Katsikaris, nuevo seleccionador ruso de baloncesto

Fotis Katsikaris, nuevo seleccionador de baloncesto ruso. Fuente: Bilbaobasket.biz

Fotis Katsikaris, nuevo seleccionador de baloncesto ruso. Fuente: Bilbaobasket.biz

El entrenador griego Fotis Katsikaris (Korydallos, 1967) se hará cargo del banquillo de la selección rusa de baloncesto, así lo anunció en los últimos días del año Alexandr Krasnenkov, presidente de la Federación (FRB). El técnico heleno, actualmente al frente del Bilbao Basket, sustituye en el cargo al estadounidense David Blatt, tras seis años de éxitos en el banquillo ruso: oro en el Eurobasket de 2007, bronce en el de 2011 y en los JJOO de Londres 2012.

Según versión oficial su marcha, anunciada hace algunos meses, se debe al final de un ciclo, con la intención de concentrarse en sus labores como entrenador del prestigioso Maccabi Tel Aviv. La versión no oficial habla de diferencias económicas. Blatt, uno de los entrenadores más reputados del baloncesto continental y con un caché acorde, rechazó la oferta de renovación a la baja que le presentó la Federación.

Una oferta en concordancia con la orden dada por el Kremlin a todas las federaciones deportivas nacionales de reducir la inversión en sueldos de seleccionadores, especialmente extranjeros, tras el escándalo con el holandés Dick Advokaat: ex seleccionador de fútbol, cesado tras la Eurocopa y que cobraba 7 millones anuales por 4 meses de trabajo.

Aunque la primera opción de la FRB para sustituir a Blatt era un compatriota, lo cierto es que a día de hoy no hay ningún entrenador ruso que dé la talla para el cargo, ninguno dirigiendo en la élite continental. Así, se pensó en Katsikaris como apuesta continuista… pero más asequible. “Cuando me llamaron de la Federación me dijeron que por mi filosofía era el entrenador adecuado. Como profesional trabajas para esto, por un reconocimiento como es dirigir una de las selecciones más poderosas del mundo.

El baloncesto ruso está en crecimiento, tal como mostró el equipo en los pasados Juegos Olímpicos de Londres. Mi objetivo es continuar con ese progreso”, declaró Katsikaris, cuyo nuevo contrato con Rusia se extiende hasta los JJOO de Río’16.

Al técnico heleno, al igual que a Blatt, le precede fama de entrenador dialogante con el jugador, en contraste con el perfil de sargento balcánico que tanto abunda en el baloncesto europeo. El principal logro de su joven pero prometedora carrera fue clasificar al Bilbao Basket entre los ocho mejores equipos del continente (Euroliga) la temporada pasada, eliminado 3-1 por el CSKA de Moscú en cuartos de final.

Katsikaris, que se formó baloncestísticamente en el AEK de Atenas (junto al maestro  Dusan Ivkovic), dirigió al Dinamo de San Petesburgo en el curso 2005-06, sustituyendo en el cargo… precisamente a David Blatt. ¡Qué pequeño es el mundo!

El primer compromiso oficial de Katsikaris al frente de Rusia será el próximo septiembre, en el Eurobasket de Eslovenia. Su nombramiento como seleccionador ruso no afecta en principio a su puesto como entrenador del Bilbao, pues la Federación aceptó que pudiese compaginar ambos cargos (como ya hiciese David Blatt). “Fotis estará al frente de la selección de Rusia durante el verano y luego volverá a su club. No hemos insistido en que tenga dedicación exclusiva”, explicó Krasnenkov, presidente de la FRB. Katsikaris también ha tenido palabras de agradecimiento para el Bilbao Basket: “Desde el principio el club me dio permiso. Creemos que es bueno para todas las partes”.

Sin embargo, hay un tercer actor en la película que sí ha puesto pegas a que el entrenador heleno compagine ambos puestos: la liga española (ACB). Según su normativa, ningún entrenador jefe puede alternar dos puestos de trabajo. Existen precedentes de técnicos que burlaron la norma (Aíto Gª Reneses y Jasmin Repesa). Como las competiciones por selecciones son en verano (justo cuando descansa la actividad en los clubes), es factible tener dos contratos sin fechas que se pisen, es decir, sin compaginar oficialmente dos trabajos.

“El 30 de junio rescindiremos el contrato y al día siguiente firmaré con la Federación rusa hasta el final del torneo. Vamos a hacer todo bien. No es porque sea yo en este caso, pero creo que esa norma es muy antigua y debería ser valorada otra vez. También es bueno para la ACB que sus técnicos tengan proyección internacional”. Pero a la organización de la ACB no le hace demasiada gracia la idea y el día de Nochebuena emitió un comunicado amenazando con retirar a Katsikaris la licencia de entrenador en su competición en caso de dirigir a Rusia en verano. El conflicto, todavía sin solución, amenaza con enquistarse.