Niños que ganan dinero jugando

El proyecto Masterslavl consiste en una ciudad en miniatura donde los más pequeños aprenden diferentes profesiones. Fuente: Press Photo

El proyecto Masterslavl consiste en una ciudad en miniatura donde los más pequeños aprenden diferentes profesiones. Fuente: Press Photo

En marzo en Moscú se abrirá una ciudad completa para niños, donde los niños de cuatro a catorce años podrán probar distintas profesiones y acostumbrarse al dinero, no solo para gastarlo sino también para aprender a ganarlo.

Los niños de hoy en día no suelen soñar con diferentes profesiones, como lo hacían sus padres que esperaban convertirse en astronautas, médicos o conductores de autobús. 

Además, muchos no valoran el precio del dinero y no entienden si 100 dólares por un juguete es mucho o poco. El proyecto Masterslavl se ha creado para ayudarles tanto a ellos, como a sus padres. 

Cuando se inaugure la próxima primavera, será un parque temático, donde los niños podrán aprender diversas profesiones, ganar dinero y gastarlo aquí para entretenimiento o aprendizaje futuro. 

Masterslavl es una ciudad: 6.000 metros cuadrados, en los que hay alrededor de 60 edificios e instalaciones urbanas. 

Hay un banco, una estación, un teatro, un hospital, una universidad, una estación de bomberos, etc. Aquí los niños pueden aprender cualquier oficio e incluso trabajar. De hecho, es una diversión y un aprendizaje al mismo tiempo. 

Según los creadores, los visitantes de Masterslavl, deben llegar a comprender por propia experiencia de dónde viene el dinero, la importancia de la educación y qué profesiones existen. 

Al mismo tiempo, tuvieron en cuenta que la educación fuese inclusiva, y los  niños con discapacidades podrán aprender y trabajar con todos los demás. 

La estancia en el parque se desarrolla de la siguiente manera: los padres comprar una entrada por 20 euros compran una entrada al niño para uno de los dos turnos diarios (cada turno es de cuatro horas). 

En la entrada, el joven ciudadano de Masterslavl recibe en sus manos la moneda local: 80 talentos de oro que puede gastar en entretenimiento o educación. 

Los precios en la ciudad son diferentes, pero el cheque promedio es de alrededor de veinte talentos. La educación en los talleres consiste en tres etapas de desarrollo de la profesión: conocimiento básico para principiantes, clases magistrales y cursos de orientación profesional.

Tan pronto como el joven ciudadano de Masterslavl llega a la ciudad en un tren especial, se dirige al banco a cobrar el cheque y al servicio de empleo para saber qué vacantes hay. 

El niño aprende y puede ganar 'dinero'. Después de haber aprendido, puede ganar aún más  y gastar más en ocio. 

Los padres experimentados pueden imaginar que su hijo se encuentra en la calle, confundido y sin un céntimo porque en los primeros diez minutos se lo ha gastado todo en entretenimiento y no le ha quedado dinero para el aprendizaje. 

Pero esta opción está excluida. Como aseguran  los creadores del proyecto, ganar talentos en Masterslavl es simple. Se puede hacer algo sencillo, por ejemplo, recoger el taller después de las clases o realizar alguna tarea más difícil que requiera una formación previa. 

En cualquier caso, el niño no se quedará sin supervisión, si tiene algún problema o simplemente se aburre, inmediatamente se ocuparán de él los colaboradores del proyecto. 

“Está dirigido a niños de cuatro a catorce años. Y también tenemos un área de descanso para los más pequeños. Nuestro personal jugará con los niños y los padres pueden incluso ponerlos a dormir. Pero hasta cuatro años, el niño no podrá asistir a los talleres”, dice Vitali Survillo,  autor de la idea y líder del proyecto. 

Aun así, es difícil calmar la imaginación del preocupado padre. ¿A qué se dedicarán los niños si se les da dinero? ¿No caerán en la especulación, el fraude, o incluso el bandidaje? Además, en la ciudad hay una policía infantil, y ¿por qué iba a haber policía sin bandidos? 

“Por supuesto, que hemos pensado en esto. El sistema de recompensas puede despertar en los niños pensamientos ilícitos, ya que copian a los adultos en todo. Vamos a tratar de evitar estas posibilidades. Nuestro dinero está protegido contra la falsificación, y todos los avances, logros y costos del niño se registran en un ordenador. Todo el sistema financiero es absolutamente transparente”, dice Vitali Survillo.

Los autores del proyecto dicen que todos los sistemas se pondrán a prueba y se corregirán sobre la marcha, ya que el proyecto no tiene análogos en el mundo. 

Existe una red mundial de centros de entretenimiento, Kidzania, pero, según Vitali Survillo, ahí, el trabajo de panadero, de bombero o  policía se presenta como una atracción de entretenimiento que es siempre la misma. 

Y Masterslavl tiene como objetivo que los niños descubran nuevas profesiones y las perfeccionen y las habilidades adquiridas las puedan aplicar en la vida diaria y en su futura carrera. 

Los desarrolladores del proyecto han invertido cerca de 10 500 millones de euros, y planean que la ciudad la visiten 500 000 personas al año. 

En la plantilla de Masterslavl hay más de 200 empleados. La ciudad de las atracciones está construida en la Evolution Tower del centro comercial  Moscow City. 

Vitali Survillo ya tiene planes para extender la experiencia de Masterslavl a otras ciudades, aunque en las regiones no habrá parques tan grandes. “Allí tendremos que hacer una adaptación a la cantidad de niños y a la solvencia de sus padres”.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.