Moscú gótico: templos, mansiones y un centro comercial

Grandes Almacenes Centrales – TsUM (calle Petrovka 2). Fuente: Lori / LegionMedia

Grandes Almacenes Centrales – TsUM (calle Petrovka 2). Fuente: Lori / LegionMedia

En la arquitectura rusa, el gótico es un fenómeno atípico y relativamente tardío: no es hasta el siglo XVIII cuando aparecen los primeros edificios de este estilo en Rusia.

En el mapa de Moscú existen varios edificios en los que los rasgos de este estilo son claramente visibles. Se puede dar un paseo por Moscú dedicado exclusivamente a contemplar obras del góticas. 

Catedral de la Inmaculada Concepción de la Virgen María (Málaya Gruzínskaya 37, edificio 13) 

Fuente: Alamy / Legion Media

La catedral fue construida durante la primera década del siglo XX. Para la fachada de tomo como modelo la abadía de Westminster, de Londres. Las labores de acabado del interior del templo se prolongaron hasta 1917.

En 1938, en el apogeo de la campaña soviética para erradicar la religión, fue confiscada toda la propiedad eclesiástica de la catedral y el espacio interior se dividió en cuatro plantas que se destinaron a una residencia comunal. Más tarde, en 1956, se instaló en el templo el Instituto Científico y de Innovación 'Mosspetspromproekt', que rediseñó aún más radicalmente el edificio.

La primera misa, tras una pausa de 60 años, se ofició en 1990 en las escalinatas de la catedral.

Las puertas de la catedral están abiertas a todos, por lo que merece la pena no limitarse a contemplar su decoración exterior y asistir a las misas, que se ofician en varios idiomas, inglés, francés, español, coreano y vietnamita.

Además, se celebran anualmente más de cien conciertos de música sacra y clásica. Se pueden reservar entradas para cualquier concierto a través de internet (por desgracia, solo en ruso: ) o comprarlas hasta una hora antes del inicio del concierto en las taquillas de la catedral. 

Mansión de Savva Morózov (calle Spiridinovka 17)


Fuente: Lori / Legion Media

Por Moscú circulaban leyendas sobre la lujosa vida de Savva Morózov, uno de los mecenas más conocidos en el linaje de los ricos industriales Morózov. Su mansión de la calle Spiridinovka, un estilizado castillo gótico, jugó un papel importante en la difusión de esta fama.

Morózov, que en su juventud estudió química en la Universidad de Cambridge, quedó fascinado por el gótico inglés.  Encontró un alma gemela en el joven arquitecto Fiódor Shekhtel, un ardiente aficionado al romanticismo medieval, y le encargó el proyecto de una mansión para su joven esposa Zinaida.

La construcción se prolongó hasta 1898. El edificio, sin precedentes en Moscú, enseguida se convirtió en uno de los principales atractivos de la ciudad y le trajo al arquitecto la fama y el éxito profesional.

Más adelante Zinaida vendió la mansión, después del suicidio de su marido, que había sufrido arduamente los acontecimientos revolucionarios de 1905.

La mansión de Morózov no solo entró en la historia de la arquitectura, sino también de la literatura: se considera que es justamente la descrita por Mijaíl Bulgákov en el episodio de la novela El Maestro y Margarita en el que la heroína se convierte en bruja y sale volando desde la ventana de la segunda planta.

Actualmente la mansión es el emplazamiento de la Casa de Recepciones del Ministerio de Asuntos Exteriores y el edificio solo se utiliza para recepciones de alto nivel. Por desgracia,  es imposible entrar para los que no estén relacionados con la alta política. Anteriormente la mansión de Morózov figuraba entre los lugares a los que se podía acceder el día en el que la entrada a los museos es gratuita, pero en la actualidad está completamente vedada a los visitantes.

Catedral de los Santos Pedro y Pablo (Pasaje Starosadski 7, edificio 10)

  

Fuente: Lori / Legion Media

Hay una perla más en el “Moscú gótico”: la Catedral de los Santos Pedro y Pablo en el pasaje Starosadski, una de las dos iglesias luteranas en activo de la ciudad y una de las congregaciones más antiguas de Rusia. La construcción se inició en 1817 a expensas del rey de Prusia Friedrich Wilhelm III y el emperador Alejandro I.  A lo largo de todo el  siglo XIX el edificio fue reconstruido en varias ocasiones: con el aumento de la cantidad de feligreses, la catedral también fue creciendo.

Las misas se interrumpieron en 1936 y, tres años más tarde, en la catedral se instaló un teatro, lo que conllevó que el interior fuera completamente destruido y la aguja, desmontada.

Igual que para muchas otras construcciones religiosas, en 1991 se inauguró una nueva página en la historia de la catedral. Fue entonces cuando se iniciaron a gran escala las labores de restauración del exterior del edificio, que se prolongaron hasta 2010.

La restauración de los detalles del interior histórico continúa hasta nuestros días. Por este motivo la agenda de conciertos de órgano, que se celebran regularmente dentro de los muros de la catedral, sufre interrupciones. Cuando los hay (la página para reservar las entradas, en ruso), el precio suele oscilar entre los 15 y los 30 euros.

Grandes Almacenes Centrales – TsUM (calle Petrovka 2)


Fuente: Lori / LegionMedia

En los Grandes Almacenes Centrales, una de las superficies comerciales más conocidas de Moscú, es posible aunar la contemplación de la arquitectura gótica con las compras.

El edificio de siete plantas, situado en la esquina de la calle Petrovka con la Plaza Teatrálnaya, fue construido en 1908 por los comerciantes Andrew Moore y Archibald Merrilees, especialmente para su tienda “Moore y Merrilees”. El guiño a las formas góticas perseguía también objetivos comerciales: además de destacar entre edificios de arquitectura clásica, el centro comercial también quedaba en la memoria de los visitantes.

El hormigón armado fue empleado por primera vez en Rusia en la edificación de los almacenes TsUM. Las nuevas soluciones de construcción permitieron, valiéndose de paredes más finas, aumentar significativamente las superficies comerciales, mientras que los ligeros bastidores metálicos de los marcos aseguraban la buena iluminación de la tienda.

En toda la historia de los TsUM su uso nunca se vio alterado: nunca se interrumpió el comercio dentro del edificio, ni siquiera durante la Segunda Guerra Mundial. Actualmente son uno de los principales lugares de moda de la ciudad. En su interior hay más de 1.000 marcas de ropa de moda, perfumería y joyería.

Iglesia Anglicana de San Andrés (pasaje Voznesenski 8, edificio 2)


Fuente: Lori / Legion Media

No fue hasta 1827 cuando se construyó la primera capilla anglicana de la capital rusa. En el mismo emplazamiento, en 1884 el arquitecto británico Richard Neill Freeman levantó la primera iglesia de una sola nave hecha de ladrillo, que aún hoy se sitúa en el pasaje Voznesenski. Ante la insistencia de los escoceses, que por entonces eran los miembros más respetados y ricos de la comunidad británica de Moscú, la nueva iglesia fue erigida en honor del apóstol Andrés, santo patrón de Escocia.

Durante los tiempos de la Revolución de Octubre los bolcheviques, en su intento por detener el avance sobre Moscú de las tropas del Gobierno Provisional, colocaron una ametralladora en la torre de la iglesia. Después de la revolución, las instalaciones de la iglesia sufrieron el mismo destino que el de todos los edificios religiosos: se empezaron a usar como almacén y residencia comunal, y desde 1960 se ubicó en ella el estudio de grabación de la firma “Melódiya”. Hasta 1991 no se autorizó la reanudación de los oficios religiosos.

En esta iglesia las misas se ofician solo en inglés. Cada jueves y domingo se celebran conciertos benéficos de órgano a los que puede asistir todo aquel que lo desee. Y aunque el órgano, por el que la iglesia fue famosa hasta la revolución, no sobrevivió a la época soviética, se logró conservar una acústica única que ponen a prueba los solistas de la Filarmónica y el Teatro Bolshói que actúan ante los congregantes e invitados de la iglesia, bajo el acompañamiento de un órgano electrónico. Los billetes se pueden reservar en inglés.