El arte urbano ruso llega a Nueva York

El artista Timoféi Radya obtiene el premio al “Mejor artista” en la feria Cutlog. Fuente: www.t-radya.com

El artista Timoféi Radya obtiene el premio al “Mejor artista” en la feria Cutlog. Fuente: www.t-radya.com

En la feria de arte contemporáneo Cutlog de Nueva York el artista ruso hizo una versión reducida de su instalación de Ekaterimburgo “Figura 1: Estabilidad”, compuesta por 40 escudos policiales de plástico.

La composición original, un gigante “castillo de naipes” formado por 55 escudos, coronado por un trono, fue erigida cerca de Ekaterimburgo por Timoféi y su equipo en diciembre del 2012. 

La pirámide, que en seguida se derrumbó, estaba dedicada a las protestas en la plaza Bolótnaya y, según el artista, la obra representa su visión del poder actual que se apoya en la fuerza pero con toda su rigidez puede formarse como un “castillo de naipes”. 

Haz click en la imagen para ver la galería

Tras licenciarse en la facultad de filosofía, Timoféi, originario de Ekaterimburgo, en los Urales, empezó a dedicarse al arte urbano. 

“Estudiando filosofía entiendes que hay muchas cosas que son bastante sencillas pero que es difícil mantenerlas en el primer plano de la conciencia. Se puede tratar de ideas sencillas pero importantes, para las que hay que encontrar la forma adecuada. Creo que en la calle se ven muy frescas y es por eso que me dedico a ello. Además, me gusta que el proceso de creación de obras sea muy vivo, exige esfuerzos, hay peligro, pasión y todo eso estimula y te obliga a reflexionar, por ejemplo, sobre cómo están construidas las personas, qué les interesa. Por qué uno lleva una camiseta donde pone “Cáucaso” y otro “Soy ruso”…”, explica Timofey en una entrevista en la revista Look at me.

Radya empezó a ser conocido en Rusia tras su obra “Ataca, defiéndete”, en un edificio de pisos de Ekaterimburgo. “Escribir en la pared es una forma antigua y eterna. Creo que hay algo que une todas las inscripciones de todos los tiempos…”, explica el artista.

Expertos en arte callejero de todo el mundo reconocieron sus retratos de soldados que se queman: “En nuestro país el Día de la Victoria (sobre la Alemania nazies uno de los días más importantes del año, para algunos el más importante. Estoy convencido que tras la guerra todos están peor, los vencedores y los vencidos, no hay diferencia. Se pueden contar las cifras durante mucho tiempo pero la gente no va a volver…” 

Un hospital actualmente abandonado del centro de Ekaterimburgo durante la guerra recibía a los soldados. Decidieron poner en la pared sus rostros. Los dibujos se hicieron a base de vendajes y el según el espesor de la capa de vendajes se conseguían tonos diferentes. Después los vendajes se quemaron. El edificio no sufrió, después del incendio solo había que retirar los vendajes que habían quedado. 

Este evento se realizó la noche del 22 de junio, el día más largo del año que es también el día del inicio de la guerra. “Casi al final del montaje vino una persona responsable del edificio, hablamos del proyecto y se decidió no avisar a la policía”, explica Radya.

“Me interesan cosas sencillas: escribir algo en la calle y observar la reacción de la gente, - explica el artista, - lo que está relacionado con el arte contemporáneo y con los espacios cerrados tiene un público muy limitado. Es posible que el arte callejero no pueda ser tan profundo y complicado pero actúa allí, donde no hay ningún tipo de cultura, y por eso puede ser mucho más importante que otras formas de arte…” 

Timoféi Radya está nominado al premio “Innovación”, el premio estatal más importante en arte contemporáneo que concede anualmente el Centro Estatal de Arte Contemporáneo. En el 2011 el premio fue concedido al polémico grupo artístico “Voiná”. 

Más información en la paǵina web del artista. www.t-radya.com

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.