La UE apoya la creación de un parque eólico en el norte de Rusia

El programa internacional Kolarctic financiará proyectos en la región de Nenetsia. Fuente: PhotoXpress

El programa internacional Kolarctic financiará proyectos en la región de Nenetsia. Fuente: PhotoXpress

Con el apoyo del programa de cooperación transfronteriza entre la Federación de Rusia y la Unión Europea se creará un parque eólico en Nenetsia. En la actualidad ya se han firmado los contratos de subvención con el fin de financiar proyectos para el desarrollo de energía eólica en este distrito.

“Hemos desarrollado y aprobado un programa a largo plazo para el fomento del sector energético del distrito, que prevé, entre otras cosas, la construcción de centrales eléctricas innovadoras en remotos pueblos de la región, lo cual permitirá reducir drásticamente los gastos estatales en importación de combustible”, comunica en el informe de resultados sobre el desarrollo socio-económico de la región de 2012 el jefe de la Administración Ígor Fedorov. 

Para marzo de 2013 está prevista la puesta en marcha de un proyecto piloto para la instalación de un complejo de medición del viento en el pueblo de Amderm. En el programa a largo plazo para la creación del parque eólico del distrito se incluyen las localidades de Ust-Kara, Karataika, Nes e Indiga, donde las condiciones climáticas de la costa marina y el movimiento del viento son óptimos para el trabajo eficaz de los generadores de viento. 

En la realización de los proyectos de vigilancia del viento y la construcción de la instalación piloto de generación eólica  en el pueblo de Amderm se invertirán más de 4.250.000 euros. 


Ver mapa más grande

“Hoy, con fondos del presupuesto del distrito, ya se lleva a cabo el seguimiento eólico en Ust-Kara. Se ha instalado para este fin una torre en la que se alojan anemómetros a distintas alturas. La investigación se efectúa a lo largo de las 24 horas del día por lo que se consigue un cuadro completo de los cambios diarios de velocidad y dirección del viento. 

Periódicamente se envían los datos, mediante comunicaciones por satélite, a un centro de investigación de San Petersburgo donde se procesan utilizando un software especial. Para que la investigación del seguimiento del viento sea objetiva, esta se realiza a lo largo de todo un año”, explica Yuri Teltevski, jefe adjunto de la Administración de la región autónoma de Nenetsia en materia de construcción, transporte, energía y vivienda. 

Los resultados del primer estudio muestran un gran potencial para el desarrollo de la energía eólica en la región. 

Según las estimaciones de los expertos, el litoral de Nenetsia se caracteriza por unas velocidades anuales medias relativamente altas, más de 5 m/s. La velocidad del viento promedio máxima, que en esta área es de 8-10 m/s, disminuye durante el período de otoño-invierno, justo cuando la región necesita más electricidad y calor.

 El problema energético en el distrito es muy acuciante. Los pueblos se encuentran a grandes distancias entre sí, no existe un sistema centralizado de suministro energético. La electricidad se genera en pequeñas estaciones de diésel en cada pueblo. 

Durante el corto periodo de navegación veraniega se transporta combustible diésel, aceite y lubricantes al distrito, operación en que anualmente se gasta más de 600 millones de rublos. El alto grado de desgaste de la maquinaria, así como la utilización forzosa de los contenedores del combustible, se traducen en un impacto negativo en la situación ecológica de la región. 

Yevgueni Lukyanov, representante presidencial adjunto en el Distrito federal del Noroeste, cree que la utilización del 30% de la energía eólica supondrá un ahorro de combustible de hasta el 50%. 

Además la obtención de energía será un 30% más barata. Las tarifas para la población seguirán siendo las mismas que en la actualidad, dado que ahora el Estado subvenciona el gasto energético. De este modo, el Estado podría ahorrar en subvenciones. 

Según Lukyanov, el proyecto del parque eólico en el distrito autónomo de Nenetsia está aún en fase experimental. Más adelante se prevé construir parques eólicos similares prácticamente a lo largo de toda la costa de Chukotka.

En su tiempo la Unión Soviética fue líder en el uso de la energía eólica. La primera central de este tipo de energía apareció en 1932. Entonces se estudió seriamente la cuestión de construir parques eólicos en el Extremo Norte, lo cual garantizaría el suministro eléctrico a todo el país. 

Los estudios demostraron que la energía eólica total en la costa del Glacial Ártico superaba las posibilidades de todas las centrales termoeléctricas existentes a la sazón en la URSS. 

Sin embargo, tras el inicio de la construcción de las potentes centrales hidroeléctricas en los ríos siberianos la mayoría de proyectos de desarrollo electroenergético quedó congelada. Ahora estos proyectos se están restableciendo.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.