“La mujer rusa sacrifica la comodidad a la hora de vestir”

El diseñador Manuel Mota y la modelo Karolina Kurkova, en el desfile de presentación de la colección 2013. Fuente: Pronovias

El diseñador Manuel Mota y la modelo Karolina Kurkova, en el desfile de presentación de la colección 2013. Fuente: Pronovias

Su nombre va indefectiblemente ligado al de Pronovias, empresa a la que le unieron más de 20 años de su vida y trabajo. Sin embargo, Manuel Mota se hizo un nombre propio en el mundo de la moda nupcial. Sus diseños vaporosos o entallados; clásicos o atrevidos; con predominio del color blanco y con encaje siempre que se pueda –era su tejido preferido- llegaron al mercado ruso hace siete años. Rusia Hoy tuvo el privilegio de poder hablar con él sobre moda y sobre la mujer rusa días antes de su fallecimiento, a los 46 años.

¿Qué acogida están teniendo sus colecciones en Rusia?

Estamos teniendo una gran acogida. Rusia se ha convertido en un mercado muy grande con una gran demanda de moda y con gran disponibilidad de capital. 

¿Es diferente el gusto de la mujer rusa que el de la española?

Nos encontramos con una mujer muy interesada en moda, sin miedo a arriesgar y por la situación económica de auge, tiene más predisposición a gastar dinero en moda. La mujer española tiene un gusto más clásico y es más reacia a experimentar. 

¿Sus diseños son totalmente internacionales? ¿Se venden igual en cualquier lugar del mundo o de alguna manera se adapta a la mujer o al país donde van destinados?

Los vestidos son totalmente internacionales, ya que las tendencias no entienden de fronteras, pero sí que hay veces, sobre todo en los vestidos de novia, que cada país tiene sus costumbres propias y hay que adaptarse. 

¿Conoce algún diseñador ruso de su gusto? ¿Alguno, en concreto, de moda nupcial?

Conozco a dos diseñadores importantes, Valentín Yudashkin y Slava Zaytsev. Pero del sector nupcial no tengo el placer de conocer. 

¿Cómo viste la mujer rusa de hoy en día?

La mujer rusa sacrifica la comodidad a la hora de vestir. Es elegante, presumida, le gusta llevar marcas, enseñarlas y resaltar su feminidad. 

¿El estilo de moda (o, más bien, de no-moda) soviético ha quedado del todo superado?

Según el lugar sí que ha quedado superado. Hay un gran contraste entre lo que se lleva en las ciudades cosmopolitas con lo que se lleva en los pueblos alejados de la gran ciudad. Lo que sí que es cierto es que está más superado por parte de la mujer que del hombre, pues es difícil encontrarse con mujeres vestidas al estilo soviético. 

¿Qué cree que hay de cierto en el mito de la belleza de la mujer rusa?

No es que lo crea, es que lo hay. Prueba de ello es la cantidad de veces que Pronovias ha contado con modelos rusas en sus desfiles, pues es evidente que tienen una belleza especial. 

Usted eligió para la presentación de la colección 2013 a una modelo, no rusa, pero sí eslava, Karolina Kurkova. ¿Por qué?

Karolina se ha convertido en amiga de la marca desde la primera vez que desfiló para Pronovias y la colaboración ha seguido durante estos años. Además de ser una top model de reconocimiento internacional es muy afín a la marca y representa muy bien el estilo y los vestidos de la firma. 

Por cierto, le felicito por el diseño del vestido de flor que cerraba el desfile. Lo encuentro simplemente maravilloso. ¿Las novias se atreverán con él?

Muchas gracias. Esperemos que sí. Cuando se diseña una colección el objetivo principal es verla plasmada en las novias reales. 

¿Han notado la crisis de alguna manera? ¿Han vendido menos? ¿A la hora de diseñar, han apostado por modelos más modestos? ¿O la gente no escatima el día de su boda?

El vestido es una de las partes más importantes, por no decir la más importante, para una novia, por lo que, en el caso de tener que reducir gastos, normalmente se reduce en otras partidas antes que en el vestido. 

Le voy a decir varios elementos de los vestidos de novia y usted me dice si los considera imprescindibles:

El color blanco: No es imprescindible, pero es el color por excelencia de las novias.

El velo: Hasta ahora era el complemento estrella, pero cada vez más se sustituye por tocados y capas.

El tacón alto: Esto depende completamente de la novia, aunque lo que prima en el día de la boda es la comodidad para poder disfrutar de ese gran día.

La joyería: Está totalmente supeditada al diseño del vestido y al gusto de la novia. Nosotros siempre recomendamos que las joyas queden en un segundo plano para dejar toda la espectacularidad al vestido. 

Viendo su colección, es evidente que la novia no tiene por qué ir de largo, pero ¿no considera que un vestido largo –más aún si es de novia- es más elegante?

Depende del gusto y del estilo de cada novia. Cada vez más se demandan vestidos cortos, pero por el simple hecho de que las tendencias han cambiado. Siempre se tendrá en cuenta el tipo de boda que se está preparando, si es de día o de noche, en el campo o en la ciudad… 

¿Cómo tiene que ser un buen vestido de novia?

Un buen vestido de novia tiene que encajar perfectamente con el estilo y la personalidad de la novia, que esté cómoda y que no se sienta disfrazada, esto es lo más importante. 

¿El vestido de novia tiene que ser recatado?

No tiene por qué. Como ya he dicho, el vestido tiene que ser el reflejo del estilo de la novia y dependerá del tipo de boda, siempre hay que encontrar el equilibrio. 

El desfile de la colección 2013 se puede ver entero en este enlace