4 sopas soviéticas hechas de fruta... Espera, ¿qué?

Legion Media
Estuvimos buscando cosas buenas en el ‘Libro de la comida sabrosa y sana’ (1952). ¡Los resultados no nos decepcionaron!

1. Sopa de ‘varéniki’ de cereza

Este debe de haber sido inventado por alguien que amaba los varéniki rellenos de cereza cuando era niño. ¡Esta sopa a base de frutas tiene una dosis adicional de cereza!

Preparación: Necesitarás 600 g de cerezas, divididas en dos pilas. La primera mitad se deshuesa y se cuela cualquier jugo residual, luego se cubre con 50 g de almidón. La segunda mitad se escurre en 4-5 vasos de agua caliente. Mezcla con medio vaso de azúcar, lleva a ebullición, luego cuela. Para hacer la masa necesitarás una taza de harina de trigo, dos huevos y dos cucharadas de agua. Amasa finamente antes de cortar los círculos. Rellena cada uno con 1-2 cerezas sin hueso y sella. Antes de servir, añade la decocción de cerezas y deja hervir otros 5-10 minutos.

2. Crema de baya con picatostes

Esta sopa de verano te permite ser atrevido con la cantidad de bayas frescas, de cualquier tipo que te gusta. ¡Así que no escatimes!

Preparación: Toma las bayas (fresas, frambuesas, etc), lávalas y tritúralas. Añade dos tazas de agua hirviendo y media taza de azúcar, remueve, mezcla y cuela. Mezcla el jarabe resultante con el puré de bayas hasta obtener una sopa fría. Mézclala con crema agria y picatostes de vainilla de 150 g.

3. Sopa de manzana y arándanos

Seguramente quieres esperar a disfrutar de este plato en  las acogedoras tardes de otoño, cuando el verano ya ha pasado, pero la cosecha está disponible ahora… y lista para ser utilizada. Además, te servirá para mantener a raya la sensación de que el invierno se acerca.

Preparación: Lava y tritura 300 g de arándanos rojos, ponlos en cinco tazas de agua hirviendo, mezcla y cúbrelo. Después de 10-15 minutos, escurre a través de un paño poroso. Cubre la olla y llévala a ebullición, añade una taza de azúcar y 500 g de manzanas peladas y deshuesadas (trozos pequeños). Cuando la mezcla hierva, añade una cucharada de fécula de patata. La sopa se sirve fría. Agrega crema agria al gusto.

4. Sopa de frutas secas y arroz

Se trata de una verdadera delicia de invierno, pero antes hay que preparar y secar las manzanas y las peras… o simplemente comprarlas en la tienda. ¡A los niños les va a encantar este plato!

Preparación: Lava y selecciona 200 g de frutos secos, luego sumerge las manzanas y las peras en agua fría y hierve hasta que estén listas. Añade media taza de azúcar, y junto con el resto de la fruta (si la hay) mezcla con canela y hierve a fuego lento durante 10-15 minutos. Añade 50 g de fécula de patata, diluida con agua y hierve hasta que esté lista. A continuación, puedes optar por añadirle 100 g de arroz o incluso fideos. 

¿Te gustan las sopas? Entonces pincha aquí para descubrir diez que son rusas e ideales para el almuerzo.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies