Se alarga la maldición del Zenit en España

Hulk marcó un gol pero no pudo evitar el tropiezo del Zenit. Fuente: fc-zenit.com

Hulk marcó un gol pero no pudo evitar el tropiezo del Zenit. Fuente: fc-zenit.com

El Zenit de San Petersburgo estrenó con derrota 3-1 en campo del Atlético su temporada en la Champions League. Un golazo del brasileño Hulk, recién recuperado de una lesión, empató el partido en el minuto 58, pero el equipo ruso sucumbió ante un rival más rodado que suma 5 victorias consecutivas. El Zenit alarga con esta derrota su maldición en territorio español, donde ha perdido todos los partidos que ha jugado en su historia, un total de seis. El anterior fue hace ahora justo un año, un rotundo 3-0 en Málaga, también en la primera jornada de Champions.

De un lustro a esta parte todos los esfuerzos institucionales del Zenit, ganador de 2 de las 3 últimas ligas rusas, están claramente enfocados a hacerse un nombre en la burguesía del fútbol continental. Si bien ganó la Europa League en 2008, su mejor resultado en la Champions es únicamente unos octavos de final. En este tiempo, el patrocinador principal del club, el gigante energético Gazprom, ha invertido mucho dinero para convertirse en socio preferente de la UEFA y de la FIFA, a la vez que el equipo de la ciudad se ha soltado el pelo en el mercado de fichajes. Este de 2013 ha sido un verano algo más tranquilo en San Petersburgo, lejos del bullicio que despertaron el curso pasado las millonarias y en cierto modo polémicas incorporaciones de Hulk y Witsel. De todas formas este año han llegado también apellidos ilustres, como el ‘hijo pródigo’ Arshavinr, fracasado en la Premier inglesa, el ucraniano Tymoschuk, procedente del Bayern Munich campeón de Europa, o el defensa central argentino Cristian Ansaldi, tras una brillante etapa en el Rubin Kazán. Jugadores que, si bien por su precio no suscitan tantos titulares, aportan fondo de armario a una plantilla ya consolidada.

A comienzos de septiembre se especuló con una posible venta de Hulk al Tottenham inglés, con el dinero procedente de la venta de Gareth Bale, pero el club ruso salió al paso de los rumores declarando intransferible al delantero brasileño que, por cierto, acaba de recuperarse de una lesión, motivo por el que sólo lleva jugados tres partidos de la liga rusa (con un gol marcado). Pese a no contar apenas con el concurso de Hulk, el Zenit marcha con paso firme en el campeonato ruso, segundo clasificado con 17 puntos en 8 jornadas. Pero la Champions League es otra historia, más aún a domicilio y si es el escenario es el estadio Vicente Calderón, campo del líder invicto de la liga española.

“El Atletico es un equipo excelente, al alza. En la segunda parte empezamos a jugar mejor, nos sentimos más seguros y tomamos la iniciativa, pero entonces nos marcaron el segundo gol y cerraron el partido", relató en rueda de prensa el italiano Luciano Spalletti, técnico del Zenit, que planteó un esquema muy conservador, con 5 defensas en la alineación. El 3-1 final viene a reflejar de forma justa lo acontecido en un encuentro que dominó el equipo español con somera claridad, creando multitud de ocasiones de gol. “Cuando un futbolista se recupera de una lesión tan larga juega cuidándose, pero Hulk está en el buen camino. Pensábamos que iba a jugar 60 o 70 minutos, pero le hemos dejado más tiempo al ver que ya está cerca del 100% de su estado de forma”,  explicó Spalletti, preguntado sobre Hulk, el mejor de su equipo.

Andrei Arshavin volvió a ser reserva, igual que en 5 de los 8 partidos de liga rusa. En realidad sólo ha jugado un encuentro completo en toda la temporada. Su suplencia es motivo de cierta controversia en la prensa nacional, pero su rendimiento o estado de forma difícilmente justifican un mayor protagonismo. A todo esto, el Oporto ganó 0-1 a domicilio al débil Austria de Viena en el otro partido del grupo G de la Champions. Un grupo en el que a priori, y pese a la derrota hasta cierto punto lógica en el Calderón, el Zenit debería competir el segundo puesto con los portugueses.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.