Rusia se decide por la carne sudamericana

Uruguay, Paraguay y Argentina pueden aumentra considerablemente sus exportaciones tras la prohibición a EE UU. Fuente: Shutterstock

Uruguay, Paraguay y Argentina pueden aumentra considerablemente sus exportaciones tras la prohibición a EE UU. Fuente: Shutterstock

Tras prohibir la importación de carne proveniente de Estados Unidos y Alemania, Rusia aumenta el volumen comercial en el área ganadera con Uruguay, Paraguay y Argentina.

Debido a la prohibición de las importaciones de carne provenientes de los Estados Unidos y de Alemania que entró en vigor el 11 de febrero, se abrieron grandes expectativas para el mercado ganadero de América del Sur.

Países como la Argentina, Uruguay y Paraguay son competidores de América del Norte en la colocación de productos bovinos en Rusia. La suspensión de la compra de carnes norteamericanas responde a que se comprobó que contenían ractopamina, una sustancia que estimula el crecimiento y que se encuentra prohibida en la Federación Rusa. 

En cuanto al comercio entre Rusia y Suramérica, Serguéi Dankvert, supervisor de las relaciones comerciales con Chile y Argentina y representante de Rusia en la Comisión intergubernamental con Ecuador, sostuvo, en una entrevista concedida a Rusia Hoy, que: “Nos encontramos con Estados que no subvencionan su producción interna, de tal manera que al entrar en nuestro mercado, sus bienes de consumo no lo desvirtúan. A diferencia de la producción de Canadá, EE UU o la Unión Europea, que apoyan con subsidios de su agricultura”.

De esta forma, los países suramericanos supieron aprovechar la Feria PRODEXPO 2013, que tuvo lugar en Moscú del 10 al 15 de febrero, para fomentar el intercambio comercial con las empresas rusas.

Esta Feria es la principal exposición sobre el mercado de alimentación en Rusia, y aúna además a importadores de Asia y Europa del Este. El evento cuenta con el apoyo del Ministerio de Agricultura y la Cámara de Comercio e Industria de la Federación Rusa. En esta edición, representando a Latinoamérica, participaron delegaciones de Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay y México.

Por parte de la Argentina, estuvieron presentes varios miembros del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), que ya lleva cinco años consecutivos participando del evento, y por lo que recibieron un diploma por parte de la organización. El stand argentino contó con un espacio para la degustación de los mejores cortes de carne a la parilla.

Paraguay, en cambio, participó por primera vez en el evento, contando con la presencia de empresarios de la Cámara Paraguaya de la Carne. Esta representación ha logrado excelentes resultados, ya que además, el 12 de febrero, el Servicio Federal de Supervisión Veterinaria y Fitosanitaria de Rusia decidió levantar las restricciones existentes al envío de carne y materia prima de origen animal provenientes de Paraguay.

La resolución se logró debido a que el gobierno paraguayo alcanzó a cumplir con todos los requerimientos exigidos por la Federación de Rusia para la importación de carnes y la evaluación satisfactoria de las medidas de prevención de la propagación de la fiebre aftosa en su territorio.

Sin embargo, el mayor beneficiado resultó ser el Uruguay, que envió una delegación encabezada por el Ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Tabaré Aguerre, para fomentar el intercambio comercial con la Federación Rusa y para que se pueda terminar de decidir qué tipo de carne vacuna de alta calidad se exportará desde su país hacia Rusia. Acompañando a la comitiva, se encontraban también el vicepresidente del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), José Luis Repetto, y su director general, José Silva.

Las negociaciones comerciales relativas a la exportación de carne bovina de alta calidad uruguaya hacia Rusia comenzaron en el mes de agosto de 2012, al mismo tiempo que Moscú logró el ingreso a la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Existe una creciente demanda de alimentos en Rusia y el gobierno uruguayo quiere aprovecharla para posicionar mejor sus exportaciones en Asia y Europa del Este, sobre todo teniendo en cuenta la nueva Unión Aduanera de Rusia, Bielorrusia y Kazajistán, que permitiría extender estas ventajas a estos dos últimos países. Por su parte, el ministro uruguayo Aguerre prometió apoyar la candidatura de Rusia para ingresar al Consejo General de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (más conocida como FAO, por sus siglas en inglés).

Uruguay ya es bastante fuerte en la exportación de carne y lácteos hacia Rusia, quien fue la principal compradora de carne vacuna y de manteca uruguaya en el año 2012, aumentando en un 300% la compra de manteca respecto al año anterior, según estadísticas del Instituto Nacional de la Leche (INALE). Además, a partir de esta visita se buscará comenzar a exportar también vino embotellado en lugar de las actuales ventas de vino a granel.

Pero la cooperación ruso-uruguaya no se limitará al comercio de alimentos, sino que también alcanzará al intercambio de información en materia de genética ganadera. El presidente de la Academia de Ciencias Agrarias de Rusia, Guennadi Romanenko, solicitó formalmente al Uruguay ayuda para “desarrollar la ganadería, las pasturas y la citricultura”, y a cambio, ofreció “compartir la base genética de aves pequeñas que posee Rusia”.