Por qué Rusia no ha repetido el error económico de la URSS

Fuente: Ria Novosti

Fuente: Ria Novosti

Tras la caída de los precios del petróleo a finales de los 80 se aumentó la exportación y la economía acabó colapsada. En la actualidad, el gobierno ruso ha tomado otra decisión para hacer frente a la difícil situación.

Durante mucho tiempo, amplios sectores de la economía rusa existieron gracias a la exportación. Las sanciones de los EE UU y la UE y el acusado descenso del rublo, un 50 % a finales de 2014, obligó a Rusia a cambiar su modelo de desarrollo.

Anteriormente, el mercado ruso tuvo que protegerse de la afluencia de mercancías extranjeras, a menudo de mejor calidad que las locales, con la ayuda de aranceles, pero ahora eso se ha acabado. La reducción del poder adquisitivo de la población y el debilitamiento del rublo están protegiendo a los productores rusos mejor que cualquier arancel.

Esto crea esperanzas para la exportación de productos manufacturados. En comparación, las importaciones rusas en enero de 2015, justo después del desplome del rublo contra el dólar EE UU, cayeron inmediatamente en un 40,8 % en comparación con enero de 2014, hasta alcanzar los 11.190 millones de dólares. En los sectores automovilístico y de maquinaria la caída fue del 45,2 %, mientras que en los productos alimenticios se apreció un descenso del 41,7 %. Los particulares y las empresas rusas empezaron a comprar cada vez menos productos en el extranjero.

El volumen de la exportación rusa también se redujo, ya que la mayor parte consistía en suministros de gas y petróleo. El año pasado el precio del petróleo cayó más de un 50 % y todos los contratos de Gazprom varían según este indicador. Sin embargo, las exportaciones rusas en 2015 cayeron solo un 30,4 %, hasta los 27.526 millones de dólares. Aunque la exportación de energía se redujo un 32,6 %, creció la exportación de otros productos.

Se empezaron a vender más cereal, fertilizantes y alimentos al extranjero: debido al descenso en los costes de producción, estos bienes se volvieron mucho más competitivos en el mercado mundial.

Esta tendencia nos hace ver el hecho de que la balanza comercial rusa queda en positivo, a pesar de la crisis y la recesión en la que ha entrado la economía rusa. En sus tiempos, a finales de los 80, la URSS respondió a la caída de los precios del petróleo mediante un aumento de la importación, que resultó en el inevitable colapso de la economía soviética. Pero, al haber devaluado drásticamente la moneda nacional, el Gobierno ruso ha evitado que se repita el mismo error.

Lea más: Espectacular recuperación del rublo frente al dólar y el euro>>>

El 27 de abril el Banco Central de Rusia fijó las cotizaciones oficiales en 51,47 rublos por dólar y 55,87 rublos por euro. El pasado 16 de diciembre la tasa de cambio respecto al euro alcanzó los 100 rublos y la del dólar los 90 rublos.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.