Sale en libertad bajo fianza el exministro georgiano acusado de corrupción

El tribunal le dejó en libertad tras pagar una fianza de 15.000 lari (9.000 dólares), a pesar de que hace cuatro años Okruashvili, acusado de los mismos cargos, se fugó del país a Alemania precisamente tras ser puesto en libertad provisional.

"Todas las acusaciones que pesaban sobre Okruashvili han sido retiradas y hoy volverá a su casa", explicó a la cadena de televisión local Imedi el abogado del exministro, Zviad Kordzadze.

Antiguo colaborador del presidente de Georgia, Mijaíl Saakashvili, cayó en desgracia a finales de 2008, después de criticar dura y públicamente la gestión del jefe del Estado.

Decidió volver a su país natal en noviembre de 2012 después de que el partido Sueño Georgiano, liderado por el hasta entonces opositor Bidzina Ivanishvili, se impusiera en las elecciones parlamentarias sobre la formación de Saakashvili.

Sin embargo, fue apresado por las autoridades georgianas en el mismo aeropuerto de Tiflis al bajar del avión que le traía de Francia.

En 2007 fue condenado a once años de prisión por enajenación ilegal de bienes del operador de telefonía móvil georgiano "Geosell".

El pasado jueves, el tribunal de apelaciones de Tiflis reconoció la inocencia de Okruashvili en ese caso después de que el principal testigo de la entonces acusación, el exjefe de la comisión de Comunicaciones, Dmitri Kitoshvili, asegurara ante el magistrado que había sido presionado para acusar al exministro.

Tras la derrota electoral de su formación, el todavía presidente Saakashvili ha perdido casi todas sus prerrogativas como jefe del Estado y se verá obligado a cohabitar en el poder con Ivanishvili, jefe del Gobierno georgiano y uno de sus más acérrimos adversarios, hasta octubre de 2013, cuando concluye su mandato.