El equipo Marussia F1 Team: el primer equipo ruso de la Formula 1

En noviembre de 2012 el primer equipo ruso de Fórmula 1, Marussia F1 Team, cumplió 3 años. Fuente: ITAR-TASS

En noviembre de 2012 el primer equipo ruso de Fórmula 1, Marussia F1 Team, cumplió 3 años. Fuente: ITAR-TASS

Sería más correcto, sin embargo decir que el equipo es anglo-ruso. En 2009 el multimillonario Richard Branson se convirtió en patrocinador del nuevo grupo de carreras Manor Grand Prix. Así fue cómo surgió el equipo Virgin Racing. Pero en noviembre de 2010 la empresa rusa Marussia Motors, que produce los primeros coches deportivos rusos, compró un significativo paquete de acciones del equipo de carreras de Fórmula-1 Virgin Racing. Ese es el momento en que se considera que apareció el equipo de Formula-1 ruso. Su nombre definitivo Marussia (el nombre Marusia es el diminutivo cariñoso de María) tan solo apareció en 2012.

Marussia compite bajo bandera rusa. El director del departamento de ingenieros del equipo es el popular comentarista, campeón nacional de automovilismo a nivel internacional (y también presidente de Marussia Motors), Nikolai Fomenko.

El resto del equipo Marussia F1 es internacional. Lo dirigen los ingleses Andy Webb, John Booth y Graeme Lowdon. Los principales pilotos del equipo son: el francés Charles Pic y Timo Glock de Alemania.

Los coches tampoco son, como se podría esperar, rusos. Marussia Motors colabora con la empresa inglesa Cosworth. Una de las facetas de esta colaboración es el trabajo conjunto con el equipo Virgin Racing. Este equipo se creó en 2009. En muy poco tiempo se construyó un coche. Se le instaló el motor de la empresa Cosworth con el que Marussia Motors tenía una colaboración tecnológica.

"La creación del equipo realmente fue algo inesperado", nos dice el famoso comentarista de Formula-1 ruso, Alexéi Popov. "Yo pensaba que no era nada más que una campaña de marketing del motor de Cosworth. Otra cosa es, desde mi punto de vista, que después de haber hecho la empresa oficialmente rusa, los dueños no hayan tomado una línea de rusificar, aunque sea paulatinamente, el personal. No hay ni un solo trabajador ruso en el circuito todavía. Es una pena..."

Sin embargo la dirección de Marussia F1 Team reconoce que le gustaría hacer el equipo "más ruso", Andy Webb dijo: "Los rusos tienen una gran fuerza y unas grandes tradiciones, son jóvenes y muy fuertes mentalmente para abrirse camino en el mundo. Lo veo por todos sitios. Es un país en movimiento. Esto es realmente bueno para que la Formula-1 avance.

Rusia tiene una buena experiencia y realmente podemos usarla". Entre los planes del equipo se encuentra contratar a ingenieros rusos parar la construcción de los coches del Marussia F1 Team.  Para esto se ha desarrollado un programa en Oxford gracias al cual especialistas rusos podrán estudiar en Gran Bretaña. "Si queremos ser un equipo ruso necesitamos que Rusia participe más en él: en la ingeniería, en el marketing, en la mecánica", dice Webb.

"Mi objetivo es que por lo menos un 10% del equipo sea ruso. Ahora mismo solo tenemos el 1%". Además de eso en el aire está la idea de que el piloto del equipo debería ser ruso. La verdad es que Andy Webb calló cuando le preguntaron que quien sería y prefirió ocultar sus cartas hasta el 2014.

Actualmente el equipo tan solo acaba de empezar a correr. Los resultados no se puede decir que sean muy impresionantes. En la temporada 2012 el equipo no ha pasado del puesto 12 (en el Gran Premio de Singapur). Ahora Marussia ocupa el décimo lugar de doce participantes en la copa de constructores y quedan solo tres carreras para el final de la temporada. Sin embargo la dirección del Marussia F1 team ha reconocido en múltiples ocasiones ante diferentes medios de comunicación que en el momento actual el objetivo no solo es ganar sino ponerse a punto y solo dentro de 3-4 años intentar hacer algo serio.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies