La reacción de los medios rusos al ataque terrorista en París

Reuters
Los rusos y la prensa rusa no se han mantenido al margen de las expresiones de luto por los atentados de París. Muchas personas llevaron flores a las sedes diplomáticas de Francia en Rusia mientras internet se llenaba de muestras de pésame y ofrecimientos de ayuda a los franceses.

El periódico de negocios Kommersant considera que el Estado Islámico ha declarado la guerra no solo a Francia sino a todo el mundo civilizado y todos los países deben reaccionar a este desafío. La única forma de responder a esta amenaza es uniendo los esfuerzos para combatirlo en los territorios bajo su control, así como imponer un política de “tolerancia cero” respecto a todos los cómplices del terrorismo en Francia. El autor enfatiza que se ha agotado el tiempo de las medidas a medias y ha llegado el momento de una guerra real hasta conseguir la total destrucción de esta amenaza.

Kirill Martynov, columnista del periódico de oposición Nóvaya Gazeta, cree que el objetivo principal de los terroristas es el de negar al mundo civilizado su libertad y otros valores. El peligro, según el autor, yace en la posible reacción del mundo occidental que ahora puede empezar una “nueva cruzada”. Esto no se puede permitir porque si tiene lugar una reacción tan fuerte se asestará un duro golpe a la libertad de los europeos, muchos de los cuales son musulmanes practicantes que también están afligidos por las víctimas de los atentados en París.

El periódico Moskovski Komsomólets se interesó por la opinión de un experto del Instituto Estatal de Moscú de Relaciones Internacionales, Ahmet Yarlykapov. Este orientalista teme que con los atentados en París los terroristas hayan conseguido dos objetivos: han intimidado a los europeos y han causado una fuerte brecha en la sociedad: los que entienden el peligro de la persecución de los musulmanes y por otro lado los que piden su castigo inmediato.

Además, Yarlykapov cree que combinar los esfuerzos militares de diferentes países no es suficiente para derrotar a Estado Islámico ya que “lanzando bombas” no se puede detener la propagación de la ideología del califato.

Negociaciones sobre Siria en Viena, con el telón de fondo de los ataques terroristas en París

El día 14 de noviembre en Viena se celebró otra ronda de negociaciones sobre Siria en la que participaron los ministros de Asuntos Exteriores de EE UU, Rusia y también de países europeos y árabes. Las partes llegaron a acuerdos importantes, incluyendo el compromiso de impulsar contactos directos entre el gobierno sirio y los grupos de oposición así como la celebración de elecciones generales en 18 meses.

El periódico de negocios Kommersant destacó que a pesar de algunos progresos, todavía se mantienen muchas diferencias. En concreto, las negociaciones volvieron a “encallarse” en el tema del liderazgo de al Asad, así como en la lista de organizaciones consideras terroristas. Este periódico también señaló que la agenda de las conversaciones quedó significativamente afectada por los acontecimientos en París, que demostraron la necesidad de unir esfuerzos para combatir al Estado Islámico.

El periódico oficial Rossiyskaya Gazeta habla de los inesperados obstáculos en las negociaciones. En particular, debido a la creación de grupos de trabajo por parte de los estadounidenses sin notificarlo a los rusos.

Moscú calificó de “sorpresa” el movimiento de la delegación de EE UU y expresó su disconformidad. Citando responsables del Ministerio de Asuntos Exteriores, la publicación destacó la actitud anticonstructiva de EEUU en las negociaciones y el deseo estadounidense de imponer sus visiones al resto de participantes.

Citas de la semana:

Vladímir Putin sobre los atentados terroristas en París: "Esta tragedia es una prueba más de la naturaleza bárbara del terrorismo, que reta a toda la humanidad. Es obvio que para una lucha efectiva contra este mal se requiere una auténtica unidad en los esfuerzos de toda la comunidad internacional".

Fiódor Lukiánov: “Lo que fue realmente estremecedor fue la revelación de que esto no fue un acto de misantropía camuflado, tampoco hubo ninguna demanda ni siquiera se corearon eslóganes, sino que se trató simplemente un asesinato. Las generaciones anteriores al menos reivindicaban objetivos políticos específicos, sin embargo ahora se ha rechazado esta cobertura del terrorismo que se considera como inútil. Esto es el terror en su forma pura, con el fin de extender el miedo y quebrar la voluntad de la gente”.

Serguei Lavrov: “El ataque terrorista en París ha demostrado que no importa si estás a favor de al Asad o en contra: todos son enemigos del Estado Islámico, esto no tiene nada que ver con al Asad”.

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Pincha en  y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.