Objetivo: aumentar el número de estudiantes extranjeros en las universidades rusas

la Universidad de la Amistad de los Pueblos. Fuente: Petr Chernov / RIA

la Universidad de la Amistad de los Pueblos. Fuente: Petr Chernov / RIA

El gobierno de Rusia planea aumentar la cuota de estudiantes extranjeros en las universidades. El objetivo es pasar de 10.000 a 15.000 personas, a costa del presupuesto público. Dmitri Livanov, ministro de Educación y Ciencia de Rusia, hizo estas declaraciones en el tercer foro de licenciados extranjeros en las universidades rusas y soviéticas. Este evento se ha convertido en uno de los acontecimientos internacionales más importantes del año, ya que reunió cerca de 900 participantes de diferentes países. Un tercio de ellos latinoamericanos.

En el foro participó un número récord de licenciados extranjeros en universidades soviéticas y rusas, concretamente 888. Una aplastante mayoría de ellos eran latinoamericanos. También había personas de África y de Europa. 

El presidente Vladímir Putin, se dirigió a los participantes: "Hoy en día más de un millón de personas de 160 países del mundo aplican conocimientos obtenidos en nuestro país. Los licenciados de las universidades rusas y soviéticas se han convertido en especialistas de alta cualificación, empresarios, políticos y actores sociales. Vuestros logros son un argumento de peso para que los ciudadanos extranjeros que se decidan por las universidades rusas". 

De hecho, en muchas ocasiones estos licenciados suponen un sólido lazo de unión entre su país de origen y Rusia. Debido a su conocimiento, expanden entre sus compatriotas, a veces sin darse cuenta, la lengua rusa y el interés por el país. 

El primer Foro Internacional de Licenciados extranjeros tuvo lugar en 2003 y reunió a cerca de 500 delegados. El segundo se celebró en 2007. Hubo representantes de más de 110 países. La sede de estos encuentros es la Universidad de la Amistad de los Pueblos. 

Los objetivos del foro eran difundir y apoyar la imagen de Rusia como una potencia educativa, atraer estudiantes extranjeros a las universidades rusas y reforzar  los vínculos entre los licenciados. Aunque el más destacado de todos consistía en era apoyar la promoción de la lengua rusa.  

"Hoy en día en el territorio de Rusia hay 750 centros educativos donde estudian alrededor de 250.000 estudiantes de 150 países. Al mismo tiempo,  más de 40.000 personas reciben educación superior a cuenta del presupuesto federal de nuestro país", dijo el ministro de Educación y Ciencia de Rusia, Dmitri Livanov, en la apertura del foro. 

Añadió que en el mundo actual se da una competencia por los estudiantes. Por eso el gobierno, además de aumentar la cuota de estudiantes extranjeros en las universidades rusas a cuenta del presupuesto de 10.000 a 15.000 personas, ha presentado un proyecto de ley para la mejora de la situación jurídica de los ciudadanos extranjeros. Se pretende facilitar la obtención de un visado de estudios y ampliar las posibilidades de encontrar trabajo.  

El viceministro de Construcción de la República Dominicana, Rigoberto Santos Hilario, licenciado en 1989, por la facultad de ingeniería de la Universidad Rusa de la Amistad de los Pueblos, tiene plena confianza en que estos planes tengan éxito y comenta: "¿Por qué las universidades rusas son tan populares en Latinoamérica? No es solo por una cuestión de tradición, aunque esta ya exista desde hace más de 50 años. 

La razón principal es la alta calidad de su formación, sobre todo la científica y tecnológica. 

Hoy en día en los países de la región viven miles de especialistas universitarios que son licenciados de universidades de Rusia y de la Unión Soviética. En la República Dominicana han sido estas manos las que han construido los canales, acueductos, centrales hidroeléctricas, escuelas, centros deportivos o los palacios de cultura. Todo esto sería imposible sin los conocimientos obtenidos aquí, en este país. Nuestra juventud ve todo esto y por eso intenta estudiar en Rusia". 

La peruana Victoria Paz, licenciada de la facultad de historia y filología de la RUDN, en 1981, considera que hoy en día en Latinoamérica es imprescindible crear institutos especializados donde se pueda estudiar ruso. 

Por su parte, el colombiano, Rubén Darío Flóres Arcila, licenciado en 1983, declaró que enviará a sus nietos a estudiar a Rusia. Está convencido de que Rusia les dará unos años de estudiante inolvidables y que los profesores rusos harán de ellos mejores personas.