Gazprom dispuesto a adquirir la empresa de gas de Grecia

El país heleno no excluye vender la distribuidora gasística DEPA a los rusos, a pesar de las objeciones de la UE y EE UU. Fuente: AP / East News

El país heleno no excluye vender la distribuidora gasística DEPA a los rusos, a pesar de las objeciones de la UE y EE UU. Fuente: AP / East News

Las empresas rusas Gazprom y Sintez se mantienen como prácticamente los únicos aspirantes a la compra de DEPA, la empresa gasística nacional griega. A pesar de las objeciones de EE UU y la UE, que temen que Rusia haga de Grecia su “rehén”, Atenas podría aceptar la propuesta, dado que el país se ve presionado por los acreedores, encarnados en la Comisión Europea, el BCE y el FMI. Los funcionarios griegos calculan ingresar 15.000 millones de euros con la operación.

Gazprom, el gigante ruso del gas, y el grupo Sintez, controlado por Leonid Lébedev, senador de la región rusa de Chubashia, son los principales aspirantes a la adquisición de la empresa gasística griega DEPA.

Según las declaraciones del jefe de Sintez, Andréi Koroliov, Grecia podría convertirse en el centro del transporte del gas en Europa y define la privatización de DEPA como una posibilidad de “salir al mercado griego por un precio relativamente bajo debido a la crisis”.

¿Qué venden?

Grecia privatiza la DEPA junto con su filial, el operador de sistemas de transporte Hellenic Gas Transmission System Operator S.A. (DESFA), a través de la cual pose una red nacional de transporte de gas y terminales de regasificación. El Gobierno griego posee directamente el 65% mientras que el 35% lo posee la empresa Hellenic Petroleum, el 35% de la cual pertenece al Gobierno. El Gobierno y Hellenic Petroleum ha llegado a un acuerdo de venta conjunta de acciones.

La venta de DEPA es una operación clave en un programa bianual de privatización por 15.000 millones de euros que debería reducir el déficit del presupuesto griego en un 7% del PIB.

Aparte de los participantes rusos, hay pocos inversores internacionales registrados en Taiped, la agencia griega de privatizaciones, como aspirantes oficiales al activo. La ausencia de empresas europeas, japonesas y chinas hace aumentar las sospechas entre los analistas por la alta probabilidad de una salida de Grecia de la Eurozona en caso de que fracase el plan de rescate financiero del Estado.

A día de hoy, algunas empresas griegas y la GNKAR de Azerbaiyán competirán con Sintez y Gazprom.

La agencia griega de privatizaciones, Taiped, ya ha prorrogado dos veces los plazos para anunciar la preselección de aspirantes a la compra de DEPA y su filial DESFA. Formalmente la operación debe alcanzar una forma concreta a finales de marzo de 2013. 

Se ofrece a los inversores que adquieran activos juntos o por partes. En el primer caso, el comprador recibe el 100% de las acciones del holding integrado, con la condición de que el 24% del operador de transporte gasístico DESFA se devuelva al Estado tras completar la operación. De acuerdo con la segunda opción, la participación de Grecia en la DEPA se venderá separada de la participación en DESFA, pero también en este caso el Estado está dispuesto a conservar su 34% en el operador del sistema de transporte de gas. 

Gazprom ya suministra el 90% del gas a Grecia mediante el gaseoducto que atraviesa Bulgaria, mientras que GNKAR suministra pequeños volúmenes a través de Turquía.

Gazprom aspira solo a la DEPA, dado la legislación de la UE exige la separación de suministradores y distribuidores gasísticos. Hace poco la empresa desestimó construir un gaseoducto a través de Grecia y el Adriático por Italia como parte integrante del gaseoducto South Stream,   demostrando su intención de cumplir con la normativa de la UE si recibiera el derecho de compra.

En caso de fracasar Gazprom, Sintez se convertirá en el único aspirante y no se excluye que actúe en intereses de la corporación.

MaterialesprocedentesdeGazeta.ruyForbesRussia