La nueva ley antitabaco protege a la industria del sector

El Estado pretende recaudar más impuestos y proteger a los más vulnerables, aunque no todos están de acuerdo en la forma de llevarlo a cabo. Fuente: Lori / LegionMedia

El Estado pretende recaudar más impuestos y proteger a los más vulnerables, aunque no todos están de acuerdo en la forma de llevarlo a cabo. Fuente: Lori / LegionMedia

Rusia planea recaudar impuestos sobre el tabaco, aplicar estrictas regulaciones sobre la venta de tabaco, prohibir fumar en lugares públicos y en películas. Para productores y distribuidores, la mayor amenaza viene de China y no de los legisladores rusos.

En breve la Duma Estatal va a examinar en segunda lectura el proyecto de ley propuesto por el Ministerio de Sanidad “Sobre la protección de la salud de la población de la influencia del humo del tabaco y las consecuencias del tabaquismo. El proyecto de ley fue aprobado en primera lectura a finales de diciembre. 

El proyecto de ley plantea la prohibición por etapas (en un plazo de tres a cinco años) de fumar en todos los lugares públicos, incluyendo bares y restaurantes, hospitales, hoteles e, incluso, escaleras de edificios de viviendas. Las únicas excepciones serán “lugares habilitados especialmente en sitios abiertos, así como zonas especialmente señaladas y equipadas con sistemas de ventilación”. 

Sin embargo, cuesta imaginarse que en la prácticase consiga sacar a los fumadores a la calle. Hace algunos años, por ejemplo, en Moscú se prohibió lanzar fuegos artificiales, excepto en lugares especialmente acondicionados. Y todavía hoy se siguen lanzando durante las celebraciones. 

Haz click en la imagen para ver los datos

Lo de fumar en los restaurantes dependerá del nivel de las multas. La experiencia en otros paísesevidencia que, tras la prohibición, tiene lugar una disminución temporal de asistentes, pero enseguida todo vuelve a su cauce natural. 

Incluso algunos propietarios de restaurantes están descubriendo en la prohibición la posibilidad de ahorrar. “No pueden ni imaginarse cuánto me cuesta ahora un sistema de ventilación caro y potente, todo el aire que me veo obligado a mover. Me conviene mucho más sacar a todos los fumadores a la calle y poner allí una papelera y unos calefactores, o simplemente dejar una sala para fumadores”, dice el restaurador Dmitri Levitski. 

Si los restauradores se están preparando para pérdidas temporales tras la aprobación de la ley, los productores de tabaco no tienen de qué preocuparse. 

Como medida restrictiva se va a incluir la prohibición de exponer cigarrillos para el menudeo. Los cigarrillos se van a colocar en unas cajas apartadas del comprador, lo que, según la idea de los autores, debe reducir la acción estimulante de los envoltorios de los productos tabacaleros, en especial para los menores de edad. 

Sin embargo, se podrá leer perfectamente la marca de tabaco, mientras que la inscripción sobre los perjuicios del tabaquismo quedan ocultos a la vista del comprador. 

El proyecto de ley también prevé la prohibición de la venta de cigarrillos al menudeo. Esto viene motivado porque las principales infracciones de las reglas del comercio, incluyendo la venta de cigarrillos a los menores de edad, tienen lugar precisamente en los kioscos, mientras que en tiendas grandes o en grandes cadenas estas infracciones no se dan, puesto que estos últimos tienen gran aprecio a sus licencias y no se arriesgan. 

La prohibición de vender cigarrillos es amarga (incluso mortal) para los kioscos, pero no para las tabacaleras. Y es que en Rusia toda la distribución de tabaco está controlada por dos empresas: Megalópolis y SNS. Simplemente tienen que redistribuir sus cadenas logísticas. 

Lo que menos debe preocupar a los productores de cigarrillos es la prohibición de patrocinio, en vista de que la eficiencia publicitaria tampoco existía antes. 

Por último, el Ministerio de Sanidad está intentando prohibir que aparezcan actores fumando en todas las películas rusas si “no resulta una parte importante e imprescindible del proyecto artístico”. En realidad esta norma no ha sido muy efectiva ni siquiera en los EE UU, donde una prohibición similar ha entrado en vigor hace poco. 

Aunqueesta ley no va a ser el medio principal en la batalla contra el tabaquismo, sino la subida de impuestos. Han aumentado una media del 20-30% al año, pero, en opinión de Verónika Skvortsova, ministra de Sanidad, no es suficiente. 

El Ministerio insiste en subir las tasas hasta 1,28 euros por paquete, la tarifa mínima en los países más pobres de Europa. Para el año 2013 la tasa por paquete de cigarrillos en Rusia está fijada entre los 12 y los 14 rublos (unos 31-33 céntimos). 

Si la entidad financiera acepta las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, el precio del paquete de cigarrillos superará el umbral de los cien rublos (2,5 euros) , pero dentro de varios años; y si se sigue al ritmo actual, alcanzará el nivel mínimo europeo (unosorden de 150 rublos por paquete). 

Según los cálculos de la Escuela de Economía rusa, realizados por encargo del Ministerio de Sanidad, la subida del precio del tabaco hasta el nivel mínimo aceptado en la UE permitiría complementar el presupuesto ruso con cerca de 14.000 millones de euros y, en el transcurso de los próximos cinco años, salvar la vida de dos millones de rusos. 

Aunque las tabacaleras tienen otras cuentas. Según los cálculos de expertos de ITIC y Oxford Economics, creen que con la subida de los cigarrillos hasta 150 rublos por paquete, la cantidad de fumadores puede que se reduzca, pero de forma muy modesta. Por el contrario, aumentará el contrabando. 

El volumen del mercado legal dice el estudiose reducirá por dos, mientras que el porcentaje del comercio ilegal de cigarrillos crecerá un 35%. Como consecuencia, la asignación al presupuesto realizada por los productores legales va aumentar, pero no de forma tan significativa como asegura el Ministerio, sino que sería de 6.000 millones de euros. 

Hasta ahora el contrabando de cigarrillos tenía lugar no en Rusia, sino desde Rusia: junto con Bielorrusia, Ucrania y China, Rusia es uno de los principales suministradores de cigarrillos de contrabando en Europa, sobre todo a través de Kaliningrado y San Petersburgo. 

De China viene hasta el 80% de todo el contrabando mundial de cigarrillos. “Según nuestros cálculos, de momento el precio de los cigarrillos no va a superar el 10% del presupuesto de las familias, el contrabando como tal no va a existir” asegura Vadim Zhelnin, director de la asociación de productores de tabaco Tabakprom. “Pero en cuanto se supere ese umbral, aparecerán aquí los productores chinos”, considera. 

Artículo abreviado. Publicado originalmente en Kommersant Dengui.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.