‘Beliashí’: atrévete a hacer esta receta de comida rápida soviética

Legion Media
Se trata de una mezcla de masa ligera y jugosa carne con un toque de cebolla. Aquí te damos la oportunidad de aprender a hacer este secreto culinario.

Si tienes la oportunidad de probar un plato de la cocina tártara y baskir, no lo dudes, prueba los beliashí, una especie de pastel plano y frito, relleno de carne picada. Sin embargo, no se trata del típico pastel. Tienen una forma peculiar, con una especie de pequeña “ventana” circular en la parte superior de los beliashí, que hace que el relleno de carne sea ligeramente visible. Según una creencia común de hace mucho tiempo, los cocineros rusos no dominaban la técnica de la fritura, pero los cocineros tártaros sí.

Con el tiempo los cocineros rusos aprendieron a freír, y hoy en día los beliashí es uno de los aperitivos más populares de Rusia. Es posible encontrarlo en muchos quioscos o cafeterías de las estaciones de tren, autobús o metro.

Todos los rusos han comido alguna vez un par de estos pasteles rellenos de carne picada en un largo viaje en tren. Hay una especie de nostalgia entre aquellos que nacieron en la URSS, cuando los beliashí era la comida rápida más popular. Aunque si quieres probar uno auténtico, te recomendamos que sigas la receta casera de una bábushka.

En mi familia, tenemos una especie de ritual con los beliashí. Mi abuela hace una tonelada de estos deliciosos pastelillos, cuando nos reunimos en nuestra casa de verano la mayoría de nuestra familia y amigos. Servimos los beliashí con limonada helada o té caliente con limón y azúcar, que le van muy bien.

Parece que es una receta bastante fácil, pero hay algunos secretos que deberías saber para hacer los beliashí perfectos. Si lo haces en casa es importante que sigas la técnica de freír que te proponemos, para conseguir la jugosidad y la ligereza perfectas.

Ingredientes para la masa:

  • 500 g de harina
  • 500 ml de agua
  • 2 cucharadas de aceite de girasol
  • 10 g de levadura seca
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharadita de sal

Ingredientes para el relleno:

  • 500 g de carne picada
  • 2 cebollas pequeñas
  • 100 ml de agua
  • sal
  • pimienta negra
  • aceite de girasol para freír

Preparación:

1. Para preparar la masa hay que mezclar el agua tibia, la levadura seca y el azúcar. Dejar reposar unos 10 minutos en un bol grande. A continuación, añade la harina tamizada, la sal y el aceite. Amasa toda la mezcla. Ten cuidado con la cantidad de harina, ya que puedes necesitar más o menos, dependiendo del tipo de harina. La masa adecuada tiene que ser bastante blanda, plástica y ligeramente pegajosa. Cubre con papel de plástico y déjalo reposar a temperatura ambiente durante una hora.

2. Mientras la masa sube, prepara el relleno. Pica finamente las cebollas y mézclalas con la carne picada. Me gusta usar carne que sea mitad de cerdo y mitad de res. Sazonar con sal y pimienta molida. Agregar agua fría y mezclar todos los ingredientes.

3. Cuando la masa aumente notablemente de tamaño, hay que volver a amasarla suavemente y dividirla en pequeños trozos, que sean del mismo tamaño y tengan forma redonda. Deja que estas bolitas de masa se eleven durante unos 20 minutos. A continuación, espolvorea ligeramente la superficie de cocción con harina y extiende los trozos. Hay que colocar una cucharada del relleno sobre cada pieza, dejando un poco de espacio en los bordes.

4. El siguiente es el paso más importante: cómo darle forma al beliash. Hay que envolver los bordes dejando una pequeña apertura en el centro, para que el jugo de la carne no se escape mientras se cocina.

5. Cuando hayas terminado de formar al beliash, déjalo reposar durante media hora cubierto con un paño de cocina.

6. Para freír es importante usar una sartén o una freidora grande con mucho aceite de girasol, debe cubrir el beliash hasta la mitad. Calentar el aceite y freír a fuego medio-bajo. Empezar a freír con el lado que tiene la “ventana” hacia debajo. Cocinar hasta que adquieran un color marrón dorado y luego voltéalo.

7. Freír por el otro lado hasta que notes el jugo de la carne en las “ventanas”. Esto quiere decir que el relleno ya está cocido y el beliash está listo. Retira y coloque en un plato cubierto con papel de cocina para absorber el exceso de grasa. Disfruta de los beliashí calientes con una taza de té dulce de limón o con un vaso de limonada fría.

¡Priyátnogo appetita!

Aquí te presentemos una serie de restaurantes de Moscú, con los que volverás a la época soviética.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies