El cine ruso importa estrellas extranjeras

Dibujado por Niyaz Karim

Dibujado por Niyaz Karim

La presencia de cine ruso en los circuitos comerciales extranjeros es testimonial. Sólo los nombres más consagrados acceden al espectador global. Por ello se ha empezado a apostar por otra vía de promoción: atraer a directores y actores extranjeros mundialmente conocidos para que participen en producciones rusas y atraer, de este modo, el interés del público, la crítica y los medios de comunicación.

¿Qué tienen en común Todd Solondz, Ralph Fiennes o el actor alemán de origen español Daniel Brül? Que estos nombres de sobra conocidos por los cinéfilos rodarán en San Petersburgo durante éste y el próximo año. De esta manera la ciudad a orillas del Nevá emprende dos proyectos similares con la mirada puesta en el público extranjero. Para ello se utilizará un formato singular conocido como ‘película ómnibus’ o ‘de antología’, consistente en unir distintos cortometrajes independientes pero relacionados entre sí por una temática común. No debe confundirse con las películas que entrelazan historias aparentemente independientes, como Amores perros o Pulp Fiction. Sí es el caso de Night on Earth, de Jim Jarmusch o 11’09”01, en la que participaron Danis Tanovic, Ken Loach o Amos Gitaï.

Esta es la fórmula escogida para poner detrás de la cámara a un interesante grupo multinacional de realizadores como Timur Bekmambetov, Bakur Bakuradze, Todd Solondz, Ralph Fiennes, Sam Rockwell, Igor Voloshin, Cedric Klapisch, Avdotya Smirnova Ilmar Raag. Cada uno de ellos dirigirá un episodio inspirado en una de las palabras cuyas iniciales forman ‘Petersburg’: Pleasure [placer], Effort [esfuerzo], Trust [confianza], Envy [envidia], Repose [calma], Shrewdness [astucia], Bravery [valentía], Uncertainty [incertidumbre], Refuge [refugio] y Glee [júbilo].

Según los responsables de este proyecto, cada uno de los cortometrajes desvelará distintas facetas de la ciudad, historias menos convencionales de esta urbe caleidoscópica. El título provisional que ha trascendido es Saint Petersburg: A Category of Feelings [San Petersburgo: Una categoría de sentimientos] y es una iniciativa de Serguéi Selyanov, director de una de las más importantes productoras rusas, CTB, en coproducción con el legendario estudio Lenfilm, cuyo director desde 2012, Fiódor Bondarchuk - autor de la primera película rodada en Rusia con la tecnología 3D y seleccionada para representar a este país en los Oscar en la categoría de Mejor película extranjera- se encargará de supervisar la cohesión del conjunto.

De todo menos sexo: desnudos y erotismo en las películas soviéticas

De momento, el propósito inicial de que una producción rusa tuviera repercusión en los medios extranjeros ya se ha conseguido gracias a la inclusión de nombres como el del estadounidense Todd Solondz –director de Happiness y Life During Wartime- y el británico Ralph Fiennes, que interpretó el personaje de Eugenio Oneguin en el debut como directora de su hermana Martha Fiennes o protagonizó La condesa rusa a las órdenes de James Ivory.

El anuncio de Saint Petersburg: A Category of Feelings coincide con la puesta en marcha de otro proyecto similar, Saint Petersburg, I Love You, producto cinematográfico de la franquicia “Cities of Love” que inició Paris, Je t’aime, de 2006, cuyos episodios dirigieron los hermanos Cohen, Alfonso Cuarón o Gus Van Sant. El productor francés Emmanuel Benbihy reprodujo la fórmula, después de París, en Nueva York hace cinco años y le seguirán Río de Janeiro, Shanghái, Berlín o Nueva Orleans.  El último estreno de la franquicia ha sido la dedicada a la capital de Georgia, Tbilisi.

La versión petersburguesa ha optado por ser parte de este proyecto internacional como no hicieron los responsables de una versión moscovita de 2010 no oficial, que incluía dieciocho episodios de cinco minutos cada uno, siguiendo la misma filosofía, de Georgui Paradjanov, Murad Ibragimbekov, Irakli Kvirikadze o Artem Mijalkov.  

El último de los proyectos que se ha beneficiado de un nombre mediático para que la película empiece a dar de qué hablar antes del rodaje es la que será una nueva versión cinematográfica de  Noches blancas, de Fiódor Dostoievski, a la que ya antes se enfrentaron Luchino Visconti, Robert Bresson y James Gray.

El reparto internacional estará encabezado por Daniel Brühl, actor nacido en Barcelona que saltó a la fama con Good-bye Lenin! Esta nueva versión de la obra literaria que se desarrolla en las calles de San Petersburgo estará dirigirá por la directora Tatiana Voronétskaia, y contará con un presupuesto de 88 millones de rublos. Completa el reparto la actriz germano-holandesa Henriette Confurius.

Lea más: Lo que las películas rusas necesitan para triunfar en Occidente>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.