Mijaíl Fridman elegido empresario del año por Forbes

Mijaíl Fridman elegido empresario del año por Forbes. Fuente: Kommersant

Mijaíl Fridman elegido empresario del año por Forbes. Fuente: Kommersant

Forbes ha nombrado a los ganadores de siete categorías en las que señala no sólo los éxitos, sino también los fracasos. El mayor fiasco del año ha sido la derrota de Borís Berezovski en su litigio contra Román Abramóvich. Con este ránking Forbes busca promover en Rusia la idea del negocio y el éxito empresarial, según reconoce la redacción.

La revista Forbes ha nombrado al “Empresario del año”. En su lista figuran siete categorías y la redacción ha escogido a los ganadores. El criterio principal para el éxito es el dinero ganado, y también se han tenido en cuenta las consecuencias de las decisiones de los empresarios rusos.

El empresario del año ha sido Mijaíl Fridman gracias a la transacción de absorción de la compañía petrolera TNK-BP por la empresa estatal Rosneft. Fridman y sus socios batieron un récord absoluto ruso al pactar la venta de su parte en la compañía por 28.000 millones de dólares.

En la categoría “Pioneros de año”, que distingue a los empresarios dispuestos a lanzarse a empresas arriesgadas, ganó el principal ginecólogo de Moscú, Mark Kurtser. Según Forbes,ha demostrado que en Rusia se puede crear una compañía pública por menos de 1.000 millones de dólares ofreciendo servicios médicos.

El “Filántropo del año” ha sido Alisher Usmanov que ha destinado a causas benéficas más de 150.000 millones de dólares.

El ganador en la categoría “Fiasco del año” ha sido el fundador del conocido grupo de inversión Renaissance Capital, Stephen Jennings.

Borís Berezovski,  que ha perdido este año un juicio en un tribunal de Londres contra Román Abramóvich, ha quedado segundo en esta categoría.

La revista intenta promover el sector de los negocios, que ha perdido popularidad como profesión en la sociedad rusa, declaraba la redactora jefe de Forbes, Elizaveta Osetínskaya.

“Hemos decidido concentrarnos en todos los aspectos de distintos modelos de negocio. Para nosotros, el principal objetivo ideológico es la promoción del negocio, del éxito, ya que en la actualidad esta profesión no es precisamente la de mayor popularidad.

Queremos dar repercusión al proyecto más innovador, al fracaso más dramático. Porque tampoco existe un proyecto sin fracasos, son lo más normal. El fracaso se debe tratar con la mayor comprensión.

Me atrevería a decir que aquí los empresarios tienen menos derecho a equivocarse que en Estados Unidos. A nosotros nos gustaría que esto cambiara”, comentaba Osetínskaya.

El valor de este ranking es bastante cuestionable según el experto independiente en finanzas y economía Alexánder Trifónov.

"No creo que este tipo de rankings tengan ningún tipo de validez para los negocios. Se trata de una lista que pone de manifiesto el estatus, la situación comercial, los recursos financieros o la fama de uno u otro empresario.

En primer lugar, esta lista de Forbes es una cuestión de tradición, de un deseo de llamar la atención. Es una cuestión de mercado y de ampliar la popularidad de su tirada. No creo que esto tenga ninguna utilidad para los empresarios ni para la comunidad de los negocios en general”, asegura Trifónov.

El mayor hedonista del año y ganador en la categoría Forbes Style ha sido Román Abramóvich. 

Artículo publicado originalmente en Kommersant.     

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies