en Moscú durante el festival de cine de la capital.

No es la primera visita a Moscú para esta estrella de Hollywood. Hace dos años estuvo para el estreno de la película Piratas del Caribe 4, en mareas misteriosas junto con Penélope Cruz.

“Rusia tiene una gran historia. Mis escritores y poetas favoritos son rusos. Por eso hay lugares aquí que me gustaría ver, pero no me da tiempo, vengo con el equipo y este me va llevando а actos importantes”, dijo Depp durante la conferencia de prensa.

El actor sueña con recorrer los lugares relacionados con sus autores favoritos: Fiódor Dostoievski y, por extraño que parezca, el heraldo de la revolución socialista Vladímir Mayakovski. El favorito del zar Grigori Rasputin es el personaje histórico preferido por Depp y ha  declarado que representaría encantado a cualquiera de ellos.

“Rasputin es, por supuesto, un personaje muy singular, emocionante, curioso. ¡Hay tanto poderío oculto en esa historia suya tan demencial! –dijo Depp–. También nombraría a Raskólnikov, aunque entiendo perfectamente que ya soy un poco mayor para el papel principal de Crimen y castigo”.

Por lo demás, en el western ElllanerosolitarioDepp, que tiene 50 años, hace el papel del indio Toro, que no aparenta más de 30. “He pasado mucho tiempo en el gimnasio, he trabajado mucho con mi entrenador. Para mí era muy importante mostrar a los indios con belleza y corrección, mostrarlos tal y como eran y como siguen siendo, unos guerreros”, ha explicado el actor.

Este ha tenido que realizar acrobacias a caballo, correr sobre un tren en movimiento, colarse debajo de él… No es de extrañar que la sesión de fotos del actor tuviera lugar en el Museo del Ferrocarril de Moscú y con viejas locomotoras de fondo. “¡Con mucho gusto recorrería Rusia en tren!”, exclamó, y bromeó: “Solo que no subido al techo de un vagón como en el cine”.

En el museo Depp posó para los fotógrafos acompañado del encantador Armie Hammer, que interpreta al llanero John Reid. Resulta que este prometedor actor de 26 años tiene un fuerte vínculo con Rusia. Su bisabuela paterna era la actriz rusa Olga Vadina, de soltera Von Root, hija del general del ejército zarista Vadim Nikoláievich Root. Y su bisabuelo, el famoso millonario con raíces en Odessa Armand Hammer, apreciado por todos los líderes soviéticos desde Lenin a Gorbachov.

Ambos actores contaron a Rusia Hoy que les han quedado sensaciones positivas del rodaje de El llanero solitario. “Es emocionante que se nos haya dado la posibilidad de visitar lugares enigmáticos de EE UU llenos de espíritu, lugares donde hace muchos tiempo que no se permitía a nadie, ya no rodar, simplemente estar. En todas partes los indígenas nos acogieron con hospitalidad y nos apoyaron”, dijo Hammer.

También reveló una anécdota graciosa: durante el rodaje, al salir un día del servicio, Hammer se cayó en un cactus y estuvo arrancándose espinas todo un mes. ”No os alarméis –bromeó Depp–. No se cayó de frente, sino sobre el trasero, así que, en este sentido, no ha sufrido daño”.

Depp recordó que en una de las escenas de la película por su rostro corrieron escorpiones auténticos. ”No me dan ningún miedo. Intenté coger un escorpión con la boca, pero no le gustó y tuve que renunciar. Lo que me asusta de verdad son los payasos y los mimos”.

En los accesos al cine Rossia, donde tuvo lugar el estreno de El llanero solitario, se pudieron oír gritos frenéticos: “¡Johnny Depp! ¡Johnny Depp!”. El guardaespaldas del actor no lo soltaba, literalmente, de las manos, temiendo que las fans lo hicieran pedazos. Pero, aun así, algunas consiguieron un autógrafo de su héroe.

Después del estreno Depp pasó la noche con su nuevo amor, la actriz Amber Heard, en un prestigioso restaurante moscovita. Su romance empezó durante el rodaje de la película Los diarios del ron, basada en la novela de culto de Hunter Thompson.