La fuerza del poder blando según Putin

El país cuenta con una estrategia internacional. Fuente: shutterstock

El país cuenta con una estrategia internacional. Fuente: shutterstock

¿Cuáles son la líneas generales de la estrategia rusa? En un periodo de creciente tensión con Occidente, el país ha demostrado que cuenta con unas claras líneas de actuación.

En una situación de confrontación informativa, como en la que ahora se encuentran Rusia y Occidente, las herramientas para transmitir información y establecer contactos internacionales adquieren cada vez mayor importancia en las relaciones exteriores. Este ámbito se denomina habitualmente como "fuerza blanda".

En Rusia se trata de un concepto relativamente nuevo. Se utilizó por primera vez en un artículo del programa electoral del presidente Putin, publicado en febrero de 2012 con el nombre Rusia y el mundo cambiante.  

Evidentemente, la comunidad de expertos ya estaba familiarizada de alguna manera u otra con este concepto. Al fin y al cabo, Rusia tiene una significativa experiencia en colaborar con sociedades extranjeras, ya desde la época soviética. Sin embargo, los tiempo han cambiado y el concepto de "poder blando" implica algo diferente que la mera propaganda. 

La interpretación de Putin supuso un nuevo marco de trabajo para los que se dedican a este ámbito en Rusia. "La fuerza blanda es un conjunto de herramientas y métodos para conseguir objetivos de política exterior sin el uso de armas, mediante el uso de información y otras formas de influencia".

Basados en esta definición, se comprende que para Rusia el "poder blando" no se caracteriza por poner el énfasis en la creación de una imagen atractiva (como hace EE UU) sino que se trata de una labor informativa en el mundo circundante. Es muy probable que las autoridades rusas se basasen en la experiencia histórica de Rusia. Esta demuestra que el atractivo del país en Occidente aumenta cuando Rusia se ve como una fuerza debilitada, como ocurrió en los años 90. Sin embargo, cuando muestra una posición fuerte en el mundo, esta visión positiva por parte de Occidente cesa abruptamente y se convierte en amenazante. 

La reciente experiencia de Ketchum, compañía estadounidense de relaciones públicas, con la imagen de Rusia y Vladímir Putin ha tenido resultados insignificantes.

De modo que el "poder blando" ruso se centra en el propio contenido informativo del país. Y ya comienza a dar resultados. En los países occidentales de habla inglesa, sobre todo, hay una creciente demanda de información y Rusia la ofrece a través de diferentes canales, el mayor de todos es Russia Today. 

Este canal de televisión ha conseguido mucho éxito en pocos años. Se ha expandido y emite en español y árabe. Eso no ha sido óbice para que sea calificada como propaganda del Kremlin por algunos analistas. 

La principal razón de este éxito es que ofrece puntos de vista alternativo, algo a lo que está generalmente abierto el consumidor de información occidental. La capacidad para conectar con el público también ha sido una causa para abrirse un hueco en el espacio informativo. 

Con la crisis ucraniana de fondo, en la UE han comenzado a hablar seriamente de la necesidad de crear un canal de noticias en ruso, dirigido a la gran cantidad de habitantes rusoparlantes que hay en Europa y con el objetivo de contrarrestar la influencia de los canales rusos. Sin darse cuenta los líderes occidentales adoptan una postura que tiene muchas similitudes con la forma de actuar del estilo soviético.

Por su parte, Rusia ha decidido actuar de manera diferente. No se ha dedicado a prohibir nada. Por ejemplo, recientemente la CNN ha renovado su licencia para emitir en Rusia. Los resultados han sido excelentes. Esta canal de EE UU tiene muy poca audiencia en el país y ya no es atractivo. 

Asimismo, el "poder blando" ruso también tiene una importante dimensión de diplomacia pública. Uno de los principales actores es una institución con un nombre muy largo: Agencia Federal para la Comunidad de Estados Independientes, compatriotas que viven en el extranjero y cooperación humanitaria. El nombre corto de esta agencia en ruso es Rossotrudnichestvo. Su historia está muy vinculada con la Comunidad de Estados Independientes, surgida tras la caída de la URSS.

En aquel momento era necesario consolidar los lazos culturales y humanitarios entre las diferentes repúblicas que habían formado la Unión Soviética. Al principio estaba  Roszarubezhcentr, que posteriormente derivó en Rossotrudnichestvo. Durante un tiempo desempeñó un papel secundario, centrado en cuestiones humanitarias y culturales.

Sin embargo, como era responsable de trabajar con los compatriotas, los rusos étnicos y los hablantes de ruso que quedaban fuera de las nuevas fronteras, la agencia comenzó a ganar peso político.

Konstantín Kosachev, entonces diputado de la Duma y diplomático, fue el encargado de convertir esta institución en la principal agencia estatal de "poder blando" y diplomacia pública.

Fue él quien desarrolló la idea de que Rossotrudnichestvo debía concentrar los programas básicos de la diplomacia pública, lo que incluye programas para jóvenes extranjeros, la promoción de oportunidades educativas en Rusia y el apoyo a la enseñanza de lengua a nivel global. Bajo su dirección se Rusia lanzó un programa de cooperación internacional. A finales de 2014 Kosachev, actualmente senador, dejó su puesto. El pasado 23 de marzo, Liubov Glebova lo relevó en el cargo. Su papel en este ámbito es desconocido, de modo que resulta difícil predecir qué línea adoptará.

Aunque una cosa es segura, el nuevo mandato seguirá con la expansión de las "campañas de concienciación". El "poder blando" de Rusia seguirá basándose en el conocimiento informativo y la importancia de transmitir el punto de vista ruso, alternativo al occidental, al máximo número de personas posible.

Natalia Burlinova, analista política, presidenta del Centro para el Apoyo y Desarrollo de Iniciativas Públicas- Diplomacia Creativa.

Lea más: Rusia dispuesta a mejorar su imagen internacional>>>

Artículo publicado originalmente en Russia Direct.         

Russia Direct es una publicación internacional de análisis centrada en política internacional. Sus servicios premium, como informes mensuales o Libros Blancos trimestrales, son gratuitos pero están disponibles solo para nuestros suscriptores. Para más información sobre la suscripción, visite russia-direct.org/subscribe.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies