El Messi del hockey es ruso y juega en el Barcelona

Alexander Makarov (Foto cedida por Luz Estrella Ramírez, FC Barcelona)

Alexander Makarov (Foto cedida por Luz Estrella Ramírez, FC Barcelona)

Sasha Makarov, moscovita de 18 años afincado en España desde los 12, brilla en la sección azulgrana de hockey hielo.

España es un país con escasa tradición en hockey hielo, pero eso no significa que no se practique. De hecho tiene una liga regular (Superliga) fundada en 1972 y que cuenta con seis clubes. Lógicamente, y por motivos climatológicos, todos de la mitad norte del país: Aragón, Cataluña, Madrid y País Vasco.

No sorprende que uno de los equipos integrantes de la Superliga sea el FC Barcelona, dada su vocación por deportes minoritarios además del fútbol (el Real Madrid tuvo sección de hockey hielo hasta los años 60). Y tampoco sorprende que si un ruso juega en la liga lo haga precisamente en el Barcelona, equipo bandera de Cataluña, región que recibe la mayoría de turismo e inmigración rusa en España.

Se trata de Alexander ‘Sasha’ Makarov, moscovita de 18 años, cuya familia se mudó hace seis a la Ciudad Condal. “Cuando nos mudamos, no esperaba que fuese a poder seguir jugando al hockey hielo en España. Pero unos amigos de la familia me comentaron la existencia de un club. Primero formé parte del equipo inferior y después del senior; llevo ya seis años como jugador del Barça”, explica orgulloso Makarov, que se defiende perfectamente tanto en castellano como en ruso.
Lo de la comparación con Messi viene porque Sasha es de los mejores del equipo y porque luce la camiseta azulgrana con el dorsal número 10 a la espalda, el mismo que el astro argentino. En realidad Makarov no juega de delantero sino de defensa, demarcación para la que muestra una templanza y agresividad inusitadas para su edad y experiencia.

El pabellón donde juega los partidos como local, el Palacio de Hielo, se encuentra a escasos 300 metros del célebre Camp Nou y tiene capacidad para 1.200 personas, aunque en rara ocasión se llena pese a que la entrada es gratuita. La sección de hockey del Barcelona es en realidad amateur, lo que significa que los jugadores no cobran, o no lo suficiente como para ganarse la vida sólo con el deporte.

“Me gustaría seguir jugando, pero no me planteo una carrera profesional en el hockey hielo, pues en España es imposible, no tiene nada que ver con Rusia”, narra Makarov, que ha empezado hace unos meses a estudiar en la universidad la carrera de económicas.

“Muchos de mis amigos de infancia en Moscú juegan ahora en clubes profesionales. Me cuentan sus problemas de vestuario, cada día es una lucha por la supervivencia, por la titularidad... El hockey hielo en España es más una diversión, un hobby”, concluye Sasha, que ha tenido un mentor inmejorable estos años en su adaptación al Barcelona, el veterano ucraniano Danilo Didkovski (37 años), que hace las veces de jugador y entrenador, tanto del primer equipo como de la cantera.

Otros rusos en el FC Barcelona

Aunque pocos, antes que Sasha hubo otros rusos que pasaron por el club azulgrana. En orden cronológico, el primero fue el futbolista moscovita Igor Kornéiev, centrocampista que recaló en el Barcelona en 1994, procedente del vecino Espanyol, con el cartel de ‘el nuevo Laudrup’. Su actitud poco profesional ensombreció su enorme talento. En el club azulgrana jugó inicialmente 14 partidos en el filial, marcando cuatro goles, antes de subir al primer equipo, donde disputó 12 encuentros sin pena ni gloria. En el verano del 95 salió por la puerta de atrás.

No mucho más lustroso fue el paso de Andréi Fetisov por la sección de baloncesto. Después de tres campañas a gran nivel en Valladolid, su fichaje por el Barcelona en 1996 levantó grandes expectativas. Pese a que sus estadísticas de aquella temporada fueron aceptables (medias de 10 puntos y 4 rebotes), dejó el club en 1997.

El último de los rusos que han pasado por el Barcelona antes que Sasha Makarov y el que dejó más huella fue Konstantín Igropulo, lateral derecho que militase tres campañas en la sección de balonmano, entre 2009 y 2012, ganando la Liga de Campeones en 2011. Actualmente juega en la Bundesliga, en el Füsche de Berlín.