“Stoned Fox”, el último fenómeno viral en Rusia

Una exposición dedicada al Stoned Fox ("El zorro colocado"), un intento fallido de disecar un animal, llevado a cabo por la taxidermista y artista Adele Morse, finalmente abrió sus puertas en San Petersburgo, a pesar de la oposición de un buen número de políticos. El zorro, así como memes relacionados con él y collages digitales, se exponen en el Geometria Café.

 

Según la autora, Adele Morse, cometió un error técnico y el zorro no salió demasiado bien. Pero, a juzgar por las fotografías, cometió todos los errores posibles. El resultado es un zorro sentado, con el hocico muy corto y enormes ojos, que se encorva hacia adelante en la silla. Sus ojos parecen preguntar: "¿Por qué me haces esto?".

Las fotos del zorro han alcanzado gran popularidad en internet, y en Rusia se han convertido en un fenómeno viral, al aparecer en fotomontajes con políticos y estrellas del pop, presentadores de televisión y revolucionarios, futbolistas y asesinos.

En marzo de este año se anunció que Morse había sido invitada a Rusia, lo que causó una gran ofensa a los fanáticos de San Petersburgo. El fundamentalista ortodoxo Vitalin Milónov, miembro del ayuntamiento y defensor de la ley que prohíbe la propaganda homosexual, acusó a Morse de crueldad con los animales. Aparentemente, la acusación es aplicable solo en el caso de animales muertos. También dijo que la artista practicaba la caza con perros e instó a todos los dueños de perros de San Petersburgo a acudir a la inauguración de la exposición. Pero nadie se presentó.

Morse afirmó en una rueda de prensa que ella nunca había torturado animales. “Me enteré de quién era Milónov cuando empezó a hablar de mí, llamándome desequilibrada e invitando a sus partidarios a que trajesen sus perros a la exposición. Estoy en completo desacuerdo. Todo el mundo tiene derecho a defender sus propias actitudes, opiniones y puntos de vista, pero él tiene una idea de mí completamente equivocada. Soy la última persona del mundo a la que se podría acusar de crueldad contra los animales. He sido vegetariana durante más de diez años”, afirmó la artista, según informa Fontanka.ru.

Los miembros del Partido Comunista de la Región de Leningrado también se unieron a la campaña contra el "Stoned Fox". Se trata de un grupo de extremistas de izquierdas, que se aprovecha del parecido de su nombre con el influyente Partido Comunista de Rusia. Les encanta atraer la atención y suelen buscar publicidad con declaraciones enloquecidas sobre asuntos culturales: solicitaron a la Iglesia Ortodoxa que canonizase a Iósif Stalin, exigieron al expresidente de Francia, Nicolás Sarkozy, que pidiese disculpas por la muerte de Alexander Pushkin a manos del francés d’Anthès en un duelo en 1837, y criticaron la película "Avatar" de James Cameron, entre otras cosas.

Por supuesto, no podían dejar pasar la oportunidad mediática que les brindaba el "Stoned Fox", especialmente porque le hicieron un fotomontaje con nada menos que con Vladímir Lenin.

Eso fue suficiente para despertar las iras de los comunistas de San Petersburgo. "El mal se ha cebado en nuestra ciudad, ante la indecisión y cobardía de las autoridades municipales. La sádica taxidermista y adicta a las drogas A. Morse, que se ha permitido burlarse de un gran pueblo y de su historia, ha entrado en la ciudad como si fuese un héroe. La inglesa ha afirmado cínicamente que creó artificialmente un animal que 'parecía un poco triste y borracho, y así es como se sienten los rusos. Esos ojos de plástico le dan una mirada vidriosa, los rusos se identifican con él, piensan que simboliza su nación.' Una ofensa pública de estas características (...) no ha recibido una respuesta adecuada ni por parte de las fuerzas de la ley ni por la de los servicios de control fronterizo. En este caso, los agentes del orden han fracasado en el cumplimiento de sus deberes hacia la Patria".

Esas eran las declaraciones en la página web de esta agrupación. Pero no paró ahí la cosa. Los comunistas incluso intentaron que el Servicio Federal de Protección de los Derechos del Consumidor y Bienestar Ciudadano, la agencia encargada de las inspecciones sanitarias, acudiese al café donde se muestra la exposición. Su queja alegaba que el zorro disecado podía transmitir enfermedades. La inspección nunca llegó a presentarse.

Pero la artista nunca dijo que el "Stoned Fox" fuese un símbolo de Rusia. "Una frase en una entrevista hizo que todo el mundo se levantase en armas: 'El zorro parece un poco triste y borracho, y así es como se sienten los rusos. Esos ojos de plástico le dan una mirada vidriosa, los rusos se identifican con él, piensan que simboliza su nación' ¡pero esa cita es completamente falsa! Yo nunca dije algo así, solo cité las palabras de un fan. No tengo ni idea de por qué el zorro es tan popular en Rusia", afirmó Adele Morse en una rueda de prensa a la que asistieron más de cien periodistas... casi tres veces más de los que suelen acudir a las ruedas de prensa del gobierno.