Claves de la presencia rusa en Siria

Miembro del Ejército Libre Sirio, opuesto a al Asad, toma posiciones en una casa en Alepo.

Miembro del Ejército Libre Sirio, opuesto a al Asad, toma posiciones en una casa en Alepo.

Reuters
Rusia apoya desde el inicio del conflicto al presidente Bashar al Asad y llama a una coalición internacional contra el Estado Islámico, que ya se ha introducido en el Cáucaso según los analistas.

Según los medios de comunicación occidentales, Rusia ha enviado un cuerpo de expedición a Siria y ha comenzado la construcción de una base aérea cerca de un aeropuerto internacional en la provincia de Latakia, en el norte del país.

Moscú ha desmentido esta información, aunque al mismo tiempo no niega que ofrece apoyo técnico militar al gobierno sirio. “Les hemos enviado regularmente (a las autoridades de Siria) maquinaria para la lucha contra los terroristas, - declaraba a The New York Times la representante del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso María Zajárova. – Les hemos apoyado, les apoyamos y seguiremos apoyándoles”.

La información sobre el refuerzo de la presencia militar de Moscú en Siria no podía dejar de generar preocupación en Washington, que desde el mes de agosto del año pasado lidera la coalición internacional contra el Estado Islámico, organización terrorista que controla importantes territorios en Siria e Irak.

El pasado 5 de septiembre, John Kerry llamó por teléfono a su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, para discutir esta cuestión. En opinión de Kerry, el aumento del número de soldados y armamento rusos en la región podría provocar una futura escalada del conflicto, así como la muerte de un gran número de ciudadanos civiles, el incremento del flujo de refugiados y el riesgo de una confrontación con la coalición que actúa contra Estado Islámico.

Washington también pidió a Grecia, su aliado en la OTAN, que cerrase su espacio aéreo para los vuelos de la aviación rusa que se dirigían a Siria. El Ministerio de Asuntos Exteriores de Grecia confirmó haber recibido esta solicitud de los EE UU y declaró que estudiaría la cuestión próximamente. Bulgaria también ha cerrado su espacio aéreo para los vuelos rusos de transporte militar.

La posible activación de la presencia militar de Rusia en Sisia, según los expertos consultados, está relacionada con la necesidad, en primer lugar, de ayudar al presidente sirio, Bashar al Asad.

“Moscú apostó hace más de cuatro años y medio (y se mantiene en su apuesta) por el apoyo al régimen legítimo en Siria y a la persona de Bashar al Asad”, declara Tatiana Tiukáyeva, profesora del Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú y experta de la agencia analítica “Política exterior”.

“En el contexto de la política estadounidense de preparación de un grupo de oposición siria y del apoyo de Turquía y Arabia Saudí a los grupos opositores, entre los que se encuentran agrupaciones extremistas, y en vistas además de las declaraciones de Bashar al Asad sobre que las fuerzas del régimen sufren dificultades debido a la falta de personal y armamento, la información sobre la ampliación del contingente militar de Rusia en Siria resulta lógica. Actuando de este modo, Moscú refuerza la imagen de un socio fiable, que no cambia de postura, algo muy importante para esta región”, explica la experta.

Daniel Pipes, presidente de Middle East Forum, no se muestra de acuerdo con Tiukáyeva. En declaraciones a RBTH señala que “las acciones de Rusia en Siria no están dirigidas en absoluto al apoyo del régimen de su socio Asad, sino que persiguen el objetivo de mostrarse del mejor modo posible ante los ojos de Irán y de intervenir para irritar a los EE UU”. Cabe recordar que Irán es el principal aliado del régimen sirio en la región, y que las tropas iraníes han sido vistas en más de una ocasión en los combates del lado de las tropas de Asad.

Salvar a Asad y mucho más

“El apoyo a Bashar al Asad no es el único objetivo de Rusia en Siria, - opina Mark Galeotti, profesor del Centro de Asuntos Globales de la Universidad de Nueva York. – Las acciones actuales de Rusia reflejan tanto la creciente preocupación de una amenaza real que representa el Estado Islámico (que ha comenzado a penetrar en el Cáucaso Norte), como la esperanza de Rusia, con la ayuda de una coalición contra el Estado Islámico, de superar el actual callejón sin salida diplomático en las relaciones con Occidente”, considera.

Los expertos señalan que la necesidad de una coalición más amplia para llevar a cabo una operación militar lleva tiempo debatiéndose.

“Nuestra propuesta consiste en unir las fuerzas de todos los participantes extranjeros, de todos los vecinos de Siria, de todos los representantes de la coalición opositora, de todo aquel que esté involucrado en el conflicto”, declara a The New York Times María Zajárova, explicando el significado de la iniciativa rusa.

Lea más:

Rusia acoge cerca de 12.000 refugiados sirios que huyeron de la guerra>>>

Al Asad afirma que la presencia rusa en el Mediterráneo da mayor estabilidad>>>

 

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Suscríbase a nuestros boletines semanales y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies