Samara: cuna de la cerveza

La fábrica cervecera más antigua de Rusia. Fuente: Alver / wikipedia

La fábrica cervecera más antigua de Rusia. Fuente: Alver / wikipedia

El nacimiento de la cerveza Zhiguliovskoye de Samara data del 23 de febrero de 1881, cuando la empresa austriaca de Alfred von Vacano comenzó a fabricar en Samara la cerveza "Vénskoye".

     La fábrica de cerveza  de Zhigulí es una de las más antiguas de Rusia. Se encuentra en Samara, a orillas del río Volga. 

     Desde finales de  los años 90 se hicieron famosas las postales con la imagen de la fábrica de cerveza Zhigulí, especialmente desde el otro lado del Volga, que se enviaban desde Samara a muchas ciudades de Rusia y de otros países. Algunas de ellas se han conservado hasta nuestros días y se pueden encontrar en los libros sobre la historia de la ciudad. Más tarde, las instalaciones de la fábrica fueron declaradas monumento arquitectónico y el Estado las administra hasta la actualidad. 

     El 1 de enero de 1881 un nuevo propietario se hizo dueño de la empresa. Dos meses después, el periódico "Samárskie gubérnskie védomosti" informó a los ciudadanos de que la marca de cerveza fabricada en Zhigulí volvía a salir a la venta. 

     A principios de la Primera Guerra Mundial el volumen de producción de cerveza había crecido hasta los 2,7 millones de barriles al año. La mayor parte era cerveza de barril. Únicamente las cervezas más exclusivas se vendían en botellas: "Vénskoye", "Stolóvoye", "Export", "Martóvskoye", "Bavárskoye", "Pilsen" y "Zhigulí". 

     Sin embargo, llegaron malos tiempos para la familia del fabricante. La entrada de Rusia en  la Primera Guerra Mundial hizo aflorar en el país un sentimiento antialemán.  El 29 de julio de 1914 se comenzó a vigilar en secreto a los austriacos que vivían en Samara. Al poco tiempo llegó de  Moscú una orden de expulsión de la familia Vacano. 

    En la fábrica las cosas también iban mal: la mayor parte de sus  instalaciones fueron reacondicionadas para atender las necesidades militares. En ellas se situaron los talleres de abastecimiento del ejército y la enfermería. 

    Hasta la llegada al poder de los bolcheviques en la fábrica se destilaban bebidas de hasta 1,5 grados. No se permitía fabricar bebidas más fuertes debido a la "ley seca" vigente en el país. 

    A principios de febrero de 1918 tuvo lugar una nacionalización  parcial de la fábrica, y la propiedad fue confiscada por las autoridades. 

    Después de esto, Alfred Vacano se fue a los Alpes austriacos,  donde falleció a la edad de 82 años. 

    En 1934 llegó a Samara el comisario del pueblo para la industria  Anastás Mikoyán, que quedó maravillado con el sabor de la cerveza entonces llamada "Vénskoye", por  lo que ordenó cambiarle el nombre a uno menos burgués: Zhigulióvskoye. Más tarde se ordenó la preparación de una receta de cerveza rubia para su producción en todo el país. Como base para esta nueva receta se escogió la cerveza Zhigulióvskoye.   De este modo esta marca se volvió famosa en toda la Unión Soviética. 

     En la actualidad la compañía "Cerveza Zhigulióvskoye" es líder en el mercado en la región. 

             Tratamiento de la tuberculosis con kéfir de yegua 

     La tuberculosis, o la tisis, como la llamaban antiguamente en Rusia, se cobraba cada vez más víctimas. Esta enfermedad afectaba tanto a los campesinos como a los reyes. Faltaban todavía 20 años para la invención de una vacuna y la enfermedad recogía por todo el mundo su devastadora cosecha. Pero muy pronto algunos enfermos comenzaron a albergar esperanzas de una curación.  En 1858 se abrió en Samara una clínica única: el sanatorio de tratamiento con kumís del doctor Néstor Póstnikov. 

     Después de muchos años de práctica en la medicina, Póstnikov estaba convencido de que no había mejor tratamiento para la tuberculosis que la leche de yegua. 

     A la clínica de Póstnikov acudieron para recibir tratamiento Lev Tolstói, Antón Chéjov e incluso algunos miembros de la familia del zar. En la actualidad en este edificio se encuentra el dispensario regional para la tuberculosis. 

Néstor Vasílievich Póstnikov fue un médico del Zemtsvo, que descubrió las propiedades curativas del kéfir de leche de yegua (kumís). 

Néstor Vasílievich llevó a Samara, con sus propios medios económicos, una manada de yeguas de Uralsk y comenzó a producir kumís. 

Por sus servicios a la medicina Néstor Póstnikov recibió la orden de Santa Ana de dos grados y la orden de San Vladímir.   

                De la casa del Señor a la casa de la cultura 

     El mayor edificio de culto ortodoxo que existía en Samara era la catedral, con una capacidad para 2.500 personas, obra del arquitecto E.I. Gibert. 

     Ya en los planos de la capital provincial de  Samara de 1853 se destinaba en el punto más alto una amplia superficie para la construcción de la catedral, aunque debido a la falta de recursos económicos esta cuestión se estuvo retrasando durante algún tiempo. 

     El obispo Guerásim, que dirigía la diócesis, no dejaba de solicitar al gobierno la construcción del templo. 

     La última de sus solicitudes fue enviada al gobernador el 4 de abril de 1866.  Casualmente, ese mismo día se produjo un atentado contra el emperador Alejandro II. La Comunidad decidió por unanimidad conmemorar la salvación del Soberano mediante la construcción de la catedral, que fue llamada Catedral del Cristo Salvador. 

     El templo fue construido en la plaza de la Catedral, en la actualidad plaza Kuibyshev, considerada la plaza más grande de Europa. Su superficie es de 17,4 hectáreas, casi una hectárea más grande que la Plaza Roja de Moscú. 


Fuente: wikipedia

El emperador Alejandro II, en una visita a Samara, puso personalmente la primera piedra en el muro de la catedral en construcción. 

     Las obras duraron 25 años y Alejandro II no llegó a ver el templo finalizado.   En total se gastó en la catedral un millón y medio de rublos de la época, y la mayor parte de ellos la aportó el presupuesto de la ciudad. 

     Después de la Revolución la plaza pasó de llamarse "Plaza de la Catedral" a  "Plaza Comunal", el templo fue cerrado.

     El 2 de enero de 1930 el soviet de  Samara declaró:  "La catedral se entrega al Sindicato de  Trabajadores de la Construcción para su conversión en Casa de Cultura del Sindicato de Constructores". 

     De ese modo, esta grandiosa obra arquitectónica fue derruida y reconstruida. 

     Finalmente, en 1938 la plaza Kuibyshev adquirió su apariencia actual. En el lugar donde se había levantado la Catedral de estilo bizantino se levantó el Palacio de Cultura V.V. Kuibyshev, un claro ejemplo del neoclasicismo soviético.

 

Fuente: Grigori Sklyar / wikipedia