La batalla contra el Estado Islámico en las redes sociales rusas

El reclutamiento de jóvenes se hace sobre todo online. Se calcula que hay al menos 2.000 personas luchando en las filas del EI. Fuente: Reuters

El reclutamiento de jóvenes se hace sobre todo online. Se calcula que hay al menos 2.000 personas luchando en las filas del EI. Fuente: Reuters

El Estado Islámico ha reclutado a miles de personas de diferentes regiones rusas, desde el Cáucaso Norte, hasta la región del Volga e incluso en Moscú. El Kremlin tiene que hacer frente a esta amenaza que se extiende por internet.

Según diferentes fuentes oficiales se estima que actualmente hay entre 2.000 y 5.000 rusos luchando con el Estado Islámico. Algo en lo que coinciden expertos e instituciones gubernamentales es que el reclutamiento sigue aumentando. Hasta ahora, muchos estaban de acuerdo en que se limitaba a las regiones musulmanas del Cáucaso Norte. Sin embargo, los últimos acontecimientos muestran que ha sido un problema subestimado en Rusia.

El pasado 16 de junio, Alexander Bortnikov, director del FSB, declaró ante el Comité Nacional Antiterrorista que jóvenes procedentes de Asia Central van a Siria para unirse al Estado Islámico. "Más de 200 residentes de a región del Volga están luchando con los islamistas en Siria e Irak", declaró.

Una terrible prueba de estas palabras fue cuando cuatro chicas, entre ellas dos estudiantes de prestigiosas universidades de Moscú y una de 16 años, trataban de llegar a Siria por Turquía para unirse al Estado Islámico. El Kremlin se quedó desconcertado por el hecho de que la propaganda islámica hubiese llegado hasta Moscú de manera tan eficaz.

Dmitri Peskov, portavoz de Putin, dijo a la prensa que el Comité Nacional Antiterrorista y el FSB trabajan en los casos recién descubiertos. "El reclutamiento del Estado Islámico es una cuestión seria y un proceso peligroso", explicó. 

El Cáucaso Norte parece un lugar relativamente fácil para el reclutamiento, en el que los miembros locales de grupos extremistas derrotados están listos para ir a Siria. Asia Central y el distrito del Volga estaban hasta ahora fuera de los límites. Según Bortnikov los 200 rusos que se han unido al Estado Islámico de estas regiones proceden de Bashkiria y Tatarstán, con una población musulmana de más del 50%.

El caso más impactante ocurrió en Moscú. La joven Varvara Karaúlova, estudiante de la Universidad Estatal de Moscú despareció de casa. Había viajado a Turquía y solamente después de que su historia se hiciera viral en las redes sociales rusas, gracias a su padre, fue detenida en Turquía  al tratar de cruzar a Siria. Su historia arroja luz sobre las formas de reclutamiento del Estado Islámico en Rusia y otros países postsoviéticos.

Supuestamente la joven viajaba a Siria para casarse con un hombre de Tatarstán, que se habría unido al EI y Karaúlova no conocía en persona. Medios rusos publicaron que se conocieron en VKontakte (VK), una popular red social rusa. Después de tres años de "relación virtual" a través de VK y Whatsapp, el hombre, que se hace llamar Klaus Klaus, le pidió que viajase a Siria para casarse. Ella se había convertido al islam en secreto. Fue detenida junto a 12 personas más, lo que demuestra que el Estado Islámico tiene capacidad para conectar a personas que se han conocido por internet.

Las autoridades rusas creen que Klaus es un reclutador profesional de "mujeres yihadistas" y que tiene otras "historias de amor" en VK. De hecho, las redes sociales como VK o Odnoklassniki están llenas de grupos simpatizantes con los extremistas y son un elemento clave para atraer a gente en Rusia.

La Fiscalía solicitó en octubre que se cerraran varias páginas web asociadas al Estado Islámico, aunque el ritmo de creación de nuevos contenidos en más rápido.

Hay miles de comunidades de apoyo al yihadismo en VK, que hablan abiertamente de cómo es la vida en el EI, se refieren poéticamente a la yihad y que funcionan como página de contactos para jóvenes guerreros solteros. Las política de VK para bloquear cuentas es menos estricta que la de Facebook, y según el secretario de prensa de la red social rusa, solo se bloquean las cuentas que "incitan a la violencia o el terrorismo".

Estas cuentas están tanto en ruso como en árabe, y es por eso que solamente se filtra una parte de los contenidos.

Recientemente el Emirato del Cáucaso, organización terrorista que opera en el sur de Rusia, ha jurado lealtad al Estado Islámico. Este hecho muestra que el EI trata de extender su influencia por el espacio postsoviético. El mecanismo de reclutamiento, que parece trabajar a la perfección, posibilitará a las organización aumentar las filas del Emirato del Cáucaso.

Hasta ahora el gobierno ruso se ha centrado en las personas que trataban de unirse al Estado Islámico o en aquellas que volvían de Siria o Irak, olvidándose del proceso mismo de reclutamiento. El gobierno tiene que tratar de contener la amenaza en el ámbito cibernético, donde las ideas extremistas han encontrado un lugar. Debe contrarrestar la retórica del Estado Islámico y vigilar a las comunidades de reclutamiento online así como implicarse en esta lucha en las redes sociales.

Sin embargo, algunos expertos consideran que la propaganda del EI es exagerada. "Por ahora está significativamente exagerada por los servicios rusos de inteligencia y los servicios de seguridad", declara Alexéi Malashenko, experto del Carnegie Center de Moscú. "Al mismo tiempo, no debemos olvidarnos de esta propaganda, que está en 23 lenguas. En total hay entre 1.700 y 3.000 personas de Rusia que se han unido a las filas del Estado Islámico", explica.

Malashenko subraya que muchos de los reclutados se han decepcionado y han vuelto a Rusia. Cree que "pensar que aquellas que han vuelto a Rusia desde las filas del EI son una amenaza significativa, me parece otra exageración".

Al mismo tiempo, advierte que "en caso de que la situación económica empeore, aumente la corrupción y con ella la indignación en el Cáucaso Norte, puede haber un mayor descontento social, que en parte, puede convertirse en radicalismo religioso. En este caso, los que han vuelto desde el Estado Islámico, debido a su experiencia militar, podrían desempeñar un papel más importante", concluye. 

Lea más: ¿Por qué se unen al Estado Islámico los jóvenes rusos?>>>

Artículo publicado originalmente en Russia Direct.              

Russia Direct es una publicación internacional de análisis centrada en política internacional. Sus servicios premium, como informes mensuales o Libros Blancos trimestrales, son gratuitos pero están disponibles solo para nuestros suscriptores. Para más información sobre la suscripción, visite russia-direct.org/subscribe. 

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.