Cinco libros de 2014 para leer en el nuevo año

Ensayo y ficción, clásicos y contemporáneos, narrativa y poesía, distopía y realismo. La cosecha de 2014 de autores rusos (o sobre Rusia) en español ha ofrecido títulos para todos los paladares. Seleccionamos cinco de ellos para estrenar 2015 con una buena lectura.

Terror y Utopía: Moscú en 1937, de Karl Schlögel

Varias publicaciones de 2014 han intentado aproximarse al año negro del periodo soviético, 1937. Quienes vivieron aquella década y la posterior poco podían hacer para comprender la lógica de la situación. Las penas desproporcionadas por crímenes absurdos, los casos fabricados, las delaciones y traiciones, la arbitrariedad, la sospecha permanente, la corrupción de la ley y, sobre todo, el miedo, mucho miedo. Cualquiera podía ser declarado enemigo. ¿Cómo era la vida en una sociedad donde lo verdadero y lo falso intercambiaron sus papeles? Ahora, con la distancia temporal, el profesor de Historia de Europa del Este de la Universidad de Viadrina Karl Schlögel, ganador con este ensayo del “Premio de Leipzig para el entendimiento europeo”, aporta más detalles de uno de los episodios más trágicos del siglo XX. Todo un monumento a la recuperación de la memoria que arranca con el vuelo bulgakoviano de Margarita.

Traducción de José Aníbal Campos, editorial Acantilado.

Comienza a leer el libro aquí.

 

Doctor Krupov, de Aleksandr Herzen


En 2013 vio la luz una nueva traducción de la obra más carismática de Alekasandr Herzen, las memorias El pasado y las ideas, jugosa narración de la vida del escritor y político ruso más interesante del siglo XIX y, por extensión, del clima intelectual de su tiempo. Este año hay también que felicitarse por la reedición en Fondo de Cultura Económica de Pensadores rusos de Isaiah Berlin, en el que aparece uno de las semblanzas más lúcidas sobre Herzen. Pero para esta selección hemos escogido dos obras de ficción que Herzen firmó antes de su partida hacia Europa para nunca más regresar a Rusia. Se trata de Doctor Krupov (1847) , un alegato a favor de la locura y una mirada desencantada a la normalidad. Destaca la amistad del joven Krupov con Levka, un espíritu libre, ingenuo y puro cuyo entorno social no logra entenderle. “Toda la desgracia de los manifiestamente locos se debe a su orgullosa originalidad y a la obstinada intransigencia por la cual los chiflados, con toda la maldad de los caracteres débiles, les encierran en jaulas”, escribe Herzen. Doctor Krupov viene acompañado de La urraca ladrona (1848), una pequeña nouvelle que arremete contra el sistema de servidumbre ruso a partir de la historia de Aneta, una actriz de provincias.

Traducción de Sara Gutiérrez, editorial Ardicia.

Comienza a leer el libro aquí.


Soy yo, Édichka, de Eduard Limónov


En la entrevista que concedió Zajar Prelepin a RBTH, le preguntamos qué le parecía el fenómeno Limónov de Emmanuelle Carrère. El novelista ruso compartió su extrañeza de que en los países donde el libro de Carrère había sido un éxito, en cambio, no se leía (o ni siquiera se había publicado) el original, Eduard Limónov. Sin duda su controvertida biografía ahuyentaba a los editores. Por fin el lector en español tiene al alcance la obra que lo catapultó a la fama. Narra sus tristes, alcohólicas, homosexuales, desencantadas, sórdidas peripecias como exiliado en Nueva York. Publicada primero en París, Limónov cruzó de nuevo el Atlántico para cobrar el cheque del editor y convertirse en uno de los reyes de los círculos artísticos de la capital francesa. Una obra clave para comprender una de las figuras más controvertidas –queridas y odiadas a partes iguales- de la política rusa del siglo XXI.

Traducción de Ana Guelbenzu, Marbot Ediciones.


Sofia Petrovna, de Lidia Chukóvskaia


 Una manera de intentar comprender un episodio de la historia es mediante la investigación de corte académico. Se intenta reproducir un tiempo pasado a partir de testimonios, archivos, artículos, efectos personales. Otra manera es aceptar la imposibilidad de esta tarea y analizar el mismo periodo con las herramientas de la ficción. Esta segunda opción suele acometerse desde el recuerdo, con la distancia y la reflexión que en el mismo momento de los hechos era imposible. Sofia Petrovna ha entrado tanto en los manuales de historia como de literatura por desafiar esta premisa. Lidia Chukóvskaia, justo después de perder a su marido científico durante las grandes purgas, escribió la perturbadora historia del personaje de ficción Sofia Petrovna en un cuaderno infantil durante el invierno de 1939-40, que milagrosamente se salvó de las garras del NVKD y del sitio contra los nazis. Por primera vez traducido al español, Chukóvskaia narra la caída al infierno de una sencilla madre cumplidora con el régimen socialista y eficiente mecanógrafa en una editorial cuyo hijo, todo un modelo del nuevo homo sovieticus, es engullido por la maquinaria represiva. Como señaló la propia autora, "mi obra se escribió con la huella de los acontecimientos aún fresca en mi mente". El libro no se publicó en Rusia hasta 1988.

Traducción de Marta Rebón, Errata Naturae.

Comienza a leer el libro aquí.

 

Gente, años, vida, de Iliá Ehrenburg


 Muchos de mis coetáneos han acabado bajo las ruedas del tiempo. Si yo he sobrevivido no ha sido por ser más fuerte o más sagaz que ellos, sino porque hay épocas en que el destino del hombre se asemeja más a una lotería que a una partida de ajedrez conforme a todas las reglas”, explica Ehrenburg al principio de su tour de force de más de 2.000 páginas. Emigrante en el París bohemio, corresponsal de guerra en los frentes de la Guerra Civil Española y la Segunda Guerra Mundial, editor junto a Vasili Grossman de El libro negro, imprescindible para comprender la persecución judía en Europa del Este, activista por la paz… ¿cuántas vidas vivió Iliá Ehrenburg? ¿A quién no conoció entre los años 1891 y 1967 que comprenden estas monumentales memorias? ¿Cómo consiguió salvar siempre el pellejo? Mientras saca sus propias conclusiones con esta lectura apasionante, el lector podrá disfrutar de un gran fresco del siglo XX que ayudó, junto con Un día en la vida de Iván Denísovich, a romper el hielo de estalinismo y a hablar por primera vez de aquellos autores que habían estado proscritos, como Marina Tsvetáyeva.

Traducción de Marta Rebón, editorial Acantilado.

Comienza a leer el libro aquí.

 

Bonus track

El 2014 ha dado todavía para más. Podemos completar este póker de propuestas con un género que ha recuperado el interés de los lectores, la distopía. Podemos escoger entre Moscú 2042 de Vladímir Voinóvich (Automática Editorial) y la especulación psicológica de Anna Starobinets en su nueva colección de relatos La glándula de Ícaro (Ediciones Nevsky). La misma editorial de Starobinets ha publicado la nueva versión de un clásico más importante de este año, El maestro y Margarita de Mijaíl Bulgákov, versión de Marta Rebón. En poesía podemos decantarnos también por un clásico que ha cumplido en 2014 el bicentenario de su nacimiento, Lérmontov, con nuevas traducciones de sus poemas en Alba Editorial o en Cátedra, o con la excelente edición en catalán a cargo de Arnau Barios y Miquel Desclot, Galoparé a l’estepa com el vent (Editorial Alpha).

De más actualidad es la selección de la editorial madrileña Dos bigotes, de autores rusos LGBTH, El armario de acero. En esta antología vertida al español por Pedro Javier Ruiz se da a conocer a un buen número de autores rusos contemporáneos de varias generaciones –en prosa y poesía-, algunos de ellos traducidos por primera vez a una lengua extranjera.

Y a quien le apetezca un poco más de ensayo, puede dejarse seducir por la historia de la última historia policiaca de la guerra fría en la que una novela estuvo en el ojo del huracán. La novela blanqueada (Galaxia Gutenberg) de Iván Tolstói, un relato detallado del intrincado camino que tomó el manuscrito de El doctor Zhivago para ser publicado en el extranjero y ganar el Premio Nobel. Y, por último, una historia rocambolesca de Gaito Gazdanov, El espectro de Alexander Wolf (La bestia equilátera), thriller psicológico traducido por Miguel A. Calzada sobre la culpa y la redención de un personaje que en Rusia mata a un desconocido y, más tarde, lee en París un cuento de ese mismo asesinato desde el punto de vista de la víctima. El misterio está servido.

 

Lea más: La actualidad de la poesía política en Rusia >>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.