Una ruta por los santuarios deportivos de Moscú

Misha, la mascota de los Juegos Olímpicos de Moscú de 1980. Fuente: Serguéi Gunéev / Ria Novosti

Misha, la mascota de los Juegos Olímpicos de Moscú de 1980. Fuente: Serguéi Gunéev / Ria Novosti

Moscú ha organizado en el último siglo la mayoría grandes eventos deportivos imaginables, incluyendo campeonatos del mundo por doquier y unos Juegos Olímpicos en 1980. Los recintos que los albergaron son testigos silenciosos de muchos de los grandes deportistas del siglo XX. Y en su caso, lo de silencioso es literal. Mientras en Occidente necesitan poco para organizar museos temáticos y visitas guiadas, nadie presta demasiada atención en Rusia a los recintos, que de esta forma conservan el encanto de la sobriedad.

Los principales santuarios deportivos de Moscú están unidos a la historia de las cuatro grandes sociedades deportivas de la Unión Soviética: CSKA, Dinamo, Lokomotiv y Spartak, mucho más que equipos de fútbol. Entorno al metro de Dinamo se congregan varios importantes coliseos. Según salen de la estación verán las obras en el antiguo estadio Dinamo, abierto en 1928 y con capacidad para 35.000 espectadores. Además de los partidos del Dinamo, el estadio fue una de las sedes de los JJOO de 1980 y vio conciertos de, entre otros, Michael Jackson o Deep Purple. Se cerró en 2008 y fue demolido en 2011 para construir en el mismo lugar el VTB Arena (que también acogerá el pabellón de hockey del club), cuya inauguración está prevista en 2016, con una inversión de 1.500 millones de dólares. A pesar de las obras, pueden acercarse a visitar la estatua en bronce en honor al legendario portero Lev Yashin, ‘La Araña Negra’, ubicada en los alrededores de la antigua entrada Norte.

No lejos de allí, si cruzan la avenida Leningradski y toman la calle Aviakonstruktora, encontrarán elrincón del CSKA, con los principales templos del ‘Club Central del Ejército Rojo’. El Universal Sports Hall, popularmente conocido como pabellón Gomelski, en honor al mítico entrenador y presidente honorífico, acoge desde hace más de tres décadas los partidos de la laureada sección de baloncesto (6 Copas de Europa), además de las oficinas del club y la tienda oficial. Pese a que el equipo se mantiene como uno de los mejores de Europa y la capacidad del recinto es pequeña (5.500 espectadores), raramente se llena, siendo fácil conseguir entradas. Terminado de construir en 1979, el pabellón acogió la competición de baloncesto de los JJOO de 1980.

Enfrente de ‘el Gomelski’ queda el enorme pabellón de atletismo, que no acoge competiciones pero donde se han formado decenas de campeones olímpicos. Debido a las bajas temperaturas en Moscú durante gran parte del año, los atletas deben entrenarse bajo techo. A poco más de cien metros se encuentran la piscina del CSKA y el ‘Palacio de Hielo’, sede de la sección de hockey, con capacidad para 5.600 espectadores, construido en 1964 y renovado en 1991.

A menos de un kilómetro, en el parque Berezóvaya Roshcha el CSKA construye su nuevo estadio de fútbol, cuyas obras comenzaron en 2007 e inicialmente iban a terminar en 2009, aunque la fecha se ha retrasado hasta 2015. Mientras tanto, el equipo juega de prestado en el estadio Jimki, a las afueras de la ciudad. En la misma zona, metro Dinamo, se ubica también el moderno e infrautilizado pabellón Megasports, de propiedad municipal, inaugurado en 2006 y con capacidad para 14.000 espectadores. El recinto se utiliza como sede de los encuentros como local de la selección nacional de hockey y acoge intermitentemente eventos deportivos (combates de boxeo o  torneos de tenis), así como conciertos (Scorpions, Black Eyed Peas o Roxette).

Pero el pabellón por excelencia de Moscú es el Olimpiski, estratégicamente ubicado junto al céntrico metro de Prospekt Mira. Se trata de uno de los mayores recintos bajo techo de Europa, con capacidad para 35.000 espectadores, por lo que habitualmente sólo se utiliza una parte del mismo, cubriendo la otra con una lona. Olimpisky se construyó con vistas a los JJOO de 1980. Desde entonces se ha consolidado como pabellón de referencia de grandes eventos: los combates del año (boxeo), el festival de Eurovisión 2009 o la Final Four de la Euroliga en 2005. Además, por motivo de aforo, los conciertos de los grandes artistas internacionales suelen tener lugar en Olimpiski, por ejemplo, Beyonce, Madonna, Britney Spears o Elthon John tocaron allí.

En el corazón de la ciudad encontramos el Palacio de los Sindicatos (metro Teatrálnaya Ploshad) y el Teatro Mayakovski (metro Mayakósvkaya), que acogieron en la década de los 80 dos de las más memorables partidas de ajedrez que protagonizaron Karpov y Kasparov.

Y para el final queda la joya de la corona, el recinto de Luzhnikí (metro Sportívnaya), situado en una ubicación privilegiada, a orillas del río y frente a la ‘Colina de los Gorriones’, coronada por el edifico de la Universidad Estatal. La entrada al estadio, inaugurado en 1956, está presidida por una enorme estatua de Lenin, no en vano su nombre original es Estadio Central Lenin. En 1980 acogió las pruebas de atletismo y la ceremonia de inauguración de los JJOO.

Dos años más tarde, el 20 de octubre de 1982, el estadio conoció la peor jornada de su historia, cuando durante un encuentro de fútbol de Copa de la UEFA entre el Spartak y el Haarlem holandés se produjo una avalancha en la que murieron 66 espectadores. El recinto, con capacidad para 80.000 espectadores, ha pasado por numerosas reformas, la última cambió el césped natural por uno artificial con calefacción subterránea (mediante permiso sumarísimo de la FIFA debido al clima de la ciudad) y le granjeó la categoría de estadio de cinco estrellas UEFA.

Durante años Luzhnikí ha acogido los encuentros como local del Spartak y del CSKA, aunque no esta temporada, pues se encuentra  en obras tras la organización de los Mundiales de Atletismo el pasado verano. Además del estadio de fútbol, el área de Luzhnikí acoge multitud de recintos deportivos, a destacar una gran piscina al aire libre y especialmente el pabellón del equipo de hockey hielo del Dinamo de Moscú, campeón de las dos últimas ediciones de la Liga Continental.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.