El patriarca ortodoxo ruso insta a los popes a renunciar a los coches caros

"Debiéramos pensar en emplear medios de transporte que no puedan ser utilizados por algunos malévolos para desprestigiar al clero", dijo el cabeza de la IOR, citado por la agencia RIA-Nóvosti en una reunión de obispos celebrada en Moscú.

Kiril hizo un llamamiento a la moderación y a tener actitudes sensatas para echar por tierra las acusaciones de gusto por el lujo que penden sobre la Iglesia y el clero.

En los últimos meses medios informativos y blogueros rusos han reprochado al clero las comodidades con que vive y, en particular, y su gusto por los coches caros, sobre todo después de que varios sacerdotes se vieran implicado en accidentes cuando conducían automóviles de lujo.

El patriarca ortodoxo indicó que muchas veces los sacerdotes reciben de regalo esa clase de coches, pero recalcó que incluso en esos casos "hay que pensárselo veinte veces".

"No quiero dar recomendaciones, pero hay vehículos japoneses y coreanos y algunos europeos, que no son inferiores en confort y seguridad, y son marcas que nunca figurarán en las noticias", dijo.

Hace unos meses el propio patriarca estuvo en el punto de mira de los medios debido a un reloj de pulsera que llevaba, valorado en 30.000 dólares y que recibió de regalo hace años

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.